FÚTBOL INTERNACIONAL

Cara a cara: Suárez y Chiellini, tres años después

La Champions League los reencontrará en un campo de juego luego del recordado choque en el Mundial de Brasil 2014.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Suárez

Me trataron peor que a un barra brava. Sacarme de un Campeonato Mundial, no entrar a un estadio…", fueron las primeras declaraciones de Luis Suárez tras conocer la sanción que lo alejaba del Mundial de Brasil, de las canchas y de cualquier espectáculo deportivo.

Fue suspendido por nueve partidos con la selección uruguaya, con cuatro meses sin poder participar en ninguna actividad deportiva y debió pagar una multa de aproximadamente 112.000 dólares.

Pareció demasiado. Lo cierto es que esas fueron las consecuencias que sufrió el salteño por una acción que quedará en el recuerdo de muchos fanáticos del fútbol mundial: la "mordida" de Suárez al hombro del defensa italiano Giorgio Chiellini, en el último partido de la fase de grupos, de la Copa del Mundo 2014.

En el camarín, se pasó de la euforia a la desazón en minutos. Uruguay se había clasificado a los octavos de final tras vencer a la Azzurra por 1-0 con gol agónico anotado por Diego Godín. Apenas si se festejó. La pesadilla comenzó poco después.

El rumor se había hecho realidad. "Hay un denuncia contra Suárez y va ser duramente castigado", se dijo. Y lo fue.

La sanción cayó como un balde de agua fría en todos los uruguayos, en los que estaban en Brasil y en los que lo miraban por TV en el mundo.

Uruguay se quedaba sin una de sus principales figuras, pero más dolió el modo y el momento en el que se dio. Duro golpe, no solo para el "Pistolero", sino que para todo el plantel.

Desterrado del Mundial, maltratado por los medios, se fue de Brasil como un criminal.

Los celestes no superaron el impacto, y días después, Colombia le ganó a un Uruguay abatido, sin respuestas, y lo eliminó del Mundial.

La dura sanción fue rechaza hasta por el propio Giorgio Chiellini: "siempre he considerado como algo inequívoco las medidas disciplinarias por parte de los órganos competentes, sin embargo, al mismo tiempo creo que la sanción impuesta es excesiva", declaró ya en su país.

El resto es conocido. Luis Suárez regresó al fútbol y continuó haciendo de las suyas: goles, claro.

Pasaron tres años y jamás volvieron a verse en un campo de juego. Hubo mensajes y disculpas. Pero nunca se encontraron otra vez. El destino, y el sorteo de la UEFA Champions League quiso que Suárez y Chiellini se vean cara a cara el 11 de abril por los cuartos de final del certamen.

El encuentro de ida, que se jugará en el Juventus Stadium, será el primer choque entre el uruguayo y el italiano tras el incidente sucedido en el Mundial de Brasil 2014.

El encuentro entre Juventus y Barcelona —más allá de enfrentar a dos de los mejores equipos del mundo— tendrá el condimento extra: el duelo Suárez vs Chiellini.

Ambos pudieron haberse enfrentado, pero el destino no quiso que lo hicieran. Bianconeris y culés se cruzaron en la final de la UEFA Champions League 2014-15, pero Chiellini estaba lesionado y no jugó.

Ambos equipos llegaron a la final pero el zaguero italiano se perdió el encuentro por lesión en el músculo sóleo. Suárez anotó un gol decisivo.

Así como no lo hicieron con sus respectivos equipos, tampoco lo hicieron con las selecciones, pero en este 2017 se podrían enfrentar tres veces en menos de dos meses.

El 11 de abril se disputará el primer encuentro de cuartos de final. El 19 siguiente jugarán la vuelta en el Camp Nou, mientras que el 6 de junio se pueden enfrentar con sus selecciones.

Uruguay disputará un amistoso ante Italia, en Francia, en el que el "Pistolero" y Chiellini podrían volver a encontrarse adentro de un campo de juego.

De todas formas, el morbo no da para tanto. Suárez y Chiellini hicieron las paces y el propio zaguero afirmó que "la prohibición sufrida luego del incidente en Brasil, debe de haber sido muy desesperante para un jugador de fútbol como él".

A pesar de todo lo que englobó la situación, la relación entre ambos es mejor que la del salteño con Patrice Evra, a quien también podría enfrentar en los choques ante Juventus.

Tres años después, el salteño tendrá una revancha personal. Mucho fue lo que se habló de "la mordida" a Chiellini y muy poco de la dureza que emplea el italiano en cada partido.

Esta vez, el destino los puso frente a frente. No será un duelo más, tampoco un duelo cualquiera, porque Juventus y Barcelona están dentro de los mejores equipos del mundo, y tanto Suárez como Chiellini, son considerados como estrellas.

El Mundial 2014 los enfrentó, los tuvo como protagonistas, y los marcó para siempre. El bolillero los dejó cara a cara, y ahí, en la cancha, volverán a cruzarse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)