ENCUESTA EL PAÍS

Fue una caricia al alma

Eduardo Acevedo valoró mucho el premio al mejor entrenador del 2017

Foto: Darwin Borreli.
El mejor. “Los premios trascienden a la persona y son muy importantes para la familia”.
Foto: Darwin Borreli.

H ay gente que no le da valor a los premios, yo le doy un valor tremendo. Tengo premios que recibió mi papá guardados. Creo que los premios trascienden a la persona y son muy importantes para la familia. Y para uno es una caricia al alma”, dijo Eduardo Acevedo tras recibir el galardón al mejor técnico de la temporada pasada según la votación realizada en la encuesta América le responde a El País.

“Obvio que el premio no es de uno solo, sino de los compañeros del cuerpo técnico y sobre todo de los jugadores. Pero para mí un premio, y más este que es a nivel continental porque se eligen figuras a nivel continental, me da mucho placer”, reconoció el entrenador de Defensor Sporting, quien recibió la distinción por tercera vez. Ya lo había ganando dirigiendo a Cerro y a Nacional.

“Cada uno tiene un significado especial y diferente. Y cuando recuerdo cada uno me hace vibrar. Yo creo en el trabajo, en el día a día, en la coordinación con el cuerpo técnico, en la comunicación, en todos los detalles, es algo que voy a repetir hasta el cansancio. Yo no sería yo, si no está Alejandro, si no está OJ, si no está el profe (Mena). Y ahora sumé a Richard Porta, que es una persona que yo quiero mucho y que tiene una gran avidez por aprender. Y tenemos a ‘Nico’ (Olivera) que ha tenido un gran crecimiento a nivel gerencial y nos aporta mucho. Y a Richard (Marchelli) que es un cerebro que tiene el club y que me asombra. Y Defensor que es un club que te da armonía, entonces todo lo demás fluye”, explicó Acevedo.

El entrenador violeta recibió el galardón al otro día del partido que su equipo disputó frente a Gremio por la Copa Libertadores y donde consiguió un heroico empate frente al mejor equipo del continente en el 2017.

“El tema me tenía preocupado, porque iba a recibir el premio al otro día de un partido que era muy complicado. Mirá si no nos iba bien...y todavía me tenía que encontrar con Luan. Je”, admitió el técnico. “Gremio es un equipo superlativo. Lo vengo viendo hace tiempo, ya desde la Copa Libertadores pasada. Y lo que me hizo muy bien, además de los seis o siete partidos que había visto de Gremio, para analizar el juego, fue haber ido a Buenos Aires a verlo frente a Independiente. Porque se ven cosas que la televisión no puede mostrar”, relató.

“Cuando salí de ese partido e íbamos caminando con ‘Nico’ (Olivera) y Alejandro, les dije que ya tenía en la cabeza el equipo y lo que teníamos que hacer. Pero me lo tenía que aguantar porque teníamos partidos por el campeonato local y no le podía cambiar el chip a los jugadores. Entonces me pasé hablando con el profe Mena y le dije que el domingo después del partido con Rampla, necesitaba 45 minutos en cancha con los jugadores. El profe me decía que no podía cargarlos, pero yo insistía en esos 45 minutos del domingo y otros 45 más para el lunes. Y el profe le buscó la vuelta para bajar las cargas y la verdad los jugadores fueron unos fenómenos en lo que ejecutaron y la concentración que tuvieron fue brutal. Frente a un rival que te puede matar en cualquier momento”, contó sobre la forma en que preparó el partido frente al campeón de la Libertadores y la Recopa.

El entrenador reconoció a su vez lo que había que hacer cuando su equipo recibió el gol, faltando sólo diez minutos para el final. “Había que sacarles la pelota y llevarla hasta el otro arco, que había sido un tema muy difícil durante todo el partido. No era un partido de toma y daca. Era un partido de mucha paciencia, pero hasta el gol de ellos. Luego hubo que salir a quemar las naves. Por suerte, vino la pelota quieta que nos dio el gol, frente a un equipo impresionante. Creo que a Gremio en el conteo de jugadores les sobró Maulella. Se durmieron con Maulella, se les perdió. Y el resultado fue una satisfacción muy grande porque era un partido muy complicado”.

Es más, Acevedo no sólo se sacó fotos con Luan, sino que estuvo conversando unos minutos con el delantero de los gaúchos, que fue premiado como el mejor jugador de América. “Le pregunté como había terminado y me dijo que había sido un partido muy complicado. Pero bueno, es el fútbol”. Y para el técnico violeta fue un orgullo haberle complicado el partido a un jugador de la calidad de Luan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)