En el celta de vigo

Nada es casualidad

Maximiliano Gómez hizo todo bien antes de viajar y llegó una semana antes; hoy recibe los frutos: debutó con dos golazos en la Liga de España. "Dicen ‘ostia’ todo el tiempo y yo lo repito, pero jodiendo. Los compañeros son todos tremendas personas”, le contó a Ovación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: EFE

Es sobre la Gran Vía”, dice “Maxi” Gómez refiriéndose el apartamento que comparte con su papá Carlos, sus hermanos Richard y "Leo", y su novia Noelia, en pleno centro de Vigo.

El delantero, que debutó en la Liga Española con dos goles frente a Real Sociedad (aunque luego los vascos dieron vuelta el partido cuando él ya no estaba en la cancha), ha tenido una increíble adaptación al fútbol español. El del debut en la Liga fue recién el tercer partido que jugó “Maxi” en Celta. Su representante, Marcelo Tejera, tiene mucho que ver con la rápida adaptación del ex-Defensor Sporting.

Cuando terminó el torneo Apertura, del que Gómez fue el goleador violeta, aún faltaba un tiempo para el viaje porque en España los equipos estaban de vacaciones. Entonces arrancó a entrenar con el profesor Juan Britos. Era algo que el empresario tenía previsto, pero “Maxi” no quiso tomarse días libres, prefirió ponerse a entrenar enseguida. Todos los días él y sus hermanos mayores, Leo y Richard (también futbolistas), entrenaban en doble horario con el mencionado preparador físico. “Maxi” lo hizo hasta un día antes de viajar a España. Es más, su estado físico sorprendió al director deportivo del Celta.

Tejera decidió viajar una semana antes de que Celta iniciara su pretemporada, de modo que cuando el atacante comenzara a practicar en su nuevo equipo y fuera presentado ya llevara una semana en la ciudad, ya estuviera instalado en su apartamento, con su respectivo auto, y supiera ubicarse en Vigo.

Es más, el club puso a disposición del futbolista un empleado de una inmobiliaria para que le ayudara a encontrar al mejor lugar para vivir. Les ofrecieron una casa muy linda, pero era en las afueras de la ciudad y Tejera consideró que para el primer año era mejor que estuvieran en el centro, a 15 minutos del entrenamiento, cerca de un shopping y con ómnibus en la puerta. Sobre todo pensando en la familia del jugador. Además, el apartamento es amplio y confortable y tiene vista a las montañas.

“Yo sabía que era muy difícil adaptarse al fútbol español, me lo habían dicho otros jugadores que lo pasaron y también mi representante. Marcelo (Tejera) me dijo que era muy difícil adaptarse y que los jugadores cuando vienen no juegan enseguida, que demoran bastantes partidos para poder jugar. Para mí fue al contrario, pasó todo muy rápido. Pero por suerte pude andar bien. ¡Hasta a mí me sorprendió!”, contó “Maxi”.

Gómez es consiente que la lesión de su compañero, el sueco John Guidetti, quien se fracturó en el amistoso frente a Roma, también influyó para que él pudiera arrancar la Liga como titular. “Uno nunca quiere que un compañero se lesione, pero le pasó y yo era el único 9 que estaba a las órdenes. Me dieron la oportunidad y lo hice de la mejor manera”, admitió.

El sanducero dijo que no tiene mucho trato con el técnico, algo que no considera necesario, y se enteró que iba a ser titular el mismo día del partido. “Uno tiene que demostrarle las cosas al entrenador en las prácticas. Y él veía que yo estaba trabajando bien. Acá uno no se entera del equipo hasta el día del partido, cuando da la charla. Te muestran unos videos y yo estaba en los once, ahí arriba. No es que me lo imaginaba, pero estaba entrenando al 100% y me sentía bien para jugar. Además, era el único 9 que estaba detrás de Guidetti, había otros delanteros, pero son más punteros. La decisión era del técnico y me puso a mí”, explicó quien está feliz por la forma en que lo recibieron sus compañeros de equipo. Aún le causa gracia que digan “ostia’ todo el tiempo y bromea al respecto. “Dicen ostia por todo y yo también la repito, pero jodiendo nomás. Pero son tremendas personas todos, estoy muy contento con todos ellos”.

Marcelo Tejera estuvo viviendo con “Maxi” el primer mes, hasta que pudo viajar su familia. El delantero le dijo de primera a su representante que quería que su padre se fuera con él. Y no se equivocó, porque es Carlos el que le tiene la comida pronta cuando regresa de los entrenamientos. Y lo mismo con la cena. Y siempre basándose en la alimentación que debe recibir un deportista.

Sus hermanos mayores, Richard y "Leo", se probaron en el Bahía, un equipo de Tercera División, y ya quedaron, pero deben solucionar el tema de la documentación.

“Acá son muy parecidos a los uruguayos y la gente es muy futbolera. Van como locos a ver los partidos, todos son hinchas de Celta. Y la ciudad es muy linda, me gustó mucho. Ahora que hace calor todo el mundo se va a la playa. Yo todavía no fui. Estuvimos en las islas Cíes, pero el agua estaba muy fría. No te podías ni meter”, relató “Maxi”, quien sigue pendiente de lo que pasa en filas violetas. Siempre habla con sus excompañeros y mira los partidos. “El último, con Rampla no lo pasaron, pero lo escuché por la radio. Y los sigo en Facebook, en Twitter, en todo”, aseguró.

Guidetti se fracturó la clavícula, lo operaron y tiene para seis semanas de recuperación. Tras su dos goles, “Maxi” espera seguir jugando. “Va todo en el técnico. Si entrenás bien, te va a seguir poniendo. Creo que lo hice bien el otro día. Dios quiera me deje en el equipo”, afirmó sobre el entrenador Juan Carlos Unzué. Mientras tanto, sigue entrenando al firme y probando cosas nuevas como el pulpo a la gallega. "Lo probé y me gustó", contó.

SABER MÁS

Selección: "sería un sueño"

El técnico de la selección, Óscar Tabárez dará mañana la lista definitiva de jugadores para los partidos ante Argentina y Paraguay por las Eliminatorias. Ante las lesiones de Luis Suárez y Abel Hernández, Maximiliano Gómez podría ser una de las posibilidades. Aunque hasta ayer Celta no había recibido ninguna comunicación al respecto. “Esta difícil, pero capaz que Tabárez estaba esperando a ver si andaba bien o mal en este partido, por suerte lo hice bien. Eso decían en Twitter al menos. Para mí sería un sueño estar en la selección, ¡ojalá pueda cumplirlo”, dijo “Maxi” quien no tiene pasado en juveniles y eso puede ser una contra. “Vamos a esperar cuando den la lista. Estoy tranquilo. Sé que estoy haciendo las cosas bien. Que llegue el día que tenga que llegar. Ojalá que pueda estar, pero si no, voy a seguir dejando todo acá en Celta”, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)