URUGUAYO ESPECIAL

El CDS está lejos de ser una fortaleza

Peñarol ganó más puntos de los que perdió como local, pero sufrió traspiés que lo golpearon muy duro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lamento. Peñarol mereció llevarse los tres puntos, pero no logró anotar el segundo gol. Ariel Colmegna

Peñarol volvió a caer en el Campeón del Siglo y el golpe fue duro. No solo porque fue en casa, sino que además fue previo al clásico, partido que puede salvar el año para los dirigidos por Fernando Curutchet.

El elenco aurinegro fue más que su rival, pero no pudo dar vuelta el resultado como lo había hecho en los dos últimos partidos y Cerro se sumó a la lista de equipos que vencen al mirasol en su casa.

El Campeón del Siglo había comenzado siendo una fortaleza para Peñarol, que logró un triunfo en el primer partido oficial por Campeonato Uruguayo y por Copa Internacional. Danubio, Sporting Cristal y Liverpool, más adelante, fueron quienes sufrieron jugar en una cancha que parecía ser dificíl de conquistar para aquel que la visitara.

La historia cambió cuando Plaza Colonia se hizo presente. Con un triunfo por 2-1 no solo se llevó los puntos, sino que además se consagró campeón del Torneo Clausura, lo que significó un golpe muy duro para el aurinegro a pesar de que luego se coronaría como campeón uruguayo.

Luego de esa derrota, la racha no siguió siendo la misma, ya que de los siguientes seis partidos solo pudo ganar dos, sumando dos derrotas y dos empates, uno de ellos muy duro al significar la eliminación de la Copa Sudamericana ante Sportivo Luqueño.

Las dudas crecieron y fueron Wanderers y Cerro quienes aprovecharon la incertidumbre que genera un estadio que dejó de ser esa fortaleza que pareció en los primeros partidos para ser cuestionado por propios y extraños.

Si se hace un repaso de los números que dejaron la participación aurinegra en su casa, uno se encuentra con que luego de 10 partidos disputados en el Campeón del Siglo, Peñarol ganó cinco cotejos, sufrió tres derrotas y tuvo dos empates. Por lo tanto, el aurinegro tiene 17 puntos ganados como local y 13 perdidos tras la inauguración de su nuevo estadio.

Si bien los números le son favorables, hubo resultados como los ya repasados ante Plaza Colonia y ante Sportivo Luqueño que golpearon duro a la afición carbonera.

A su vez, si a ello se le suma las derrotas ante Wanderers y Cerro marcan que Peñarol fue irregular en el Campeóndel Siglo, y que lejos está de ser una fortaleza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error