HISTORIAS

Capria volvió a Uruguay y lo disfrutan los jugadores de Atenas

"La autoridad no se gana con distancia, se gana con respeto y proceder", dijo el "Mago" quien da sus primeros pasos como asesor futbolístico en el club de San Carlos.

Mago
"Mago". Capria está trabajando en Atenas y cree que en el fútbol debe pensar en plurar. "El todos debe ser más importante que el yo", afirmó. Foto: Ricardo Figueredo.

Ruben Capria está alborotando el avispero en el club Atenas. Los 30 futbolistas que comenzaron a entrenar el lunes pasado tienen la fortuna de conversar a diario con el “Mago”, que debuta en el club fernandino como asesor futbolístico. Aprender y escuchar los consejos y las anécdotas de alguien de la talla de Capria es un privilegio para los jugadores del equipo de San Carlos.

Que el “Mago” haya regresado a Uruguay para trabajar en Atenas fue una sorpresa para muchos. “A veces surgen estas oportunidades y uno lo toma como un lindo desafío. Yo soy un bicho de fútbol, más allá de haber dejado de jugar hace varios años, Siempre mi gran pasión es este deporte. Cambian los roles y aparecen estas posibilidades y acá estoy con mucha ilusión”, dijo.

Asegura que su función en Atenas es versátil pero pasa básicamente por lo futbolístico. “Soy como un asesor de todo lo que significa la preparación del equipo. Desde la conformación del plantel hasta sugerir algunas cuestiones. Desde cómo entrenar a cómo organizar lo estructural. Y aportar acá todos los lineamientos que me puede haber brindado una carrera profesional de 18 años. Esa es mi tarea”.

Capria no niega que cuando lo llamaron los inversores argentinos para proponerle el trabajo, no tenía mucha idea de Atenas. “Pero en cuanto vine vi que está lo más importante que es el capital humano y que hay muchas cosas por hacer y eso entusiasma. Atenas es un club casi centenario y tienen la linda ambición de crecer y de superarse. Y confían en que nosotros podamos ayudarlos a dar ese paso superador para llegar a Primera División. Y no solo eso, consolidarse y crear una estructura que genere pertenencia en la gente de la ciudad. Estoy convencido que el fútbol no es una sola cuestión, hay varios detalles que hay que manejar simultáneamente para enfrentar estos desafíos”, explicó.

Lleva varios días trabajando en San Carlos. “Vengo todos los días a los entrenamientos y la sensación que tengo es la de embarcarme en un desafío colectivo. En el fútbol tenemos que aprender a hablar en plural. Todos tenemos un rol, más o menos vistoso, pero igualmente importante. Hay que cambiar algunos hábitos pero eso siempre pasa porque todos podemos mejorar algo. La palabra superación no tiene límites. Cuando llega gente nueva hay un sentimiento de renovación y todo el mundo se alista: el canchero, el utilero. Todos intentando aportar ese granito de arena para que el todos sea más importante que el yo”, afirmó convencido.

Plantel
Plantel. El "Mago" dialogando con los futbolistas de Atenas. Foto: Ricardo Figueredo. 

“No venimos acá con una varita mágica. La idea es retroalimentarnos entre todos y tener un norte claro. Buscar y conseguir un buen equipo de fútbol y unas formativas que se sientan identificadas con ese equipo. Y que los chicos comiencen a soñar con la Primera División. Si el equipo juega bien y tiene suceso la gente del club se sentirá identificada”.

en atenas

"Invertir bien y saber dónde apuntar"

Actualmente son 30 futbolistas en el plantel de Atenas, pero van a tener que depurar. La idea es entrenar con 25. “Eso no significa que sea definitivo, acá hay gente muy joven que tiene mucho por aprender y nosotros estamos planificando el futuro”, dijo Capria quien sabe que no se trata solo de poner dinero en el club. “Hay que invertir bien, saber a dónde apuntar y entrenar bien con 25 futbolistas”, explicó quien charla a diario con los jugadores.

EMPATÍA. Capria no se lleva muy bien con la tecnología. No tiene Twitter ni Instagram, apenas Facebook pero casi nunca lo usa. Es un convencido de la importancia de las relaciones personales. Quizás por eso mantiene una conversación con los futbolistas después de cada entrenamiento “El tema de los roles no puede generar distancia, todo lo contrario. Debe generar cercanía y que todos entiendan cual es el rol de cada uno. La autoridad no se gana con distancia se gana con el respeto y con el proceder. Lógico que me preguntan sobre mi pasado, mi carrera. Pero yo trato de relativizarlo. Creo a muerte en la empatía. Es fundamental para que el jugador se sienta contenido, se sienta cómodo. Me gusta abrirme para poder ayudarlos por la simple experiencia y el recorrido que tuve. De repente al tener más años les puedo brindar alguna solución a sus problemas”.

PEÑAROL. Uruguay no le es ajeno a Capria, pues fue Peñarol el último equipo que defendió. Y sigue manteniendo contacto con algunos de sus compañeros de aquel equipo dirigido por Gregorio Pérez, a quien define como “una de las mejores personas que he conocido en el fútbol”.

“Mi retiro fue un poco intempestivo, más allá de que ya estaba en mi último tiempo de fútbol. Me desgarré entrenando en Argentina, pero mi pasaje por Peñarol fue muy bueno tanto en lo humano como en lo futbolístico. Sigo en contacto con Diego Rodríguez, con Darío (Rodríguez), con Paolo (Montero), con Matías Pérez y hablé con ‘Nico’ Vignieri el otro día”.

Es más le parece muy bien que Matías Pérez ocupe hoy un cargo dirigencial en la AUF. “Pelear por mejorar a los futbolistas está buenísimo, sobre todo teniendo frescos los parámetros de las dificultades que se enfrentan. Yo en este rol también quiero ayudar en eso porque en definitiva todo pasa por el que está adentro de la cancha”, aseguró.

No es capaz de decir cuál fue el mejor momento de su carrera porque cree que todo pasa por lo colectivo. “El contexto colectivo ayuda a que te veas mejor y te potencies. Me cuesta analizar el fútbol desde lo individual. He estado en grandes equipos con muy buenos compañeros que me potenciaron”.

Utilero
Morgan, de dos años y medio ayudando a su papá Fernando, en la utilería de Atenas. Foto: Ricardo Figueredo.
Tareas

Morgan, un utilero de dos años y medio

Fernando, el utilero, lleva al trabajo a su hijo Morgan de dos años y medio. El pequeño, con el chupete colgado en el cuello, ayuda a su padre en las tareas. Junta las pelotas y le da agua a los futbolistas. El niño ya se metió a todo el mundo en el bolsillo, incluso a los inversores argentinos cuya presencia ya se nota en los salarios que aumentaron y ahora se cobran al día, así como en la fruta y los jugos con vitaminas que esperan a a los futbolistas después de cada práctica.

Tras su retiro Capria tuvo un breve pasaje como técnico y ha trabajado en programas de televisión como panelista y también comentando partidos.

“Esta es mi primera experiencia en esta nueva función pero me gusta porque estoy muy cercano a la pelota, a la cancha, al pasto. Confío mucho en los muchachos que me acercaron a Atenas donde me dieron una bienvenida espectacular. Confían en mi criterio y en lo que yo pueda aportar en lo futbolístico. Estar en el fútbol ilusiona, apasiona, nos renueva. Uno está acá por pasión. Puede haber otras cosas que tienen que ver con otros rubros, pero cuando la pelota empieza a rodar y veo una buena jugada o una buena pared es lo que más me gusta. Todo lo que hago tiene que ver con la pelota, comentar un partido también. No sé si lo voy a seguir haciendo, no depende de mí, pero lo haré sólo si no perturba esta nueva función. Porque estoy muy involucrado en Atenas y lo tomo como prioridad”, aseguró.

Contrariamente a lo que todo el mundo cree, no le pusieron Mago por su calidad en la cancha ni porque haya nacido un 6 de enero. Se debe a un compañero de Estudiantes de La Plata, a quien le decían Magú. “Y él me lo decía a mí, me devolvía el pase. Y el Magú se transformó en Mago y como de vez en cuando hacía alguna cosa bien en la cancha, lo relacionaron con el fútbol”, culminó.

levinton

"No vinimos a llevarnos la plata como otros"

El grupo inversor argentino que está al frente de Atenas está integrado por Sergio Levinton y Hernán Montenegro. Y el técnico es Damián Castellanos. “Esta es una oportunidad por lo que significa el fútbol uruguayo a nivel mundial. Hay mucho por hacer en este país, deportiva y socialmente. Un club como este nos motiva a trabajar para mejorar la institución que tiene 700 deportistas en distintas disciplinas. No vinimos a llevarnos plata como han hecho otros”, dijo Levinton.

levinton
Inversor. Capria dialogando con Sergio Levinton tras el entrenamiento. Foto: Ricardo Figueredo.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados