NACIONAL

El cese tan rápido de Eduardo Domínguez no es un caso inédito

Marcelo Bielsa, Carlos Bilardo, Víctor Púa y Gustavo Díaz son algunos de los entrenadores que también duraron menos de diez partidos oficiales.

Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

La decisión de Nacional de cesar en su cargo al argentino Eduardo Domínguez, con apenas ocho partidos oficiales disputados, no es un caso inédito en el mundo del fútbol. De hecho, hay situaciones más llamativas, porque hubo entrenadores que ni siquiera lograron asumir la conducción de su equipo en un cotejo, como por ejemplo ocurrió con Marcelo Bielsa en la Lazio en el año 2016.

Bielsa, en aquella ocasión, fue el que tomó la determinación y renunció a su cargo de DT de la institución italiana porque no se cumplió con sus peticiones "antes del inicio del trabajo".

Esa no es la única experiencia breve del "Loco" con un equipo. El técnico argentino fue contratado por el Espanyol en 1998 y en su primer equipo europeo duró nada más que 6 partidos. Fue despedido y se fue a la Selección argentina.

En España hay más ejemplos de proyectos breves. Y en grandes clubes, como sucedió con José Antonio Camacho en el Real Madrid en 2004.

Ese DT a Florentino Pérez le duró solo 6 partidos oficiales. Después de dos derrotas consecutivas se terminó el vínculo.

Otro argentino que tuvo un pasaje efímero por un club español fue Carlos Bilardo. En su segunda temporada (1996/97) su permanencia en el banco fue fugaz. De los cuatro partidos que enfrentó como técnico, tan solo uno finalizó con la victoria sevillista.

Hay técnicos uruguayos que también duraron menos de lo que pudo sostenerse Eduardo Domínguez en Nacional. Por ejemplo, Víctor Púa renunció en Rosario Central después de dirigir nada más que dos partidos. En el año 2011 Central perdió con Arsenal 3-1 y el clásico con Newell's 1-0 y renunció a su cargo.

Gustavo “Chavo” Díaz, en tanto, apenas pudo dirigir tres partidos oficiales en Guaraní en el año 2013. Dos empates en el Torneo Clausura (Cerro Porteño y Rubio Ñú) y otro empate en el partido de ida por Sudamericana ante Oriente Petrolero lo dejó afuera del club.

Hay muchos más casos de entrenadores que no llegaron a diez cotejos seguidos como técnico de un club. Uno de ellos es el de Quique Sánchez Florez que en el Getafe en 2015 apenas consiguió orientar al equipo en siete cotejos. Tres victorias y cuatro derrotas originaron su despido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)