INFORME

Centenariazo: No llores por mí, Uruguay

Sin Nacional y Peñarol, el estadio “rejuvenece”: cobra más que antes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estadio. Romano y Baldrich: “Lo mantenemos en estado aceptable, cumpliendo requisitos de la Intendencia, el Cuerpo de Bomberos, y con las partes técnicas vigiladas”. Foto : Marcelo Bonjour

Lógicamente, cuando se va un cliente importante como Peñarol, las recaudaciones van a sufrir una baja; pero se ha creado una especie de mito, de que al irse Peñarol, CAFO entraría en cesación de pagos, porque no tendría ingresos suficientes para mantener el estadio".

Contador honorario de la Comisión de Administración del Field Oficial (CAFO) de 2003 a 2006, presidente hasta 2011, y en ese cargo a partir del 1° de noviembre del año pasado, Enrique Baldrich sabe muy bien de lo que habla; y con cifras o porcentajes, no sólo palabras.

Socios.

"Antes CAFO vivía con las recaudaciones que generaban Peñarol y Nacional; pero con el tiempo esto se fue diluyendo: apareció la TV, en principio produjo una merma en la venta de entradas, y después, ya esto es más reciente, como los clubes se dedicaron a acrecentar su masa social, eso también produjo una baja en la recaudación, porque los clubes cuando son locatarios no le cobran a sus socios, y antes tendrían 10.000, pero hoy tienen 70.000 u 80.000; además de que, cuando son visitantes, como la mayoría de los hinchas son socios, se desacostumbraron a venir (al Centenario) y pagar una entrada. Vienen, pero no con la misma asiduidad y en igual cantidad que cuando son locatarios y no pagan".

La conversación apunta, entonces, a una realidad anunciada y esperada, pero concretada hace una semana, cuando Peñarol inauguró su estadio. A partir de ahí, como desde 2005 Nacional es local en el Gran Parque Central, la interrogante es cómo, ante la falta de las que fueron sus mayores vías de financiación, se va a mantener y sobrevivir el Centenario.

Música.

"A raíz de todo esto que se viene operando desde hace años, CAFO tuvo que cambiar un poco el modelo de gestión, y así en los últimos tiempos hemos producido una serie de espectáculos musicales, el último de los cuales fue el de los Rolling Stones, que produjo un ingreso muy importante; y antes vinieron Paul Mc Cartney, Sabina, Serrat, Guns n Roses…espectáculos que van llenando el vacío de la merma de la venta de entradas, con los que no sólo hemos recuperado parte de lo que se perdió, sino que en los últimos dos o tres años hemos hasta superado los ingresos que teníamos antes".

Antes se fue Nacional. Ahora Peñarol. Y por otra situación complementaria que se viene dando con mayor regularidad en los últimos años, tampoco ninguno de los dos jugará todos sus partidos de visitante en el Centenario. Según el Ec. Ignacio Alonso, secretario de Asuntos Económicos y Financieros de la AUF, "de los 30 que los clubes menores juegan de locales con los grandes por el Uruguayo, hay que descontar 12: Danubio, Defensor Sporting, Wanderers, Cerro, Liverpool y Plaza, que los llevan a sus canchas; así que quedan 18 y, sumando los de las copas, definiciones de torneos cortos, los de verano, finales del Uruguayo, más los cuatro y algún amistoso que la selección juega en el año, en total son entre 18 o 19 y 22 o 23, cuando antes, con los 15 de la Liguilla, no eran menos de 60 o hasta 70 anuales"; y es sobre esa base real, actualizada, que Baldrich explica cuáles son los ingresos de CAFO por los partidos que se disputan en el Centenario.

Baratísimo.

"Cobramos un mínimo para abrir el estadio, y después tenemos un 6% de la recaudación bruta por venta de entradas. El mínimo es baratísimo, mucho más que la gran mayoría del resto de los escenarios: $ 75.000, y yo sé que hay clubes que cobran 5.000 y hasta 10.000 dólares por alquilar la cancha. O sea que si ese mínimo es superado por el 6%, recibimos el equivalente a ese porcentaje. De ahí que los partidos que nos generan ingresos muy positivos son los que juega la selección uruguaya y, como ha sido siempre, los clásicos".

En ese sentido, cabe establecer que en el último partido por las Eliminatorias, la recaudación bruta fue de $ 37.000.000, alrededor de 1.250.000 dólares, de los que a CAFO le correspondieron unos 75.000; que en el clásico del Torneo Apertura se recaudaron $ 13.000.000, cerca de 450.000 dólares, de los que CAFO recibió 27.000; y que, según Baldrich, "la retirada" de Peñarol no implicará un replanteo en la línea de conducción de la comisión administradora del Centenario.

Lista.

"No, porque la pérdida del ingreso de lo que recaudábamos por los partidos de Peñarol, representa un 7% del presupuesto mensual de CAFO, que es de $ 3.000.000, unos 100.000 dólares mensuales, y U$S 1.200.000 anuales. Un 7 en un 100 (US$ 84.000 por año) no es tan importante. Además, están los palcos VIP, que se inauguraron en el 95, pero no se explotaban bien, la mayoría estaban vacíos y sólo se alquilaban para los grandes espectáculos. Los acondicionamos con todas las comodidades, y ahora están siempre ocupados y hasta hay lista de espera para ocuparlos".

El Centenario tiene 16 palcos VIP para 10 personas cada uno, no se alquilan dos que son de la Intendencia y CAFO, y el costo por unidad es de $ 395.000 —US$ 12.000— anuales; lo que significa que el ingreso en ese rubro es de US$ 170.000 por año; y, como agregó Baldrich, "el estadio también se utiliza para filmaciones y publicidades, lo que nos permite seguir bancando un presupuesto importante".

Los partidos de Uruguay. Los clásicos. Los palcos VIP. Los alquileres de locales a entidades privadas bajo las tribunas. Y, sobre todo, el Museo del Fútbol y los recitales (ver aparte). Peñarol se fue, cierto; pero, aunque anciano, a los 85 años el Centenario sigue tan venerable, y financieramente saludable, como antes.

Llamado a la remodelación.

Daniel Martínez y Wilmar Valdez están a punto de firmar el convenio entre la Indencia y la AUF por la concesión del estadio, que venció hace años. El gobierno, la IMM y CAFO darán a conocer en poco tiempo las bases de la licitación para el aggiornamiento del Centenario.

Uno en Corea y 8 en Europa.

"Una multinacional coreana nos visitó y mostró su interés; está esperando que salgan las bases, pues hay otras interesadas. Una de las empresas abarca varios rubros, y uno es construir estadios: Hizo 8 en Europa y el mundialista de Seúl para Corea y Japón 2002" (Baldrich)

¿Nombre de auspiciante?

"Se seguirá llamando Centenario, Monumento al Fútbol Mundial, pero no quiere decir que no pueda tener también el nombre de un auspiciante. No soy arquitecto ni ingeniero, pero una obra así debe andar, al menos, en US$ 50: y se hace en un par de años". (Baldrich)

GENTE Y PLATA.

El Museo y los recitales baten todos los récords.

Romano, para quien el museo "es como un hijo, pues participamos de la idea primaria", destacó el peso de los recitales: "Este año ya tuvimos cuatro: los Stones; Maná y el homenaje a Zitarrosa, que batieron un récord, pues se levantaron dos escenarios al mismo tiempo y hubo dos espectáculos en la misma semana; y Marc Anthony".

Asimismo, agregó que el recital de los Stones "movió los cimientos: se vendieron más de 60.000 entradas, fue el de mayor asistencia en la historia del estadio"; y, sin dar cifras, dijo que "fue el evento artístico que a lo largo de la historia más le dejó a CAFO". Aunque, en otro ámbito, Ovación supo que ese ingreso fue cercano a los 230.000 dólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)