OJO CRÍTICO

A Cavani lo quiero hasta que diga adiós

EDWARD PIÑÓN

Soy de los que entrego un tratamiento especial para aquellos que se lo ganaron. Soy de los que entiendo, que en el fútbol no son todos iguales. Y que, por encima del valor del esfuerzo colectivo, del compromiso solidario que debe tener un grupo para ir detrás de un objetivo, hay futbolistas que por energía positiva, constancia guerrera y valor superlativo para alcanzar los triunfos merecen una consideración distinta.

EDWARD PIÑÓN

Ahí entra Edinson Cavani. Un goleador muy diferente al resto. Un 9 con sed de goles, como todos, pero con un perfil de gladiador. Con ADN de zaguero robusto, de lateral cazador, de mediocampista raspador. Cavani es todo en uno. Y que no le hablen de sacarse de encima uno de esos atributos porque jamás obedecerá.

Cavani enfila de la misma forma hacia el arquero rival con la mirada fija y deseoso de romperle la red, como detrás del atacante que pretende burlar la marca de un compañero.

A ese jugador, salvo por argumentos que él mismo exponga, lo tengo siempre con Uruguay. Y si no puede jugar porque hay que cuidarle el físico, igual lo tengo en el grupo. No será necesario que haga ninguna arenga específica, con tal de que diga: “dejen todo, como lo hago y”, es suficiente.

A Edi, lo quiero siempre. Hasta que él diga adiós.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados