TORNEO CLAUSURA

Cerro 0-Nacional 1: ¿Jugar bien? Para qué, si tiene a Bergessio que soluciona todo

El tricolor volvió a ser el de siempre: decepcionante desde lo futbolístico, pero eficaz en el resultado. Llegó a 11 partidos sin perder y quedó a dos puntos del líder.

Gonzalo Bergessio
Gonzalo Bergessio y su grito de gol en el Tróccoli tras el 1-0 a Cerro. Foto: Estefanía Leal

Y ahí va Nacional, a los tumbos pero saliendo siempre bien parado. Con otro gol de Gonzalo Bergessio, quien llegó a los 20 en el Campeonato Uruguayo, venció 1-0 a Cerro y sumó tres puntos que lo dejan más cerca de asegurarse la Tabla Anual y a dos unidades de Liverpool, líder del Clausura al que aún debe enfrentar.

Si durante los primeros 35 minutos del partido un desconcertado preguntaba quiénes jugaban y la respuesta era el primero de la Anual contra el que está por bajar, bien podría haber consultado: ¿Los rojos son los que están por bajar? Sin embargo no, los rojos eran Nacional, el candidato al título, y los de celeste y blanco eran Cerro, los que tienen un pie en Segunda División.

La iniciativa, y desde el primer minuto cuando Rochet le tapó un tiro con destino de red a José Luis Tancredi, Cerro fue más que Nacional. Tuvo la pelota, llevó la iniciativa, pisó más el área rival y presionó la salida impidiendo la salida prolija del tricolor.

Rodrigo Formento
Rodrigo Formento salta y corta un centro tricolor. Foto: Estefanía Leal

El 4-3-3 que planteó Jorge Giordano con el objetivo de ordenar las piezas en virtud de las bajas, no le dio resultado. La presencia de Alfonso Trezza en el lateral derecho no le dio ni la marca ni la proyección que se esperaba y el circuito que podría haber armado con Brian Ocampo nunca se armó. A Nacional le faltó generación de fútbol.

Cerro, en cambio, tuvo un 4-2-3-1 mucho más flexible, con gran movilidad de los delanteros para caer por distintos espacios y sobre todo mucha velocidad en la transición de defensa a ataque.

Alfonso Trezza
Alfonso Trezza en la marca de Izquierdo. Foto: Estefanía Leal

Nacional mejoró recién luego del minuto 35, cuando Giordano ordenó un cambio de sistema a un 4-4-2 con un rombo en la mitad del terreno, con Rafael García como volante tapón por delante de la línea de cuatro y Pablo García detrás de los puntas. Mientras estuvo en la banda izquierda, apretado por la raya, no pesó; pero sí comenzó a hacerlo cuando tuvo más libertad para moverse.

Entonces el tricolor empezó a pisar más el campo rival y a llegar, pero todavía sin claridad. Quedó la sensación de que Nacional regaló, por cuestiones tácticas, los primeros 35 minutos del partido. Ante la tibieza de ambas ofensivas, el 0-0 al cierre del primer tiempo fue más que lógico.

José Luis Tancredi
José Luis Tancredi controla el balón ante la marca de Rafael García. Foto: Estefanía Leal

Ante los desajustes en el funcionamiento que tenía en ofensiva Nacional, apareció el solucionador de problemas: Gonzalo Bergessio. No había tenido ninguna pelota clara de gol, pero a los 51' tuvo la primera y la transformó en gol. Córner de Brian Ocampo desde la derecha, peinada en el primer palo, el capitán tricolor la bajó de pecho y de puntín, estirando su pierna derecha todo lo que pudo, tocó suave para vencer a Formento y poner el 1-0.

Gonzalo Bergessio
Gonzalo Bergessio ya puso el 1-0 y así lo celebra. Foto: Estefanía Leal

A partir de allí cambió todo, porque es como dicen los técnicos: el gol es el principal cambio táctico que tiene el partido. Cerro se puso nervioso, se desordenó, perdió precisión, se desconcentró y si bien se perdió en forma increíble el empate casi enseguida de recibir el gol (centro de Izquierdo y cabezazo de Nandín desviado), pudo sufrir dos goles más: tiro libre de Ocampo al travesaño y jugada a toda velocidad y por izquierda del mismo delantero que pisó el área, enganchó hacia adentro, disparó cruzado y Formento mandó el balón al córner con lo justo.

Nacional no jugó bien, pero ganó, está invicto y llegó a 11 partidos sin derrotas; está un paso más cerca de adjudicarse la Anual y hasta se metió decididamente en la pelea por Clausura, pues quedó a dos unidades de Liverpool. Cerro perdió y, por el contrario, está dos pasos más cerca de Segunda División.

La previa

La consigna es una sola para Nacional en su visita a Cerro: ganar. Así, no solo se acercará en la Tabla del Clausura a Liverpool, luego que el negriazul igualara 1-1 con Peñarol, sino que estirará su ventaja en la Tabla Anual, la cual podría dejar prácticamente abrochada.

El tricolor lleva 10 partidos sin perder, en tanto los cerrenses hace cuatro juegos que no ganan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados