DANUBIO

Cayó como anillo al dedo

Gastón Machado llegó a Danubio y tiene plantel para hacer su juego.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País

Las campañas realizadas por Gastón Machado en Wanderers en los últimos tres campeonatos son para destacar. No solo por los resultados, sino por el fútbol desplegado por el bohemio, que le valió pelear en Uruguay y meterse en copas internacionales.

Fueron 51 partidos oficiales los que afrontó Machado con los del Prado, con un saldo de 23 partidos ganados, 18 igualados y 10 que finalizaron con derrota.

Pero uno de los principales aspectos a destacar en su pasaje por Wanderers es la cuota goleadora. Por Campeonato Uruguayo, contando el Apertura 2015, Clausura 2016 y Uruguayo Especial, el bohemio anotó 75 goles en 45 partidos.

Ahora el riverense afrontará un nuevo reto en un nuevo club, que no está pasando un buen momento.

Danubio viene de cesar a su entrenador, perder el clásico con Defensor Sporting y de jugar cinco fechas sin haber logrado una victoria.

El panorama es complicado, pero el entrenador sabe de eso, ya que estando en Wanderers perdió a sus principales figuras en los distintos períodos de pases, siempre de una u otra manera logró sacar adelante al plantel y colocarlo cuarto en dos campeonatos y segundo en el último. Lo cierto es que el plantel con el que cuenta Danubio es una mezcla de experiencia, juventud y muchos goles, algo que seguramente Machado podrá explotar al máximo con Arroyo, Ardaiz, Olivera y Dos Santos.

"El desafío y la responsabilidad es grande. Tenemos un plantel variado, pero Danubio es un club histórico y hay que levantarse", afirmó Machado.

Ya comenzó a trabajar en Danubio, un club en el que jugar bien es religión y para eso confió en Machado, un entrenador táctico y que tiene un objetivo claro: el gol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)