MUNDIAL 2018

Cavani no podía llegar mejor

El delantero del PSG ya se encuentra en Salto, donde carga las pilas para jugar su tercer Mundial

El "Matador" cumplió con los niños como siempre. Fotos: Ariel Colmegna.
Edinson Cavani cumpliendo con los pedidos de los niños y sus madres.
Edinson Cavani firmando autógrafos en la puerta de la Sala Vip
Un Edinson Cavani muy afectuoso en su arribo a Uruguay. Fotos: Ariel Colmegna

Varios niños, el más pequeño con la camiseta celeste de Cavani, esperaban al ídolo de la selección y el Paris Saint-Germain en la puerta de la sala Vip del aeropuerto. El padre de ellos venía en el mismo vuelo que trajo al delantero desde San Pablo y les había escrito avisándoles de la presencia del goleador. Por eso ellos, en lugar de estar en la sala de arribos esperando a su papá, se mudaron a la Vip para ver a Cavani. El mismo entusiasmo de los pequeños tenía su madre, que también lucía una camiseta celeste.

Situación similar la de otra familia con tres niños, dos varones y una niña, cuyo padre -quien regresaba de Colombia- también venía en el mismo vuelo y les había mandado una foto junto a Cavani. Ellos traían un cartel de bienvenida para Marcos, su papá, pero lo dejaron de lado con tal de conseguir una foto con el “Matador”.

Finalmente, casi una hora después que el vuelo de Latam hubiera aterrizado en Carrasco, apareció Edi. A esa altura los hinchas que lo aguardaban eran muchos más, pero fiel a su forma de ser él se tomó su tiempo para cumplir con ellos, sobre todo con los más pequeños y después conversó con los periodistas.

“La gente siempre está y para uno el reconocimiento de los hinchas es una gran alegría. ¿Cómo no dedicar un tiempo para ellos?”, explicó Cavani, que llega tras una excelente temporada en el PSG.

“Por suerte tuve una temporada linda y muy intensa. El balance es importante, se hicieron muchas cosas positivas aunque no pudimos llegar más lejos en la Champions. Y en lo personal salieron cosas buenas también que suman para la confianza, sobre todo para lo que viene que es la selección y el Mundial”, dijo sobre su gran campaña en el PSG donde convirtió 28 goles en la Liga de Francia.

El “Matador” contó que antes de emprender el viaje a Uruguay conversaba con sus familiares y comentaba lo bueno que es que varios de los futbolistas celestes lleguen al Mundial tras haber sido campeones en las ligas donde juegan. “Es un momento muy lindo para varios compañeros, los que han salido campeones, otros delanteros a los que les ha ido muy bien durante el año y también compañeros que han jugado muchos partidos. Todo eso nos permite soñar un poquito”, admitió sonriendo.

Con respecto a cómo llegan tras las extenuantes temporadas europeas, dijo que lo principal es la mentalización. “Después de una temporada larga, lo que hay que hacer es mantener la cabeza, que el cuerpo no se pase, ni al relajarse ni tampoco meterle mucho trabajo, porque ya venimos bien físicamente. Son detalles que nos pueden ayudar a estar bien”, explicó.

Cavani es consciente que tras la primera clasificación directa, el entusiasmo de los hinchas es muy grande de cara a Rusia. Pero, fiel a su perfil bajo, no se animó a decir hasta dónde puede llegar La Celeste. “Es un Mundial, donde están los mejores equipos del mundo y los mejores futbolistas del mundo; donde cualquier error te puede costar caro. Pensamos en lo que tenemos, en lo que hemos hecho en las Eliminatorias, y en lo que el equipo ha crecido en lo grupal, que es muy importante cuando llegan estas instancias. Nosotros llegamos con la mentalidad de siempre, con un perfil muy bajo y sin hablar mucho de lo que podemos dar, pero sabiendo que tenemos un gran equipo”, afirmó convencido.



EXPERIENCIA. Cavani se prepara para jugar su tercer mundial y reconoce que no es el mismo de Sudáfrica 2010. “He cambiado en los años, je. En aquel mundial tenía 23 años y ahora llego con 31. Son muchos partidos arriba y mucho tiempo compitiendo a buen nivel. Todo eso puede ser importante. La experiencia es algo bueno, no solo en el fútbol para cualquier ser humano en cualquier actividad. Llego con los mejores deseos y las mejores expectativas, pero no se sabrá la verdad hasta que lleguemos a Rusia”.

Y respondió sobre cuáles son sus candidatos para quedarse con el título en el Mundial. “Hay selecciones que siempre están peleando porque son potencias del mundo, como Alemania y Brasil. Siempre están ahí”, dijo. “Contra esos nos enfrentaremos si llega el momento y siempre con el mismo espíritu”.



FRANCIA. Luego se refirió a su lugar en el PSG, club del que es el máximo goleador histórico. Y a las declaraciones del propietario del club, el árabe Al-Khelaifi, quien manifestó hace unos días que tanto Cavani como Neymar seguirán en el club. “Ya me han vendido por todos lados. En cada mercado se habla mucho, pero yo estoy bien en París. Hay una muy buena conexión con la ciudad y con la gente. Seguramente, hay cosas que en lo personal me gustaría que mejoraran, pero por el bien del club y del equipo. No soy de andar hablando lo que pasa dentro de un grupo o un club, pero a la vista están las cosas en las que se puede cambiar. Soy de la idea que todo tiene que funcionar en base a una buena organización y al grupo de seres humanos. Ojalá el club pueda alinearse también en ese sentido”, explicó.

“Tengo dos años más de contrato y quedarme es mi voluntad después de estar cinco años en el club y de haber recorrido juntos un largo camino. Uno siempre quiere verlo mejor al club, pero de repente puede haber cosas que te lleven por otro rumbo”, dijo dejando la puerta abierta.

El delantero disfruta mucho de cada regreso a Uruguay. Y el de ayer no fue la excepción. “Cada viaje es especial porque uno vuelve a su tierra, a su gente, a su familia. Pero después está lo deportivo y en ese sentido esta vuelta tiene un sabor más especial, porque se viene un Mundial”.

Con respecto a si este es el mejor momento de su carrera, no quiso admitirlo. “No voy a negar que es un buen momento, en lo grupal y en lo personal se han hecho cosas muy buenas y eso sirve porque es muy importante para la motivación. Pero hasta que llegue el Mundial no se sabrá si este es mi mejor momento. No me gusta hablar ni opinar, veremos cuando llegue el momento cómo estamos. Y después hablaremos de si estaba en un gran momento”.

El “Matador” se fue directamente desde el aeropuerto para Salto, donde disfrutará de unos merecidos días de descanso. Se incorporará la semana que viene al Complejo Celeste. “Me voy un par de días a estar con mi familia y con mis amigos. A pescar, estar con la familia y comer un asadito. Relajar un poco la mente. Disfrutar de la familia antes de menterme de lleno en el Mundial”.

Llegó acompañado de su pareja y esta vez se trajo hasta su mascota: un beagle de cinco meses llamado Lolo. “Se vinieron todos. Es que era mucho tiempo, no lo íbamos a dejar en París”, explicó.

Esperando la llegada de Edinson Cavani en el puerta de la sala Vip
Esperando la llegada de Edinson Cavani en el puerta de la Sala Vip. Foto: Ariel Colmegna.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)