VEA EL VIDEO Y LA FOTOGALERÍA

Cerro fue un volcán

Tras el tercer gol de Peñarol se desató la locura y hubo incidentes entre hinchas locales y la Policía.

Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

A ntes y durante gran parte del partido, se vivió un clima de fiesta en el Tróccoli. En las tribunas, los cantos de las hinchadas jugaban su partido.
“Me parece que Cerro se va pa’ la B... me parece que Cerro se va pa’ la B... para nunca más volveeeeeerrrr”.

En la Tribuna Paraguay, donde estaba el grueso de la hinchada de Peñarol, el canto se desató con fuerza después de segundo gol. Luego del puntazo de Zalayeta. Ese fue el golpe de gracia para un Cerro que ya estaba malherido por el gol de Sandoval.

“Ay ay ay ayyyyy... no tengas miedo podes cantarrrr”, respondía la hinchada de Cerro desde la Tribuna Chile, la otra cabecera del Tróccoli.
Hasta ahí, todo transcurría dentro de los cánones habituales en un partido de fútbol. Pero cuando Luis Aguiar anotó el 3 a 0, se desató la locura.


“Abran las puertas que los p.... ya se van.... abran las puertas que los p... ya se vannn”, cantaban los hinchas de Peñarol después que algunos parciales de Cerro, dolidos y resignados abandonaban el Tróccoli.
En ese momento, la hinchada albiceleste sacó a relucir una enorme bandera de Peñarol, como si fuese un trofeo de guerra. Y el canto provocó la rápida reacción policial: “¡¡Veni a buscarla la p... que te p.... vení a buscarla la p... que te p....!!”.... cantaron los hinchas albicelestes. Y allí se desató el caos, la violencia, los incidentes.

Un grupo de efectivos policiales ingresó a la tribuna para quitar la bandera, pero fueron rodeados. Apedreados y cercados. Fueron agredidos con tres bengalas y sólo pudieron resguardarse tras sus escudos, de espaldas al muro de la tribuna.

Cuando parecía que la Policía abandonaba el lugar, los hinchas corrieron detrás. Pero fue una estrategia, porque en ese momento ingresaron más policías, con palos y cascos, y ahí se generaron los incidentes. Hubo corridas, golpes, respuesta de los hinchas y pedreas hacia la Policía.
En la cancha, Ubríaco deba por finalizado el partido, no sin antes dialogar con la guardia policial y los capitanes.

El Cerro pasó a ser un volcán en plena erupción. Los inadaptados de siempre, volvían a salirse con la suya, mientras el grueso de la parcialidad albiceleste miraba atónita lo que sucedía.

Afuera, otra vez el caos y las corridas. La rápida respuesta policial evitó males mayores.

Pero el daño ya estaba hecho. El partido se terminó a los 80 minutos. Ganó Peñarol. Perdió el fútbol.

“Trapos” en los tejidos e hinchas en el muro

La Tercera de Peñarol saludó con los brazos en alto a la Tribuna Paraguay, donde estaba el grueso de la hincahda. Los dirigidos por el “Bola” Lima terminaban de ganar 3-2 después de estar abajo 2-0. En ese momento, por los altavoces del estadio, se pedía que los hinchas descolgaran las banderas de los tejidos. Tanto la hinchada de Cerro como la de Peñarol, habían colgado sus “trapos” (como ellos mismos los llaman) y no movieron ni un dedo para sacarlos. También se pidió a los hinchas auirnegros que bajaran del muro de la cabecera, “porque el encuentro no iba a comenzar”. No hicieron caso, y pese a que se demoró el inicio del juego, finalmente se disputó. Los malos hinchas ganaron una vez más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)