ESPAÑA

El caso Neymar vuelve a enfrentar al Barcelona y Real Madrid una vez más

Desde Di Stéfano hasta David Villa, pasando por Johan Cruyff, Karembeu, Luis Figo y David Beckham. El brasileño es una parte más de la disputa entre los dos gigantes españoles.

Neymar
Foto: AFP

El caso Neymar vuelve a mostrar el poder económico de Barcelona y Real Madrid, acostumbrados desde siempre a no tener límites cuando pretenden alcanzar sus objetivos, y más cuando se trata de un duelo mano a mano.

Su regreso al Barça, según los deseos de su amigo Messi, su llegada al Real como carta en la manga de Neymar padre o su permanencia a regañadientes en el PSG se decidirán en una maraña de negociaciones y euros, con novedades minuto a minuto. No aparece en el horizonte otro equipo europeo dispuesto a meterse en la riña.

Ya en 2013, cuando el astro brasileño firmó por Barcelona, la lucha entre los dos grandes de España resultó feroz. Barcelona lo tenía comprometido desde el Sudamericano sub 20 de 2011, cuando le adelantó a Neymar padre 10 millones de euros, pero luego el Madrid se metió en el medio. Al final, en 2013 se lo quedaron los catalanes, luego de pagar oficialmente 57 millones, aunque la operación estuvo rodeada de detalles opacos, como la suma que se llevó el progenitor del futbolista, que habrían llevado el monto a mucho más de 100 millones.

En 2017 apareció el PSG, puso los 222 millones de su cláusula de rescisión y se llevó al brasileño a París, una mudanza de la cual hoy se arrepiente.

La historia de los enfrentamientos entre Real Madrid y Barcelona por fichajes es larga, pues sus tesorerías siempre estuvieron dispuestas para contratar a la estrella de moda. Por supuesto, también hubo competencia por futbolistas de menor rango. Todo empezó con el argentino Alfredo Di Stéfano, allá por 1953 (ver aparte).

La lucha se enfrió ligeramente durante la década de 1960, cuando la Federación española decidió el cierre de fronteras para los extranjeros. Esa veda se quebró en forma drástica con la llegada de Johan Cruyff desde el Ajax en 1973.

Hacía tiempo que Barcelona había puesto sus ojos en el holandés, recomendado por Vic Buckingham, un entrenador inglés. Pero cuando el pase estaba a punto de firmarse, aparecieron los madrileños.

Ajax jugaba el torneo Teresa Herrera en La Coruña en agosto del 73 y se presentaron representantes de los dos clubes interesados, que sin embargo recularon ante el pedido del Ajax: tres millones de dólares por el pase, sin contar el sueldo de Cruyff, que según Marca era de 12 mil dólares anuales (¡cómo ha cambiado el negocio del fútbol!).

Al final, el precio bajó a dos millones, que Barcelona pudo afrontar porque poco antes había vendido los terrenos de su viejo estadio de Las Corts. Cruyff se volvería un nombre mítico en el Camp Nou.

En 1997, los dos rivales se interesaron por el francés Karembeu, que jugaba en la Sampdoria de Italia. El jugador se llegó a reunir con dirigentes de ambos clubes. Las negociaciones se dilataron durante varios días, provocando el consiguiente alboroto en la prensa madridista y barcelonista, hasta que Karembeu optó por Madrid.

Un enfrentamiento que alcanzó todavía mayor repercusión se desató en 2000 con el portugués Luis Figo. En este caso, no hubo pugna por traerlo de otro club, sino que el jugador ya estaba en Barcelona y Real Madrid se lo “robó” mediante el pago de la cláusula de rescisión, fijada en 10.000 millones de pesetas.

El portugués era figura e ídolo en Barcelona, pero no estaba conforme con su salario. En su campaña electoral, Florentino Pérez prometió que lo incorpotaría al club merengue. Pocos le creyeron al principio, pero lo consiguió, negociando con el representante del portugués. Y de ser el ídolo del Camp Nou, Figo de inmediato se mudó al Santiago Bernabéu, donde estuvo cinco temporadas.

En 2003 la disputa fue por la entonces estrella del Manchester United, David Beckham. Joan Laporta había prometido conseguir su pase en la campaña electoral para presidir al Barcelona, pero el Madrid se quedó con el británico. Los catalanes tenían un plan “B”, que en términos deportivos resultó mejor que el “A”: fue por Ronaldinho.

David Villa, el centrodelantero campeón del mundo con España en 2010, un año antes estuvo en el centro de la puja entre los dos colosos, cuando jugaba en el Valencia. También hubo interés de clubes ingleses. Pero Villa se quedó un año más en Valencia. En mayo de 2010, finalmente, firmó con Barcelona, que pagó 40 millones de euros, aunque en esta oportunidad Real no fue por el pase.

En los últimos mercados de pases hubo escaramuzas por futbolistas jóvenes, que sin embargo no estremecieron los cimientos de los estadios madridista y catalán.

La famosa controversia por Alfredo di Stéfano

Una batalla famosa entre Real Madrid y Barcelona se registró en 1953, a raíz del pase del argentino Alfredo Di Stéfano, que al final fue a los madrileños e hizo historia grande.

Di Stéfano se había ido de River a Millonarios de Bogotá en 1948 sin pase de por medio: la “liga pirata” colombiana no los pagaba.

En 1953, cuando la fama de La Saeta Rubia era muy grande, la FIFA decidió que a partir de 1954 los jugadores “fugados” a Colombia debían regresar a sus clubes de origen.

Entonces, Barcelona se dirigió a River y acordó el pase por 87.000 dólares, de los cuales adelantó una parte.

Real Madrid, mientras tanto, negoció con Millonarios.

Con Di Stéfano ya en España, se inició un tira y afloje entre blaugranas y merengues. Finalmente, la FIFA emitió un dictamen insólito: que Di Stéfano jugara la temporada 1953-1954 para el Real, la siguiente para Barcelona y así sucesivamente hasta 1957. Barcelona renunció a esa solución, el Real lo indemnizó por lo pagado a River y se quedó con el jugador, aunque hasta hoy en Barcelona aseguran que el régimen franquista tuvo incidencia en la resolución favorable al Madrid.

1953

Di Stefano inició el gran ciclo del Real

Un pase en el que intervino la FIFA con una solución salomónica, no aceptada por Barcelona. Cuando el argentino llegó a Madrid, el club merengue hacía 20 años que no ganaba un título. Con él, más otras estrellas que se fueron incorporando luego, llegó a conquistar ocho ligas y cinco Copas de Europa entre 1954 y 1964. Fue una transferencia que marcó un antes y un después en todo el fútbol europeo.

1973

Con Cruyff llegó la era de los grandes pases

Tras el holandés comenzaron a llegar grandes figuras. También uruguayos, en el inicio del éxodo de cracks hacia Europa. Con el holandés en la manga, Barcelona presionó a la Federación española para abrir las fronteras a los extranjeros. Hasta entonces en España se “nacionalizaba” jugadores sudamericanos con documentos falsos para permitir su contratación. En ese momento se inició la era de los grandes pases internacionales, aunque los montos no eran los actuales.

2000

Figo y un escándalo con su “fuga”

Los hinchas del Barça lo llamaron “Judas” por abandonar su club para firmar por el rival de siempre. Los hinchas del Barça reaccionaron indignados cuando se fue del club directamente al Real Madrid. El día que volvió al Camp Nou, ya vestido de blanco, fue hostigado permanentemente desde las tribunas y le tiraron de todo. Hasta una botella de whisky vacía y una cabeza de cerdo. Tanto, que decidió no acercarse a los laterales durante el partido.

2019

La interminable novela de Neymar Jr.

Un crack todavía cotizado, al que sin embargo cuestionan por su falta de compromiso fuera de la cancha. Barcelona y Real Madrid vuelven a pugnar por el pase de Neymar en estos días, pese a que muchos hinchas de ambos clubes no están de acuerdo. Los catalanes no le perdonan haberse ido hace dos años tras el oro de PSG. Los madrilenos temen que sus actitudes caprichosas terminen perjudicando al club.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)