peñarol

El capitán silencioso

Marcelo Zalayeta es de pocas palabras pero muchos conceptos; ayer sorprendió hablando del retiro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Marcelo Zalayeta es de pocas palabras, pero muchos conceptos; ayer sorprendió hablando del retiro

No es el típico capitán, pero tras la partida de su amigo Antonio Pacheco, no dudó en colocarse el brazalete. Marcelo Zalayeta mantiene su perfil bajo de siempre, pero ayer accedió al diálogo con la prensa. "Hoy Diego no me tuvo que insistir mucho, no le costó mucho convencerme, vine contento", dijo el delantero sobre el jefe de prensa aurinegro que lo convenció de asistir a la conferencia de prensa.

"Estoy contento porque es una linda responsabilidad y tratando de hacerle honor a los grandes capitanes que hubo acá", explicó sobre el capitanato. "Antes el brazalete lo tenía un amigo (por Pacheco). El entrenador me dio esta responsabilidad, y es lindo, pero hay que tomársela como lo que es: una responsabilidad" , añadió.

Con respecto a si le costaba asumirla y si tenía el perfil necesario, respondió que sus compañeros saben bien que pueden contar con él. "Siempre trato de ser igual, tranquilo, lo que pasa es que pienso que algunas cosas no hay que hacerlas muy públicas y que lo que se habla se debe hablar acá adentro. Pero todos mis compañeros saben que cuando hay que aportar algo, trato de estar siempre. No me cuesta, lo asumo a mi manera. No todos somos iguales, quizás para afuera no se transmita tanto, pero mis compañeros saben cómo soy".

Luego dejó el tema de la cinta de lado y explicó por qué pidió el cambio el sábado pasado frente a Racing. Y como tantas otras veces, a pesar de sus pocas palabras, sorprendió con su respuesta.

"Un poco por el cansancio y también porque pensé que el equipo en ese momento necesitaba otra cosa. Hay compañeros en el banco que vienen entrando muy bien", tiró, pero enseguida aclaró que no se sentía un técnico dentro de la cancha. "Técnico acá hay uno solo y es Pablo. Las decisiones las toma él".

A propósito del asunto, aseguró que los suplentes no le meten presión. "Que los que están en el banco anden bien, no es una presión, al contrario. Es bueno porque sabemos que cualquier jugador que entre va a aportar. Palacios, por ejemplo, es un goleador y cada vez que entró demostró que está en condiciones de sustituirnos".

"No sé si el del sábado fue mi mejor o mi peor partido, para eso están ustedes. pero físicamente me sentí muy bien. El equipo se siente mejor y ya conseguimos tres victorias seguidas, que es muy bueno".

"CACHAVACHA". Obviamente, el tema Diego Forlán, de quien ya fue compañero en la selección, iba a estar en la conversación. "Jugar con Forlán es un orgullo para todos, pero creo que el equipo tendría que aprovecharlo mucho más. Diego es un jugador que se mueve mucho, tenemos que aprovecharlo entregándole el balón más rápido. En los momentos en que está libre, dársela sin miedo y darle la responsabilidad de armar el juego del equipo. Es fundamental conocer al compañero".

Al final, admitió que ya no se preocupaba por mirar la tabla de goleadores, ni ese tipo de cosas. "A esta altura lo único que quiero es terminar bien en Peñarol, y la única forma de hacerlo es terminar siendo campeón. Estoy pensando que este puede ser mi último año", afirmó y volvió a sorprender con sus palabras. "No quiero decirlo ya como que es confirmado porque es demasiado pronto", explicó.

Y al preguntarle cuál era la razón de esa idea que ya rondaba por su mente, respondió: "por una cuestión mía, personal". "Y el estadio no tiene nada que ver, si el estadio se inaugurara un año más tarde, mi pensamiento no cambiaría", añadió.

"Por ahora pienso seguir jugando y luego al final de la temporada si decido dejar, dejaré. Pero todavía no sé lo que voy a hacer después. Pero seguramente va a ser fuera del fútbol".

Pacheco: Un amigo

"Antes el brazalete lo tenía un amigo, el entrenador me dio la responsabilidad y es linda, pero hay que tomársela como lo que es. No me cuesta, lo asumo a mi manera. No todos somos iguales".

Forlán: aprovecharlo

"Jugar con Forlán es un orgullo para todos,pero creo que el equipo tendría que aprovecharlo mucho más. Hay que dársela más rápido y sin miedo y darle la responsabilidad de armar el juego del equipo".

JR: Un viejo conocido

"Con River va a ser difícil porque propone, pero también favorable porque va a ser de ida y vuelta. Juan sabe jugarle a un grande y va a salir a atacarnos", dijo sobre quien lo dirigió en la selección.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)