PEÑAROL

Para el Cebolla, ¿la selección?

La Celeste volverá a dejar al aurinegro sin su capitán: ¿Cuánto lo sufrió en lo que va del año?

Fotos: archivo El País.
Fotos: archivo El País.

La nueva convocatoria de Cristian Rodríguez a la selección uruguaya lo marginará del encuentro por la octava fecha del Torneo Clausura contra Atenas de San Carlos. Y van...

En lo que va del año el “Cebolla” estuvo en todas las convocatorias de la Celeste y eso lo llevó a ausentarse en distintos encuentros a lo largo del presente Campeonato Uruguayo.

En el Torneo Apertura, por ejemplo, se perdió los partidos contra Atenas (triunfo 2-0) y Danubio (empate 1-1). La ausencia del lacacino (y también en ese momento de Guillermo Varela) rompió los ojos y por eso Leonardo Ramos se la jugó colocándolos desde el vamos cuando recién había regresado al país tras un largo viaje desde China. Volvieron contra Torque, con claras muestras de cansancio, y en un partido donde a Peñarol no le salió nada: perdió 2-0.

En el Intermedio, en tanto, el capitán jugó las dos primeras fechas y después ya se sumó al equipo del maestro Tabárez que se preparaba para el Campeonato del Mundo de Rusia. El “Cebolla” faltó en las victorias contra Boston River (3-0), Atenas (2-1) y Defensor Sporting (3-1) y en la derrota ante Torque (4-3). Asimismo, vale aclarar, que si el mirasol hubiese accedido a la final contra Nacional tampoco hubiese podido contar con él.

Finalmente en el Clausura se reintegró tarde tras sus vacaciones por el Mundial. Se sumó a los trabajos tres días antes del debut contra Racing (empate 1-1). Diego López señaló que necesitaba “descansar física y mentalmente” y por eso ni lo concentró; pero el rendimiento de Peñarol fue preocupante y eso obligó al “Memo” a llevarlo inmediatamente a Curitiba para jugar con Atlético Paranaense por la Copa Sudamericana. Lo puso en el banco y lo mandó a la cancha a los 57’, pero ni su presencia pudo cambiar el trámite del encuentro y Peñarol se volvió con un 0-2 abajo que dejó al equipo con un pie afuera del certamen.

En total, en lo que va del año Peñarol se quedó sin el “Cebolla” en siete partidos (contra Atenas será el octavo). A eso hay que sumarle dos cotejos más en los que no estaba al 100%, pero el club decidió usarlo de apuro tras su reintegro. El cansancio, los viajes, el desgaste mental del que también habló el actual entrenador, lo sacaron de casi una tercera parte de la temporada. Cuando no estuvo, a pesar de que Peñarol también sacó triunfos sin él, lo extrañó.

Implacable. A pesar de que muchos dudaron las condiciones físicas en las que volvería Cristian Rodríguez, el volante se encargó de silenciar todos esos murmullos con rendimientos superlativos.

En 2017 jugó un total de 35 partidos (2.780 minutos) entre Uruguayo (29) y Copa Libertadores (seis). Marcó 15 goles, todos a nivel local, siendo determinante para el aurinegro que terminó ganando el Clausura, la Anual y el Uruguayo.

En 2018 disputó un total de 23 partidos (1.888 minutos) entre Supercopa Uruguaya (uno), Uruguayo (14), Libertadores (seis) y Sudamericana (2). Anotó 14 goles, lo que le da un promedio incluso mejor al del año pasado. Ahora tiene un promedio de un tanto cada 135 minutos y antes uno cada 185.

Además, cabe destacar la importancia que tuvieron algunos de esos goles. Por ejemplo, marcó en tres clásicos y en la final ante Defensor que le dio la tabla acumulada al aurinegro y lo dejó en las puertas de la consagración.

Pesado. A un mes de celebrar sus 33 años, el “Cebolla” es uno de los futbolistas de mayor trayectoria en el actual plantel de la selección.
Defiende a la mayor desde 2003 y desde entonces disputó un total de 110 partidos (11 gritos).

Disputó cuatro Eliminatorias, cuatro Copas América (en la de 2011 fue campeón), dos mundiales y una Copa Confederaciones.

Una suspensión también lo alejó

La única vez que el “Cebolla” Rodríguez vio la roja en estos casi dos años con el aurinegro, le salió carísimo. En la segunda fecha del Apertura de este año, ante River Plate, fue expulsado cerca del final por una dura entrada sobre el volante Maximiliano Calzada.

Jonathan Fuentes, árbitro que sancionó al “Cebolla”, describió en el formulario a la infracción como “puntapié intencional”. Este tipo de sanción se pena con entre tres y cinco encuentros.

Por sus buenos antecedentes y porque en el mismo momento que cometió la infracción reconoció su error, la dirigencia mirasol logró bajar la suspensión al mínimo, pero de todas formas el jugador se quedó sin poder estar contra Wanderers (empate 1-1) y Liverpool (triunfo 2-1). El tercer encuentro justo coincidió con la fecha contra El Tanque Sisley, por lo que cumplió sin jugar. En el balance que Peñarol puede hacer a lo largo de la temporada sin su principal figura, estos choques se suman a los que también se perdió por estar afectado a la selección uruguaya.

Una sola vez vio la roja desde su regreso al fútbol uruguayo y le generó un importante dolor de cabeza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º