defensor sporting

Cardacio, el capitán foráneo

El "Bochita" lleva el brazalete en Defensor Sporting, que suele darle la cinta a los futbolistas criados en el club del Parque Rodó

El capi
Mathías Cardacio en su primera vez como capitán violeta frente a Atenas de San Carlos. Foto: Marcelo Bonjour.

Mathías Cardacio es el nuevo capitán de los violetas. Lo que no deja de extrañar porque en el club del Parque Rodó se le suele dar la cinta a los futbolistas de las formativas, los que crecieron en el complejo Arsuaga con la violeta en el pecho.

Basta con mirar hacia atrás. Cardacio heredó el brazalete de Andrés Lamas, antes estuvieron Nicolás Olivera, Andrés Fleurquin, Martín Silva, Williams Martínez, Marcelo Tejera y la lista continúa. Claro, hay excepciones como la de Heber Silva Cantera, que nacido en el Fritsa de su Tacuarembó natal llegó a Defensor Sporting tras jugar en Rampla. Vistió la violeta entre 1986 y 1998 y se convirtió en un símbolo del club, en el que sigue trabajando hasta hoy.

“Son esas cosas lindas que tiene el fútbol, que me gratifican mucho. Es un gran orgullo para mí y para mi familia. El capitanato siempre es algo importante. El que lleva la cinta debe predicar con el ejemplo, tener valores y ser correcto. Que te elijan dentro de un club tan especial como Defensor Sporting, es un gran halago para mí, más sin haber sido criado en el club”, admitió Cardacio.

Cuando se fue Andrés Lamas para Atlético Tucumán, Acevedo designó a Nicolás Correa, quien había llevado el brazalete en la temporada anterior ante ausencia del “Zurdo”, como primer capitán. Y a Cardacio como segundo. Pero con el paso de los días, el “Coto” le dijo a Cardacio que por unos temas personales preferí que él llevara la cinta. Lo habló con el técnico, quien estuvo de acuerdo. “Fue un gesto muy grande el ‘Coto’ que le agradecí como corresponde. Y también a los compañeros que se pusieron contentos de que yo fuera el capitán”.

Cardacio no sólo ha sido muy importante para Defensor Sporting dentro de la cancha, también ha defendido al club en cada entrevista quejándose, por ejemplo, de que ellos recorren todas las canchas y los grandes no.

“A mí, Defensor me abrió las puertas en un momento en que yo había decidido volver al país y los equipos ya estaban armados. Y se fue generando ese vínculo de la gente conmigo, y de mí con el club”, explicó. “Se fue generando sólo y lo cuido mucho, porque es difícil ser tan querido en un ambiente complicado como el del fútbol. Hoy me siento muy feliz en Defensor Sporting y uno lo que busca en la vida es la felicidad”, reflexionó quien recibió muchos mensajes de cariño tras ser nombrado capitán. Y en varias encuestas realizadas en redes sociales, fue el elegido de los hinchas violetas.

El domingo, en el partido frente a Atenas, el “Bochita” llevó la cinta por primera vez. Y se sintió bien. “En el grupo de Defensor las decisiones importantes las tomamos entre todos. Ya pasaba el año pasado con el ‘Zurdo’,. Llevar la cinta es predicar con el ejemplo y es una gran responsabilidad, más en un grupo con tantos jóvenes, pero soy el que tiene que dar la cara y me siento respaldado por los compañeros”, dijo quien intenta parecerse a los dos grandes capitanes que tuvo en su carrera: Paolo Maldini en el Milan italiano y Andrés Fleurquin en Defensor Sporting.

“Creo que el brazalete está bien dado al ‘Bochita’. Está muy identificado con Defensor y se ha hecho querer mucho en el club, además de darle muy buenos resultados al equipo en la cancha”, dijo Marcelo Tejera quien nació en el club donde debutó en Primera con sólo 15 años y llevó la cinta entre el 2000 y 2003, recién en su cuarta etapa en la institución.  "No me gustaba eso de darle patadas a los que recién subían a Primera, me molestaba. Recuerdo cuando a mí me subieron los mayores se enojaban si los eludía en la práctica. Y me querían amedrentar de boquilla. Y yo les  decía que era suplente y era la única forma que tenía de mostrarme". 

rojas

Se liberó en el Clausura

“El año pasado en el Apertura tuve dos expulsiones seguidas, con Liga de Quito y Danubio, y después la de Peñarol. Quedé manchado con eso, pero en el Clausura me liberé y no tuve ninguna expulsión. Me di cuenta que no podía seguir por ese camino, no me servía a mí como persona ni a mi familia le gustaba verme en la cancha protestando como un loco. No sé que pasó, me llevó un poco la vorágine, o capaz que estaba descargando algo que no me daba cuenta”, dijo el volante, cuya hijita Catalina fue el domingo al Franzini con la camiseta violeta número 23 y seguramente salga a la cancha por primera vez con el capitán ante Gremio por la Copa.

capitanes

Nacidos en el club

El “Zurdo” Lamas fue el capitán de durante la excelente campaña que realizaron los violetas el año pasado y fue el que levantó la copa del torneo Apertura. A principios de este año, se fue a jugar en Atlético Tucumán.
El hoy gerente violeta, Nicolás Olivera, llevó la cinta en dos etapas: en el 2011 y en el 2016. En el medio el capitán fue Fleurquin. “Nico”, uno de los símbolos de Defensor Sporting, felicitó a Cardacio al enterase de su nombramiento.
“Qué linda te queda la cinta de capitán”, le escribió Andrés Fleurquin el domingo. Ambos fueron compañeros en la temporadas 2013-2015, antes de que Cardacio se fuera a México para luego volver al Parque Rodó.
Martín Silva, el  hoy arquero de Vasco Da Gama llevó la cinta del equipo violeta durante cinco temporadas: desde 2006 al 2010. Al año siguiente dejó el club para jugar en Olimpia de Paraguay y le dejó el brazalete a Nicolás Olivera.
Marcelo Tejera llevó la cinta entre el 2000 y el 2003. “Fue el único club en el que fui capitán y me encantaba serlo. En ese momento había muchos jóvenes, el ‘Ruso’ Pérez, Sorondo, el ‘Tata’ y me gustaba protegerlos”, contó Tejera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos