Defensor Sporting

Carneiro: el 9 que da que hablar

El delantero violeta hace triple horario en la pretemporada de los del Parque Rodó  y se rehabilita de la pubalgia, pero igual es noticia

Foto: Archivo El País
Gonzalo Carneiro. Foto: Archivo El País.

"Ningún dirigente de Nacional vino a mi casa. Eso no sucedió, de ninguna manera. No sé de dónde salió eso. Me enojé mucho escuchando la radio”, le dijo a Ovación Alberto “Pancho” Carneiro, el padre del delantero violeta.

Es que la noticia, dada a conocer en el programa “100% Deporte”, de la 890, corrió como reguero de pólvora y aseguraba que dirigentes de Nacional habían estado en la casa de la familia Carneiro ofreciéndole diez veces más que lo que le proponen los violetas para renovar su contrato.

“Mi teléfono no para de sonar. Pero ni siquiera Gonzalo habló con nadie. Lo único cierto es que no se llegó a un acuerdo para renovar su contrato con Defensor, algo que vienen hablando hace meses”, agregó Carneiro sobre el vínculo de su hijo con los violetas que finaliza el 31 de julio, por lo que aún no han entrado a correr los seis meses previos a la finalización del vínculo en los que otra institución puede comenzar a negociar e incluso firmar un precontrato con un futbolista.

“Además, yo no soy el que maneja esas cosas, para eso está el representante, que es el que más sabe de todo esto. A veces el jugador es el último en enterarse de las cosas. De todos modos, Pablo (Bentancur) me llamó el martes de noche y lo único que me dijo fue que no había llegado a un acuerdo por la renovación con Defensor. Pero que el club le iba a hacer otra propuesta. A ver si se acercan las partes”, explicó Carneiro padre.



PIZZERÍA. De todas maneras, el ex número 10 que defendió a Progreso, Liverpool, Villa Española y Colón y tuvo dos pasajes en el exterior y que admite que su hijo es mejor jugador que él, reconoció que conoció a un dirigente o allegado a Nacional hace unos 15 días en un homenaje que le hicieron al “Mudo” Julio Montero Castillo, de quien es amigo en una pizzería de Pocitos, ubicada concretamente en la calle Scoseria.

Esta persona, de quien no recuerda el nombre, le preguntó por su hijo e incluso llamó a Alexander Medina, el técnico tricolor, y lo quiso poner al habla con él, a lo que Carnerio se negó rotundamente.

Quizás de ahí puede haber surgido la noticia de que Nacional, que es verdad que está interesado en el delantero violeta, había iniciado tratativas para contratarlo a mitad de año.



FISIOTERAPEUTA. El hecho de que Carneiro, que está mejor de la pubalgia errática que lo hizo perderse varios partidos clave para los violetas, se esté tratando con Daniel Calimares, el fisoterapeuta de Nacional, también echa más leña al fuego.

En realidad, Calimares está trabajando en coordinación con la sanidad violeta, y por pedido expreso de Pablo Bentancur.

Es más, Bentancur se comunicó con Calimares antes de que terminara la pasada temporada y como Nacional aún tenía posibilidades de pelear el título, al igual que Defensor Sporting que siguió en carrera hasta el final, el fisioterapeuta tricolor se excusó, pero se negó a tratarlo. Recién cuando los tricolores perdieron la posibilidad de pelear el título comenzó a atenderlo.

Gonzalo prácticamente no tuvo vacaciones porque concurrió a diario a la clínica de Calimares. Lo que más quería el delantero era recuperarse de la pubalgia que lo hizo quedarse en la tribuna en partidos clave. Y sólo se tomó cuatro días libres en los que se fue al este. Y lo hizo porque fueron los que se tomó de licencia Calimares.

Cabe recordar que Carneiro apareció como titular tras la ida de Maximiliano Gómez a España. Marcó 10 goles y no permitió que los hinchas violetas extrañaran a “Maxi”. Sin embargo, en la última parte del torneo Clausura, la pubalgia lo dejó al margen de partidos muy importantes para los dirigidos por Acevedo. Por ejemplo, los partidos frente a Peñarol: tanto la final del torneo Clausura como las finales por el Campeonato Uruguayo.

“No le voy a dar trascendencia a este tema, salvo que alguien de Nacional lo reconozca, y dudo que alguien lo haga”, dijo el presidente violeta Daniel Jablonka en dialogo con Ovación. “No tengo pruebas de que haya sucedido. No lo voy a dar por cierto. O quizás se trató de un allegado y no de un dirigente. No me voy a manejar con trascendidos”, insistió el titular de los del Parque Rodó.

“Si algo de eso hubiera sucedido, a siete meses de que Carneiro termine su contrato con nosotros, me parecería muy mal, absolutamente falto de ética, pero no voy a hablar más del tema”, finalizó Jablonka.

El teléfono del dirigente tricolor Pablo Durán comenzó a sonar ayer por la mañana cuando el tema se dio a conocer en la 890. “Como no tenía idea llamé al presidente, quien me dijo que nunca habló con el padre de Carneiro. Lo que sí me dijo es que tuvo algún contacto con el representante, pero como ha tenido sobre cientos de jugadores en este período de pases. Y que quedó en la nada”, le confirmó Durán a Ovación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º