PEÑAROL

Carlos Sánchez a los que lo critican: “Me los paso por el forro del short”

El gerente deportivo de Peñarol habló de lo que fue el clásico y también de las críticas que recibió cuando el equipo no ganaba.

Diego López y Carlos Sánchez, entrenador y gerente deportivo de Peñarol. Foto: Gerardo Pérez.
Diego López y Carlos Sánchez, entrenador y gerente deportivo de Peñarol. Foto: Gerardo Pérez.

“El perjudicado fue Peñarol porque si le cobraban el penal a los 7 minutos, después podrá errarlo o no, cambiaba todo el trámite del partido”, le dijo Carlos Sánchez al programa “100% Deporte” (Sport 890).

El gerente deportivo de Peñarol agregó acerca del clásico que terminó con empate sin goles que “estamos de acuerdo que es más clara la de Trindade y García, pero no por ser más clara deja de ser penal. Hay penales, penalcitos y penalotes. El otro fue más claro porque estaban mano a mano en los minutos finales del partido con una carga emocional muy grande y quedó muy evidente, pero si ponés la jugada al revés, la de Trindade a los 7’ y la de Pellistri a los 80’, estábamos hablando de esa y creo que parte por ahí la cosa”.

Respecto al arbitraje de Leodán González y la polémica que se generó en la semana antes del clásico, Sánchez no tuvo reparos y expresó que “nosotros lo conocemos de arbitrar bastante ya, sabemos su forma seria de arbitrar y no tiene nada de malo. Confiábamos en la terna. No podemos entrar en esa de un lado y del otro. No entramos a analizar ese tipo de cosas ni reaccionamos cuando otros equipos abren el paraguas. Nos ocupamos de nosotros y nada más”.

Consultado por el VAR, el gerente deportivo carbonero dijo que “da tranquilidad porque es una herramienta más para poder impartir justicia en un partido. Hay gente que está de acuerdo y otra que no. Yo estoy de acuerdo. Si hubiese habido VAR el partido del domingo no terminaba 0-0, capaz 1-1 o 2-2, pero seguro sin goles no terminaba”.

“Después del clásico nos vimos, nos reunimos y analizamos. El “Memo” me explicó. Yo no le pregunte específicamente sino que salió mismo de la conversación y que el veía que Nacional estaba haciendo daño por ahí y había situaciones que se generaban por ese sector. Matías De los Santos había perdido la marca en el lugar y Pellistri ya no estaba haciendo daño por afuera. En el primer tiempo lo mejor fueron desbordes y en el segundo poblaron esa zona y no tuvo ninguna asistencia. Entró el “Lolo” y lo que le dijo Diego que tirara el centro lo hizo. Son cosas que las tiene que decidir el técnico y a veces salen bien o mal. Ninguno de nosotros tiene que decir que debió hacer esto o lo otro”, analizó el “Tío” Sánchez respecto a los cambios del clásico.

La llegada de Xisco a Peñarol

Consultado por quién había sido el responsable de la llegada del español, Carlos Sánchez dijo irónicamente que “yo traigo a los que fracasan, quedamos hace tiempo en eso. Yo no traje a Dawson, al “Toro” Fernández, a Trindade, a Lema. Yo traje a los jugadores que no andan. Después voy a averiguar quién lo trajo y te lo mando por WhatsApp”.

Xisco celebra el gol que anotó en el duelo entre Danubio y Peñarol. Foto: Gerardo Pérez.
Xisco celebra el gol que anotó en el duelo entre Danubio y Peñarol. Foto: Gerardo Pérez.

A la hora de hablar sin bromear, el “Tío” contó que “la verdad que (Xisco) ha rendido y sinceramente cuando entró contra Rampla en un partido que tuvo un par de cabezazos y en Las Piedras una pelota en el palo, vimos que iba a andar bien y creo que tendría que tener dos o tres goles más pero son cosas que pasan. Ha tenido buenos rendimientos y también hizo goles”.

Respecto a la continuidad del delantero español, Sánchez dijo que “yo pienso que sí, pero va a depender de las condiciones que se den. Hay una secretaría técnica y una comisión de fútbol. Somos unos cuantos y habrá que decidir”.

La continuidad de Carlos Sánchez en el club

“Hasta diciembre de 2020 voy a seguir porque así me lo hicieron saber cuando entró Jorge Barrera ah no ser que pase algo”, dijo Carlos Sánchez ante la consulta de su continuidad en el club.

Respecto a las críticas que recibió en medio del Torneo Clausura, el “Tío” remarcó que “aparte de la hinchada todos sabemos que eso estaba arreglado. No me hagan hablar de esas cosas. Sabemos que los hacen ir a cantar, a gritarle al técnico. Los que le gritaban al técnico hace cinco fechas, ¿dónde están? Son mandados y todos lo sabemos”.

Carlos Sánchez observando un entrenamiento de Peñarol en Los Aromos. Foto: Marcelo Bonjour.
Carlos Sánchez observando un entrenamiento de Peñarol en Los Aromos. Foto: Marcelo Bonjour.

“Yo no siente presión. Voy a sentir presión el día que no tenga trabajo, la presión de conseguir un trabajo, de conseguir un sustento para mi hija y mi esposa, pero por el fútbol no. Son situaciones que uno vive porque se pierde y se gana. Y en ese sentido tengo bastante inteligencia emocional para saber cómo piensa el hincha y ver que son siempre los mismos y mandados por el mismo. Me los paso por el forro del short”, dijo Carlos Sánchez acerca de las críticas que recibió cuando el equipo no ganaba.

El respaldo del presidente y muchos consejeros

“No solo he tenido el respaldo del presidente sino también de los demás dirigentes, pero eso no quiere decir que después lo siga teniendo. En Peñarol hay gente muy valiosa que me ha dicho las cosas que piensan, de frente, y lo valoro muchísimo. El otro día vino Marcelo Areco y me dijo un par de cosas de cómo pensaba y eso es lo bueno que tienen, que vengan y me digan las cosas de frente, algo que pasa por lo menos con ocho dirigentes”, explicó el “Tío” Sánchez.

La relación con el "Memo" López

“El cargo del ‘Memo’ nunca estuvo en discusión porque había gente que lo respaldaba, pero la gente que lo quería sacar era por los resultados y no por el trabajo de todos los días, porque también me quisieron sacar a mí y son siempre los mismos”, dijo Carlos Sánchez, agregando que “nosotros queremos ser parte de la solución y no del problema. Estamos para intentar que Peñarol gane, para hacer seriamente las cosas y al nivel de un equipo como Peñarol”.

El “Tío” contó que “hubo gente que veía que seguramente que el ciclo del ‘Memo’ se había terminado y había que tener el plan B porque de un día para el otro teníamos que tener un técnico, pero yo lo que pienso es que Diego López merece jugar las finales e intentar ser campeón a fin de año porque el se ganó ese lugar ganando el apertura y siendo campeón el año pasado. Tiene las armas suficientes, manejo de grupo y jugadores como para pelear el campeonato”.

La oferta del Brescia

“Yo lo sabía desde el jueves cuando lo llamó el presidente. Nosotros jugamos un sábado y eso salió un domingo acá porque se vio en Italia y la noticia corrió como reguero de pólvora. Pero si bien ese mismo jueves que llegó la oferta Diego dudó porque es Italia, donde estuvo más de 20 años y conoce el fútbol, me dijo que se quedaba. El presidente del Brescia le escribió diciendo ‘venite que te necesito Memo’. Pero se quiso quedar en Peñarol porque quiere ser campeón con Peñarol y porque está bien en Uruguay”, dijo Carlos Sánchez acerca de la propuesta que le llegó al entrenador carbonero desde Italia.

“Él me dijo, ‘mirá ‘Tío’ estoy en Peñarol, en el lugar que siempre quise estar y yo me voy a quedar hasta el último día, hasta que me echen o me vaya porque yo después no dirijo más en América. Después de esto mi vida está en Italia o España, pero en Peñarol soy feliz y estoy en el lugar que quiero. Me gustaría estar dos, tres o cuatro años porque después no voy a dirigir más acá’. Así es Diego y hoy está feliz acá”, remarcó Carlos Sánchez, agregando que “tuvo ofertas de Catar, Arabia Saudita, México. Las rechazó todas sistemáticamente. La única que le hizo dudar fue la del Brescia porque era el lugar donde estuvo muchísimo años”.

“¿Para qué quieren el tricampeonato?”

Carlos Sánchez contó una anécdota que se generó con la llegada de los emisarios de Los Ángeles para adquirir el pase de Brian Rodríguez: “Cuando vino el director deportivo a negociar por Brian Rodríguez tuvimos una serie de reuniones. Yo desde que estoy en Peñarol no vendo ni compro pero Diego Rossi y Brian Rodríguez se fueron a Estados Unidos por la relación que tengo con Los Ángeles. Le hice ganar más de 14 millones de dólares a Peñarol y cualquier gil viene y me cuestiona que gasté 100.000 dólares con Riascos, por eso uno a veces no habla…”

Foto: Gerardo Pérez
Brian Rodríguez en un partido de Peañrol por Copa Libertadores de América. Foto: Gerardo Pérez.

“El tipo vino y hablando con Jorge Barrera en el aeropuerto, el presidente le dijo que si lo querían comprar que lo compraran pero que el club lo necesitaba hasta fin de año. ‘¿Ustedes son bicampeones? ¿Para qué quieren el tricampeonato?’ me preguntó. Me dijo que con un bicampeonato hiciéramos caja, que promoviéramos juveniles, pero l respondí que acá es muy difícil porque ganás un título y te piden otro. Si ganás el bicampeonato te piden el tercero y si ganás el tercero te piden el cuarto. Y acá es muy difícil lograr eso porque el fútbol son más tristezas que alegrías”.

Riascos y todo lo que se habló del plantel

“Riascos cayó en un momento muy duro donde perdíamos, íbamos a canchas chicas y se veía que no estaban bien, que la pelota quemaba. Él no entraba mucho en juego y después vino la decisión de Barrera. Me llamó, lo hablamos y al presidente le soy leal, así como también a los dirigentes que son parte de la solución y yo me identifico con los dirigentes que tienen que tomar las decisiones que hay que tomar y yo soy consecuente: hago lo que digo”, contó Carlos Sánchez acerca de la situación que se vivió con el futbolista colombiano.

Misael Riascos durante el entrenamiento de Peñarol en Los Aromos. Foto: Marcelo Bonjour.
Misael Riascos durante el entrenamiento de Peñarol en Los Aromos. Foto: Marcelo Bonjour.

“Se habló mucho del plantel cuando no se ganaba pero nosotros tenemos todos los pesos de los jugadores y sus rendimientos. Decían que el “Cebolla” está gordo. El “Cebolla” pesa un kilo más que cuando fue bicampeón y hoy en día no tiene motricidad fina porque tuvo lesiones y no logró tener buenos entrenamientos. Se lo paró dos meses para que tuviera una recuperación física y también un descanso emocional porque los jugadores son seres humanos también y él necesitaba ese descanso mental porque siempre quería estar y muchas veces no podía. Es lo que nos pasa a todos y por eso decidimos eso para que llegara bien al clásico y al final del Campeonato Uruguayo en buenas condiciones”, dijo el gerente deportivo aurinegro.

Respecto a lo que se habló acerca de los jugadores, el “Tío” remarcó que “en Los Aromos nunca pasó nada. Siempre se hizo lo mismo. Hay una cantidad impresionante de muy buenos profesionales, todos. Somos como una familia desde la cocinera, la ayudante, el mozo, la auxiliar de limpieza, los que lavan la ropa, el “Bomba” Villar que es un hermano. En Los Aromos reina la tranquilidad y cuando se pierde lo único que hay es un poco de frustración y preocupación porque todo lo que se hace ahí repercute. Pero siempre con la tranquilidad de hacer las cosas bien y quisieron hacer ver que no era así. Le hicieron daño a Peñarol, pero estamos tranquilos”.

Consultado acerca de los dirigentes que van a Los Aromos, el gerente deportivo dijo que “algunos va sí, otros dicen que van y en realidad hace un año y medio que no van, pero después hablan por la radio. Algunos no van porque tienen sus trabajos u ocupaciones. Alejandro Ruibal va, va Julio Herrera de la comisión de fútbol, Carlos Scherschener, Evaristo, Alfie van. Jorge (Barrera) va cada tanto también y hay otros que no pueden ir porque tienen otras actividades, pero cuando van, miran la práctica, están ahí”.

La situación del profe Alejandro Valenzuela

“Lo del profe claro que nos sorprendió a todos porque llegó un día al vestuario del Campeón del Siglo que estábamos entrenando ahí y así como es él dijo muy suelto ‘miren que me llamaron de México pero les pedí el doble para que me digan que no; yo me quedo acá’. Le dije, profe ¿y si te lo dan?. Ahí me quedó mirando y quedó por ahí el tema. A los pocos días llegó y dijo ‘me dieron lo que pedí, me tengo que ir’. En ese momento Diego llamó a Bertini y a los pocos días estaba el profe en México y el italiano en Montevideo. Molestó sí, pero son situaciones que se dan y hay que afrontarlas”, contó Carlos Sánchez acerca de la situación que se vivió con el profe Alejandro Valenzuela hace unos meses cuando dejó Peñarol para irse a San Luis de México.

El profe Alejandro Valenzuela junto a Juan Izquierdo y Lucas Graneri. Foto: Leonardo Mainé.
El profe Alejandro Valenzuela junto a Juan Izquierdo y Lucas Graneri. Foto: Leonardo Mainé.

Lo que se viene para Peñarol

Carlos Sánchez habló de cómo espera el final de la temporada y dijo que “sin finales está difícil porque no dependemos de nosotros mismos pero lo único que sabemos es que tenemos que ganar los partidos que nos quedan, pero la veo difícil. Vamos a ser campeones con finales”.

Acerca de la próxima temporada, el gerente deportivo manifestó que “ya hemos tenido unas cuantas reuniones con la comisión de fútbol y la gerencia deportiva. Hay nombres y jugadores que van a venir que ya están arreglados. Hay uno que está cerrado y otro prácticamente acordado”.

“Eso siempre lo hicimos”, dijo el “Tío” respecto a las negociaciones agregando que “el periodo de pases pasado no se pudo porque no había dinero y las ventas se hicieron después. No se pudieron traer futbolistas y se decidió que había un plantel competitivo, pero perdimos muchos goles con la salida del “Toro”, Brian y Darwin. Perdimos velocidad y una cosa importante que es el ataque a la profundidad. Cuando perdés eso que después lo encontramos con Pellistri tenés que tener un fútbol más fluido con tenencia de pelota y costó mucho, pero se consiguió y seguimos peleando por el tricampeonato”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)