SELECCIÓN

La Celeste jugó en un escenario de béisbol

Un puñado de hinchas estuvo junto al seleccionado en el Busch Stadium donde disputó el encuentro frente a Estados Unidos.

Una postal del juego entre Uruguay y Estados Unidos. Foto: @USMNT
Una postal del juego entre Uruguay y Estados Unidos. Foto: @USMNT

Un puñado de uruguayos, con banderas y algunas camisetas de clubes, siguieron el partido de los celestes en Saint Louis, para no dejar solo al equipo incluso en esta ciudad poco futbolera del estado de Misuri.

Una curiosidad de este encuentro de la Selección uruguaya fue el escenario: un estadio de béisbol, sede de los Cardenales de Saint Louis, un equipo de gran trasdición en su deporte. La cancha se ubicaba, casi forzada, en el espacio habitual donde se encuentran habitualmente el infield y el outfield.

Algunas líneas reglamentarias del béisbol se podían ver en el césped, mezcla de natural y artificial. Precisamente, la superficie se mostró muy rápida, al punto que un simple pique de la pelota la dejaba fuera del alcance de los jugadores, lo que complicó algunas acciones de los celestes.

Algunas banderas de Uruguay en el encuentro entre la Celeste y Estados Unidos. Foto: AFP
Algunas banderas de Uruguay en el encuentro entre la Celeste y Estados Unidos. Foto: AFP

El Busch Stadium es un recinto deportivo relativamente moderno, inaugurado en 2006, tras una inversión de nada menos que 365 millones de dólares. Sus instalaciones son funcionales y prolijas. Como ocurre generalmente en los estadiosde béisbol, cuenta con enormes tribunas del lado del “diamante” y gradas más chicas del otro lado.

Y el partido, entretenido pero sin gran vértigo, se pareció al tranquilo discurrir de un partido de béisbol, con el público tomando cerveza y atento al enorme tablero electrónico situado apenas arriba del arco en el cual convirtió su gol Brian Rodríguez.

Tan tranquilo fue el encuentro, que el árbitro costarricense Montero no llegó a sacar tarjetas amarillas (menos todavía rojas), aunque una fuerte entrada de Cáceres en el primer tiempo pudo merecerlo, o quizás Giménez por el penal no sancionado cuando se cerraba esa primera mitad. Más allá del resultado, era una prueba más para ambos equipos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)