NACIONAL

A la carga

Nacional armará un equipo con tres delanteros para la revancha con Botafogo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Marcelo Bonjour.

No hay mañana, ni una chance extra. Se define en una noche, en un mano a mano en el “Engenhão”. Y todo Nacional lo sabe.

Por eso se trabaja sin pausa pensando, casi las 24 horas del día, en ese partido contra Botafogo, donde hay que dar vuelta la serie que empezó mal en el Parque Central por el gol de Joao Paulo y por la terrorífica labor de Julio Bascuñán.

Y ese análisis constante, ese repaso de las imágenes del cotejo que se escapó después de haber protagonizado un gran primer tiempo, es lo que permite establecer que: “hay que jugársela”.

La frase se escuchó repetidamente en Los Céspedes, razón más que suficiente para terminar de comprender que el 10 de agosto el equipo que ingresará jugando al “Engenhão” (si prefiere estadio olímpico Nilton Santos) tendrá tres delanteros.

La idea ya fue manejada por el cuerpo técnico y parece haber quedado definida de manera contundente. Primero porque se entiende que Rodrigo Aguirre necesita recibir mucho juego y porque una conformación con tres hombres de ofensiva complicará mucho a una defensa que se mostró sólida por arriba, pero con problemas notorios por abajo y por afuera.

En consecuencia, Aguirre tendrá de socios a Sebastián Fernández y Tabaré Viudez o Kevin Ramírez. Quizás lo único que falte por definir es si es más útil Ramírez por la izquierda o Viudez por la derecha.

Es sencillo: “Papelito” Fernández estará en el equipo y su lugar en la cancha dependerá en gran medida del tercer jugador que sea elegido por Martín Lasarte para completar el tridente de ataque.

La figura, entonces, surge con claridad: Nacional ingresará con un 4-3-3.

Bien perfilado Rogel.

La conformación de la oncena avanza claramente, aunque hay algunas situaciones que tendrán que terminar de sellarse en los próximos entrenamientos.Por ejemplo, cómo se armará la retaguardia. En principio, el mayor problema lo representa la condición física de Jorge Fucile, que aún no ha logrado trabajar como el resto de sus compañeros.

Este hecho es lo que ha motivado que el técnico piense en probar en alguno de los amistosos que Nacional tiene por delante a Erick Cabaco.

El jugador no tiene inconvenientes en dar una mano en esa zona y ya demostró que por velocidad y potencia podría dar una mano.

Está claro que Fucile en condiciones óptimas será el lateral derecho, de la misma manera que Diego Polenta y Alfonso Espino ocuparán la franja izquierda de la retaguardia.

La interrogante está por el lado del socio del capitán en la zaga. Hoy aparece muy bien perfilado Agustín Rogel, porque se ha comprobado que está pidiendo cancha con sus rendimientos.

Esta situación no está definida, pero hoy parece sacarle clara ventaja a Rafael García.

Otra situación a definirse en el equipo titular es la del tercer volante. Es más que obvio que Diego Arismendi y Felipe Carballo tienen su lugar en el once inicial contra Botafogo, pero el entrenador deberá resolver en días quién los acompañará en esa zona de la cancha.

Álvaro González viene entrenando muy bien, pero nada permite asegurar que ya esté afuera del equipo Sebastián Rodríguez.

La disyuntiva pasa por tener más intensidad en el mediocampo o mejor capacidad de manejo de pelota. Quizás la resolución del ataque pueda también terminar de conformar el mediocampo. Con Viudez ganándole la posición a Kevin Ramírez, seguramente “Tata” González haga lo mismo con el “Seba” Rodríguez.

Que venga antes del 5 de agosto.

Nacional confía que Agustín Canobbio termine poniéndose la camiseta tricolor, pero para que ello ocurra consideran que es vital que el jugador se vincule al club antes del 5 de agosto. El presidente José Luis Rodríguez dijo a Ovación: “Es un jugador que interesa a Martín Lasarte y que le interesa al club, pero sus empresarios ya saben que deberían resolver el tema antes del 5 de agosto”. El Grupo Casal está trabajando para definir esta situación como lo pretenden los tricolores.

Sant’Anna cerca.

La operación de Agustín Sant’Anna también podría abrocharse para Nacional, porque llegaría junto con Agustín Canobbio. Esa es la negociación encaminada con el Grupo Casal.

Por ahora está lejos.

La llegada de Gonzalo Bueno está muy lejos de poder realizarse, porque Nacional no está dispuesto a asumir las pretensiones económicas que le fueron comunicadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados