FÚTBOL

Carmona, el futbolista más longevo del mundo, no se rinde y piensa seguir jugando

A punto de cumplir 58 años, tiene un acuerdo con Rampla de Villa Colón, y se ejercita en la cuarentena

Richard Carmona
Richard Carmona se ejercita en el fondo de su casa en Young

Robert Carmona, “el futbolista más longevo del mundo”, no piensa detenerse por la pandemia: antes de la expansión del COVID-19 había arreglado para jugar por Rampla de Villa Colón, que juega en la Liga Regional del Sur, y piensa cumplir ese acuerdo cuando se vuelva a la normalidad.

Según sus cuentas, será el club número 39 de su larga carrera, que lo ha llevado a recorrer el mundo. Además, se hará cargo del fútbol juvenil y femenino de esa institución.

El 30 de abril cumplirá 58 años. “Ahora estoy en mi casa de Young, cumpliendo la cuarentena. Me ejercito en un espacio al aire libre que tengo al fondo y también grabo videos sobre ejercicios para baby fútbol y la tercera edad, que se pueden encontrar en las redes sociales junto a mensajes por una vida sana. Mi entrenamiento es permanente. Cuando se podía salir, hice pretemporada en la playa por ejemplo”, cuenta.

El año pasado defendió al Moncada de Barcelona, de la segunda división de Cataluña, hasta ahora último capítulo de una dilatada historia. El 30 de octubre de 2015, jugando en Pan de Azúcar, se convirtió en el futbolista activo de mayor edad en el mundo, con 53 años y 182 días, por lo cual recibió el certificado del el Libro de los Récords Guinness. Y más allá de la situación actual, sigue jugando, aunque hay otros que compiten por el récord.

Además, con su fundación “Dale un gol a la vida” está apoyando al colectivo de música tropical “por nuestra tropical”. “La pandemia golpea a muchos músicos que no integran orquestas grande y no tienen otra entrada. Por eso empezamos a recibir donaciones de amigos y empresas y repartimos en ese grupo de 40 a 45 canastas de alimentos por semana”, indica.

Muy activo, realiza también promociones para la organización Games, que lucha contra la violencia infantil y recuperar a los niños en situación de calle, y participa como embajador del Proyecto Jules Rimet, destinado a conmemorar el Mundial de 1930 y que pronto publicará un libro sobre ese torneo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error