TORNEO APERTURA

Dos caras: Nacional pasó de jugar sus mejores 45' a ser superado con uno más

Progreso fue un equipo solidario en el segundo tiempo, su técnico se la jugó y estuvo cerca del empate. 

Thiago Vecino celebra el segundo gol de Nacional. FOTO: Fernando Ponzetto.
Thiago Vecino celebra el segundo gol de Nacional. FOTO: Fernando Ponzetto.

"¡Dale Pablo! ¡Mostrate para recibir!" Las indicaciones eran constantes de Gustavo Munúa a García justo en la incidencia que llegó el primer gol del partido. Nacional hilvanó una muy buena jugada colectiva que terminó con un pase en profundidad de Thiago Vecino a Armando Méndez, atajada de Nicola Pérez y en el rebote el número 28, ya consolidado, marcó su primer gol con la camiseta tricolor.

Nacional estaba agrandado, las jugadas fluían en la cancha y se notaba que el equipo estaba cómodo como nunca antes en el Apertura. No pasaba sobresaltos atrás, Felipe Carballo y Gabriel Neves eran los dueños de la mitad de la cancha y García hacía estragos por la derecha; Rodrigo Amaral se dio cuenta de las dificultades que tenía Martín Marta con la velocidad del extremo y apostaba a jugar con él, mientras que Thiago Vecino pivoteaba muy bien. Christian Ferreyra no cobró penal en un agarrón contra Ayrton Cougo, pero Nacional no se desesperó y siguió atacando con criterio, mostrando una buena circulación de la pelota.

Rodrigo Amaral tuvo un correcto primer tiempo. FOTO: Fernando Ponzetto.
Rodrigo Amaral tuvo un correcto primer tiempo. FOTO: Fernando Ponzetto.

Sobre el final de la primera parte premio para Vecino, que necesitaba su gol para agarrar confianza y mostrar que es un recambio perfecto para Gonzalo Bergessio. Otra vez fue García desequilibrante por la derecha del ataque.

Antes, a los 36’, Progreso se había quedado con un hombre menos por la expulsión a Joaquín Gottesman.

Momento en el que Joaquín Gottesman ve la roja en manos de Ferreyra. FOTO: Fernando Ponzetto.
Momento en el que Joaquín Gottesman ve la roja en manos de Ferreyra. FOTO: Fernando Ponzetto.

¿QUÉ PASÓ? Leonel Rocco apostó a ir al ataque a buscar un empate que era impensado. Para el segundo tiempo, el DT de Progreso puso a Gustavo Alles y quedó con un doble nueve, junto a Alex Silva. Ambos fueron un hueso duro de roer para los zagueros, principalmente Vinicius, que había mostrado sus buenas condiciones en la primera parte, pero que perdió más de lo que ganó en el complemento, fundamentalmente en el juego aéreo contra las dos torres del “Gaucho” del Pantanoso.

Nacional empezó a acusar el cansancio, ya no tuvo los circuitos en ofensiva que tan bien habían funcionado en la primera parte, no se pudo defender con el balón y tuvo problemas con un Progreso con un amor propio tremendo, como para que sus hinchas se quedaran tranquilos con la entrega a pesar de la derrota.

Un tiro libre de Esteban González al palo, un tiro de Santiago Gáspari apenas afuera, otro remate de Fabricio Fernández, un cabezazo de Alles y otro remate del lateral. Progreso generó varias situaciones claras, aunque descontó con una jugada que tendría que haber sido invalidada por una mano de Silva.

Nacional ganó, sí. Pero borró con el codo todo lo bueno que había mostrado en 45’.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados