PEÑAROL

El “Cebolla” puede tener la llave

Por afuera o como doble cinco, le viene dando resultados a este equipo.

Foto: Fernando Ponzetto.
Foto: Fernando Ponzetto.

La mejoría de este Peñarol parte de su mediocampo, aunque curiosamente allí fue donde perdió a su jugador más desequilibrante: Nahitan Nández. Apoyado en Walter Gargano como eje central, Leonardo Ramos maneja distintas opciones para armar la mitad de la cancha en función de lo que proponga el rival de turno.

Todo indica que el domingo ante Nacional arrancará jugando con el “Mota” y Guzmán Pereira en la contención y Fabián Estoyanoff y Cristian Rodríguez por los costados. De todos modos, Ramos viene probando otras opciones. Como el “Lolo”, el DT tiene también a otros delanteros devenidos a volantes que pueden cumplir esa función. Diego Rossi y Gastón Rodríguez pueden ser piezas de recambio si el equipo necesita un jugador fresco que pueda romper la última línea tricolor.

Si la idea es cambiar pieza por pieza o incluso agregar un volante de marca para apostar al quite, Marcel Novick estará a disposición en el banco. Mathías Corujo, con despliegue pero sin la habilidad del “Lolo”, Rossi o Gastón, puede cumplir ambas funciones.

Sin embargo, el cambio que el entrenador puede hacer para buscar modificar el trámite es simplemente reubicar al “Cebolla”. Ya lo hizo en los últimos encuentros. A pesar de que toda su carrera se ha desempeñado como volante por izquierda, haciéndose fuerte por velocidad y potencia, en su regreso a Uruguay se lo pudo observar en esta doble función y lo cierto es que lo viene haciendo muy bien.

De hecho, en estos primeros partidos del Clausura el DT apostó a sumar un jugador con vocación ofensiva y pasar al hombre de Juan Lacaze a repartirse la zona central de la cancha con un volante de marca.

Por adentro, el “Cebolla” lógicamente no tiene el ida y vuelta que lo caracteriza, pero le otorga al equipo otro tipo de respuestas que no encuentra en esa posición: un futbolista que no solo colabore en la marca, sino que maneje los tiempos de un partido, ponga el pase justo para los delanteros y se anime a rematar de larga distancia.

Un gol en los primeros minutos puede cambiar todo, pero en principio la clave parece estar en la mitad del terreno. Todo indica que Peñarol pondrá dos batalladores y dos rápidos por afuera y Nacional dos raspadores también, más el buen pie de Sebastián Rodríguez y la calidad de Tabaré Viudez para pensar por todo el frente de ataque. El “Cebolla”, con su doble función, puede tener la llave para cambiar el libreto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos