cerro

Cerro busca salir del círculo

Refuerzos acertados y jóvenes promesas, las claves del éxito del equipo de Eduardo Acevedo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Williams Martínez festeja un gol junto a sus compañeros. Foto: F. Flores

A estas alturas del Apertura, con la fecha 12 en el horizonte, ya se puede decir que Cerro es una de las sorpresas del torneo al ocupar la tercera plaza de la tabla a sólo cuatro fechas del final. El equipo sabe que su objetivo es seguir sumando en la otra tabla, la del descenso, para no sufrir los agobios de otras temporadas, pero no por ello va a dejar de disfrutar de su presente.

¿Habría llegado a imaginarse algo así su DT, Eduardo Acevedo, cuando retornó al club? "Yo me imagino siempre lo mejor, si no, no dirijo. Es mi concepto de fútbol. La mira siempre tiene que estar alta, yo nunca compito si no es para estar entre los mejores", asegura el técnico a Ovación.

Es lógico que saque pecho, ya que su propuesta futbolística le está dando la razón, aunque al principio tardó en encontrar la regularidad. "Faltaba ritmo. Llegamos al torneo con sólo tres partidos y después las lluvias obligaron a suspender muchas prácticas. Nos pasó a muchos técnicos y yo avisé que el equipo tendría problemas de ritmo por ello", explica el DT villero y añade que los pocos partidos que se juegan en Uruguay obligan a intensificar las prácticas para lograr el tono adecuado: "En otros lugares, los jugadores alcanzan su apogeo a los 30 partidos, justo cuando aquí se terminan".

Acevedo también justifica parte del éxito actual en dos claves: la buena adaptación de los refuerzos que hizo el club, algo que no es fácil por la presión de la hinchada de Cerro ("la más parecida a la de los grandes", dice) y a la potenciación de jóvenes con talento como Lucas Hernández, Urruti, Santa Ana, Barboza o Abisab, con los que se pretende "salir de ese círculo vicioso de los últimos años: peligro constante de descenso y contratación de jugadores de experiencia. Se trata también de dejar capital en el club". Así de claras tiene las ideas Acevedo. Y Cerro, tan contento por ello.

"Los salarios son sagrados"

Cerro no tenía alojamiento en Florida y los dirigentes buscaron la solución que Acevedo les pidió: dormir en un gran hotel en Zona América y viajar poco antes del partido. Se planeó una sóla parada en el camino, a los 45 km, para que los jugadores estiraran las piernas. El DT asegura que siempre tuvo claras las carencias de Cerro, por el que siente un cariño especial, pero sólo le pidió encarecidamente una cosa a los dirigentes cuando asumió: "los salarios de los futbolistas son sagrados y no se pueden tocar".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)