DE VOLEA

De celeste a negro en solo 33 días

DANIEL ROSA

DANIEL ROSA

Hace 33 días nada más Uruguay se despedía de la Copa del Mundo, pero se llevaba solo comentarios elogiosos. Sin Edinson Cavani, La Celeste caía 2-0 ante Francia -a la postre campeón del mundo- en cuartos de final, pero gracias a los cuatro triunfos consecutivos anteriores y con la derrota posterior de Brasil a manos de Bélgica, aseguraba el quinto lugar en el mundo.

Por entonces el mundo fútbol volvía a hablar maravillas de Uruguay, era ejemplo de organización y de conducción. Era el espejo en el que, según artículos periodísticos e incluso dirigentes, debían mirarse (por ejemplo) Argentina y España luego de su debacle mundialista.

Sin embargo, hoy todo cambió. La AUF no es ejemplo porque no puede serlo. La Selección, por suerte, se mantiene aislada, pero el fútbol interno vuelve a estar salpicado por sospechas de corrupción, de operaciones políticas de desacreditación y de extorsión.

La lucha de poder continúa para repartirse una torta cada vez más flaca por culpa de los propios clubes, incapaces en la mayoría de los casos de administrar la pobreza y por eso recurriendo al facilismo de hipotecar su futuro cada vez más para sobrevivir a cambio de dinero por derechos de televisión a larguísimo plazo, ignorando que el pan de hoy es hambre para mañana.

Hace 33 días nada más Uruguay daba orgullo por su selección. Hoy, de vuelta en el fútbol de cabotaje, da pena.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)