#DUELODECAMPEONES

Dos caras celestes

Volvió a carecer de juego, pero sacó material para el futuro.

Foto: AFP
Foto: AFP

Uruguay perdió contra Francia (1-0), la campeona del mundo, en un partido donde los galos fueron superiores y se quedaron con el triunfo gracias a un penal marcado por Giroud.

Tabárez sólo realizó una variante y fue el ingreso de Valverde por Pereiro respecto al partido contra Brasil, y rotó el sistema táctico, que por momentos del juego se transformó en un 4-2-3-1.

La Celeste volvió a evidenciar el problema que arrastra desde hace varios partidos: la falta de generación de juego.

Un débil cabezazo de Vecino; otro remate a colocar del jugador del Inter, que atajó Lloris; un mano a mano de “Jona” Rodríguez (luego de un estupendo pase de Cavani); y otro tiro de Vecino a las manos de Lloris en el final del partido fueron lo más destacado de Uruguay, aunque la situación más clara de gol fue la jugada en la que intervino el exjugador de Peñarol, que no llegó a pegarle de lleno a la pelota.

Valverde jugó recostado a la defensa junto a Torreira, y no logró explotar sus principales virtudes, porque estaba lejos de los atacantes y no pudo ser un nexo. Además, Cavani jugó muy atrás y Suárez estuvo demasiado aislado. En el primer tiempo Laxalt llegó un par de veces por izquierda, pero el jugador de Milan sufrió el retroceso a sus espaldas.

Uruguay no se paró del todo bien en la primera media hora de juego, donde sufrió algunos sobresaltos y jugadas de riesgo de Francia. Como un remate de Giroud afuera (3’), un mano a mano a Mbappé (14’), que el futbolista del PSG no finalizó bien, una media vuelta de Matuidi (17’), que se fue al córner y otro mano a mano de Mbappé (29’), que atajó muy bien Campaña.

En la caída de esa jugada se lesionó Mbappé, que minutos más tarde salió. Griezmann (que jugando suelto, atrás de Giroud, hace destrozos) ya no apareció con tanta frecuencia y Uruguay mejoró su postura.

Lo más destacado de Uruguay se vio en los últimos minutos, con el ingreso de De Arrascaeta y “Jona” Rodríguez, ya que se paró más arriba y jugó casi que con un 4-3-3. Aún así, le costó profundizar en su juego y lastimar al rival.

Pese a que alcanzó su cuarta derrota consecutiva (todas en partidos amistosos), Uruguay mostró aspectos positivos en esta doble fecha, sin perder de vista que enfrentó a dos de las mejores selecciones del mundo en la actualidad.

Uno de ellos es Campaña, el arquero al que no le pesó la responsabilidad y respondió con creces, confirmando su estupendo presente. Así como el debut de Mathías Suárez y de Bruno Méndez, que se ganaron, al menos, la posibilidad de ser considerados a futuro. Además, varios jugadores jóvenes sumaron minutos de calidad y la Celeste fue competitiva a pesar de la cantidad de bajas que sufrió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)