URUGUAYO ESPECIAL

Cero a la izquierda

Peñarol y Plaza Colonia empataron 0-0 en el Suppici y los aurinegros continúan sin poder ganar. Los dirigidos por Jorge Da Silva acumulan 375 minutos sin poder anotar y alcanzó apenas los seis puntos en la misma cantidad de partidos por el Uruguayo Especial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Plaza vs. Peñarol. Foto: G. Pérez

Esta vez pareció diferente. Al menos en el segundo tiempo. Sin embargo, globalmente, en la práctica, a los efectos del resultado -que siempre es lo más importante y al cabo lo único que vale- fue igual que hace cuatro partidos: Peñarol no pudo meter un gol, ayer ni siquiera de penal, y sigue sin ganar; empató con Plaza.

A esta altura, por supuesto, ya entra a tallar en el propio análisis del partido si Peñarol puede empezar jugando de nuevo -como contra Juventud- con un 4-1-2-3 sin un enganche y con Tomás Costa de volante central más retrasado, cuando podría ser el único capaz de filtrar un pase entre líneas para los atacantes y, por ese “ano contra natura” futbolístico, carece de generación ofensiva, sin fabricar ni una situación de riesgo, como pasó en los 45’ iniciales.

De la misma manera, también forma parte del debate si en el complemento, para que se produzca el lógico y necesario ingreso de Novick para cumplir su función natural de enlace debe salir Dibble, que era el que -mal o bien, sin apoyo, entreverado- más exigía a la defensa de Plaza.

Asimismo, y por contrapartida porque es de la responsabilidad y competencia de Da Silva de lo que se está hablando, es claro que “Polilla” no patea penales, que el entrenador no puede correr el caño en el que pegó el remate de Alex Silva, ni que tampoco el técnico es culpable de que Dawson -que sacó un cabezazo del propio Silva con las manos detrás de la raya, pero sin que la pelota la traspusiera totalmente, como exige el reglamento para que se valide el tanto- haya realizado cuatro o cinco atajadas providenciales, todas ellas cuando Plaza ya estaba cansado y recostado con línea de cinco contra su área.

Ahora bien, lo concreto es que a las seis de la tarde del sábado cae el sol sobre el Río de la Plata y, más allá del hermoso espectáculo visual, la postal refleja la realidad de este Peñarol que se va de la cancha como el astro rey en el horizonte: en caída libre, lenta, inexorable.

Es que esta vez pareció diferente, pero fue más de lo mismo: a Peñarol no se le cayó una idea en materia de ataque, como en los 270’ anteriores, que ayer se transformaron en 375’ sin que los aurinegros pudiesen vulnerar los arcos rivales.

El último que convirtió un tanto para el aurinegro fue Miguel Murillo, el mismo que no pudo embocar el penal ayer, a los 75’ en el triunfo 2-0 sobre Fénix. Fue el 3 de septiembre, hace casi un mes. Es mucho. Demasiado. Tanto como para asegurar que, como pasó tras la hora del crepúsculo en Colonia, se le vino la noche: su cero en efectividad, ya es un cero a la izquierda, no vale nada; y menos aún para aspirar a ganar el bicampeonato.

PLAZA COLONIA 0 - PEÑAROL 0 

Estadio: Suppici (Colonia).

Árbitro: Gustavo Tejera. Asistentes: Miguel Nievas y Gino Cottini. Cuarto árbitro: Federico Lovesio.

Plaza: K. Dawson; S. Brunelli, G. Ferreira, R. Fernández, A. Villoldo; N. Rodríguez, M. Bogliacino, M. Caseras, E. Redín (90' G. Padula); A. Torres (86' F. Kidd) y A. Fernández (59' J. Ale Corvalán).
DT:
Leonel Rocco.

Peñarol: G. Guruceaga; A. Silva, C. Valdez, Bressan, M. Rodríguez; N. Nández (45' J. Arias), G. Pereira, T. Costa. N. Dibble (62' H. Novick); G. Rodríguez y M. Murillo (62' M. Murillo).
DT: Jorge Da Silva.

Amarillas: 44' E. Redín (PC); 47' S. Brunelli (PC); 75' J. Ale Corvalán (PC); 76' M. Rodríguez (P). 

Incidencia: A los 49' Kevin Dawson (PC) le tapó un penal a Miguel Murillo (P).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)