Peñarol

Otras caras para esta "final"

”La hinchada, el periodismo y todos nos han hecho saber que es un partido muy importante”, dijo el DT.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Aguiar. Foto: Archivo El País

No hay mañana para Peñarol. Aunque suene raro decir esto recién en la cuarta fecha del campeonato y estando a tres puntos del líder, con quien justamente jugará esta tarde, es que el equipo se encuentra ante una urgencia. Necesita ganar para conseguir tranquilidad, zafar de la zona de la turbulencia, y si es posible: jugar bien.

"Adivino no soy, pero sí sé la realidad que vive el club. Hay mucha urgencia por ganar el fin de semana. La hinchada, el periodismo y todos nos han hecho saber que es un partido muy importante. Por eso lo tomamos como tal. ¿Qué pasa en el futuro si Peñarol gana? No sé si va a ser campeón. ¿Qué pasa si pierde? No sé si no puede ser campeón", sostuvo Pablo Bengoechea, con la tranquilidad que lo caracteriza, y lejos de ponerse el cassette.

El entrenador, con las bajas obligadas de Nahitan Nández (afectado a la selección uruguaya), Matías Aguirregaray (sentido) y Gonzalo Viera (con paperas), movió el tablero y practicó toda la semana con dos esquemas. Si bien no ha confirmado el equipo ni la figura táctica, todo indica que por primera vez en lo que va del certamen Peñarol irá con línea de tres, algo que ya ha trabajado durante la pretemporada.

De este modo, el aurinegro alinearía con Gastón Guruceaga en el arco. Jonathan Sandoval, Carlos Valdez y Emilio Mac Eachen en la línea de fondo. Luis Aguiar y Sebastián Píriz en la contención y Rodrigo Viega y Gianni Rodríguez como carrileros. Diego Forlán estará unos metros más adelantado abocado a la creación junto a Marcelo Zalayeta y Diego Ifrán como punta neto.

"Tengo mucha confianza en todos mis futbolistas. Los 18 elegidos son los que pensamos que están mejor", opinó el DT.

El "Profesor" rearmó el rompecabezas y se juega la vida con otro sistema en la semana más difícil desde que está al frente de Peñarol.

Canario.

Pese a la sensible baja de Nández, se dará el regreso de Aguiar, quien no pudo estar el pasado fin de semana en la derrota ante Defensor Sporting por una molestia en el gemelo. Peñarol sintió su ausencia y recupera un futbolista que propone juego, marca y además tiene facilidad para llegar al gol.

"Él está bien. Se ha recuperado. La semana pasada no pudo entrenar con normalidad y por eso no quedó concentrado. Esta semana trabajó a la par de sus compañeros. Por ese tenemos esperanzas de que mañana (hoy) esté muy bien", señaló Bengoechea.

El canario, volverá a compartir la mitad del terreno con Píriz, al cual el DT le reitera la confianza, tras casi tres meses. Es que esta dupla no juega desde el arranque desde el 14 de junio en la semifinal ante Nacional que terminó dándole el Uruguayo a los tricolores.

A partir de allí, Bengoechea optó por Nández-Aguiar en los amistosos de la pretemporada y en las dos primeras fechas del Apertura hasta que llegó la lesión de "Lucho".

Brasileño.

Los altibajos que el brasileño Diogo Silvestre ha tenido en estas primeras tres fechas lo dejan fuera del equipo. Además, el lateral no pudo entrenar durante la semana a la par de sus compañeros debido a una alergia provocada por estrés. De todos modos, está entre los concentrados.

Crack.

Por otro lado, el juvenil Federico Valverde quedó fuera de los concentrados.

"Iba a jugar el clásico de Quinta, pero se ha suspendido. Estaba habilitado, porque tiene edad, para jugar el de Cuarta pero me informaron que se ha resuelto que no va a jugar así que va a seguir entrenando con nosotros", explicó Bengoechea.

LAS CLAVES.

1 - Lucha.

La mitad de la cancha jugará un rol clave entre un equipo que quiere ser protagonista y otro que evitará dejarle tener la pelota. Ferro, Schetino y Papa intentarán anular el juego de Peñarol y que Forlán pueda pasar desapercibido.

2 - Cerebros.

El protagonismo que asuman Diego Forlán y Martín Ligüera será clave en cada uno de sus equipos. Casi todas las pelotas pasan por sus pies. Son los encargados de darle ritmo al partido y hacer jugar a los demás.

3 - Olfato.

En un partido que puede darse cerrado, con pocos espacios y que se puede definir por un solo gol, lo que hagan Diego Ifrán y Lucas Cavallini puede ser determinante para definir el encuentro. Serán los referentes de área.

Arco - Inamovible.

El guardameta juvenil seguirá bajo los tres palos. Será su cuarto partido en la máxima categoría.

Fondo - ¿Vuelve?

Si finalmente va con línea de tres, Jonathan Sandoval volverá a tener su chance en el equipo.

Medio - Confianza.

Pese al flojo rendimiento que viene mostrando en el torneo, el DT vuelve a apostar por Sebastián Píriz.

Ataque - Regresa.

Diego Ifrán vuelve a la delantera. Estará acompañado por Diego Forlán y Marcelo Zalayeta.

URGENCIA PEÑAROL.

Fénix, un enemigo de riesgo.

A puertas cerradas, por última vez en este certamen, Peñarol recibirá en el Estadio Luis Franzini a uno de los líderes del torneo. Al mirasol le viene costando generar juego y lastimar a los rivales. Lo sufrió ante El Tanque Sisley y mucho más ante Defensor Sporting. Justamente, bajo esta misma matriz, hoy recibirá al Fénix de Rosario Martínez: un equipo duro, aguerrido y de los que mejores resultados consigue en materia defensiva. Parece ser el peor enemigo para salir de esta "mini crisis" de inicio de torneo. El conjunto albivioleta está en la cima con siete puntos producto de dos victorias (ante el River Plate de Juan Ramón Carrasco y Racing) y un empate (frente a Sud América). Solo le han anotado tres goles en lo que va del torneo y ha convertido seis, siendo así uno de los cinco equipos con mejor diferencia (+3). Asimismo, vale destacar, que el semestre anterior, también bajo la batuta de Rosario, fue el segundo equipo menos goleado (16 tantos) detrás del Peñarol campeón (13).

Marcelo Zalayeta.

Cuando el equipo lo acompaña, levanta considerablemente su nivel y saca a relucir toda su clase. Hasta el momento, en estas primeras fechas, viene alternando buenas y malas. Es clave en el funcionamiento aurinegro.

Maximiliano Pérez.

En un equipo que explota de gran manera el contragolpe, su velocidad resulta fundamental. Si está en una buena tarde, puede ocasionarle grandes problemas a la última línea aurinegra. Deberán estar atentos.

Aguiar - Es un pilar.

El canario regresa tras la molestia en el gemelo que lo sacó del último choque ante Defensor Sporting. Compartirá la mitad de la cancha con Sebastián Píriz. El equipo lo necesita.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)