PERÚ

Un canario entre Incas

Luis Aguiar tiene hoy una sola meta: ser campeón con Alianza Lima; siempre sueña con volver a Peñarol.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Aguiar

"Acá estoy, tranquilazo”, dice Luis Aguiar en su estilo bien “Canario” desde la concentración de Alianza Lima. “Estoy muy bien físicamente, sano y jugando todos los partidos. ¡Todo impecable!”, agregó sobre su vida en Lima, la que ya lleva seis meses.

“No es fácil acostumbrarse a jugar acá, sobre todo porque hay lugares con altura y mucho calor. Hay partidos en la altura, partidos en el llano, otros con 40°, otros con lluvia. Todo entreverado y eso es lo que complica el campeonato”, explicó. “Y además, las canchas sintéticas. Hay varias y la mayoría están en la altura. En Cajamarca, Tarapoto, en Cutervo, que es lejísimos y con cancha sintética”.

Sin embargo, y a pesar de todos esos inconvenientes, Aguiar es una pieza clave en Alianza, el equipo de Pablo Bengoechea, que lidera el torneo Apertura incaico por diferencia de goles. Es que a dos fechas del final, la tabla está muy apretada en las primeras posiciones.

“Acá el torneo es muy competitivo, sobre todo por lo que te acabo de decir. Hay que adaptarse a viajar a la altura, pero se juega muy bien al fútbol. Alianza juega bien y las cosas están saliendo bien”, contó. “El fútbol está unos cuantos pasos por encima del uruguayo. En todo sentido. Acá cualquier equipo te paga entre cinco y seis mil dólares. En Uruguay cobrás 30.000 pesos, o 40.000, o 60.000 y si los cobrás. En ese sentido están mucho mejor”, agregó. “En Uruguay pasan cosas rarísimas. Por ejemplo, lo que hizo el ‘Maca’ (Macaluso) me parece espectacular. Es un fenómeno. Y mirá que tiene su casa, sus cosas, pero tampoco es millonario. Precisa seguir jugando”.

Alianza es un grande, pero el “Canario” sabe de eso porque pasó cuatro diferentes etapas en Peñarol. “Alianza es el más grande de Perú y a todas las ciudades que vamos a jugar el apoyo de la gente es impresionante. Sea cual sea la hora que lleguemos al hotel, aunque sea la una de la mañana, está siempre lleno de gente en todos lados”, explicó sobre una hinchada que ya lo considera uno de los suyos. “Me siento muy querido, me lo hacen sentir en la calle y en el estadio, a pesar de la ansiedad que hay”.

Es que la presión es muy grande en Alianza. “Hace diez años que Alianza no sale campeón. No es fácil, pero está muy bueno. Como grande que es Alianza siempre tiene que ser campeón, pero ahora hay una gran necesidad. Ojalá podamos concretarlo”.

Tras un pasaje complicado por Portugal, revivió en Perú. “A Pablo (Bengoechea) le estoy muy agradecido. Me trajeron y me dieron toda la confianza sabiendo que yo venía de estar cinco meses parado por las dos fisuras que tuve en Portugal y que no me dejaron jugar. Vine e hice una pretemporada muy buena. Me esforcé y hoy estoy espectacular físicamente”.

La dejó picando.

El “Canario” termina su contrato con Alianza en diciembre. Lo único que quiere hoy es ganar el Apertura, lo que los clasificaría a la Libertadores. Y les aseguraría jugar las finales en diciembre. Actualmente no piensa en otra cosa que conseguir ese objetivo. Pero siempre está pendiente de Peñarol y ve todos los partidos, cuando el horario lo permite. “Lo veo por internet, en el teléfono o en la tablet. Si estamos concentrados, Pablo echa algún vistazo”. Su último pasaje por el club tuvo dos caras. Ganó el Apertura con Bengoechea siendo un jugador muy importante y luego con Da Silva prácticamente no jugó. “En el segundo semestre no quisieron que yo jugara y se me complicó. Me pusieron a un costado y venía de ser el mejor volante el semestre anterior. Pero uno es inteligente y sabe darse cuenta. Hubo dirigentes que me avisaron que no iba a jugar. ‘Viene brava para vos’, me dijeron. Quizás esperaban que Aguiar hiciera algo. Que fuera fastidioso, como capaz que fui antes. Pero el ‘Canario’ Aguiar no es loco, se hace el loco a veces. Siempre fui el primero en entrenar y nunca dije nada”, contó y se refirió a la salida de Bengoechea.

“Con Pablo fueron muy injustos. Hacía muchos años que no se ganaban dos torneos cortos seguidos, teníamos la final asegurada y lo sacaron. Fueron injustos con Pablo y con todo el plantel. El jugador más gente que he conocido en mi vida es Zalayeta. Es un señor que tiene unos huevos bárbaros y se fue por respeto a Pablo”, enfatizó.

“A Peñarol yo siempre quiero volver. Soy hincha y además el club conmigo siempre se portó bien. Le estoy agradecido de por vida y siempre me interesa que Peñarol gane. Siempre voy a querer volver, cada vez que me llamen voy a ir. Aunque ahora con el cuadrazo que tienen, es difícil. Je”.

Sin campo pero con un hijito peruano.

Cuando estaba en Peñarol, Aguiar aprovechaba cada día libre para internarse en el campo a pescar y a cazar, la mayoría de las veces con su amigo Guillermo Rodríguez. En Perú no tiene la misma suerte. “He averiguado, pero no hay nada. Lo único que hay son unos lugares que tienen caballos, pero tampoco he tenido tiempo de ir. Las fechas están muy apretadas. En estos seis meses no hemos tenido casi días libres y no da para hacer lo que hacía en Uruguay. Lo extraño, porque irme para el campo de cacería y andar a caballo es lo único que me gusta y lo que más disfruto. Acá paso en casa, no salgo a ningún lado. Estoy bastante encerrado”, contó el volante, que vive en el barrio Miraflores, uno de los más lindos de la capital incaica.
De todas maneras, el “Canario” tiene en qué entretenerse porque hace cuatro meses que él y su pareja, Inés, fueron padres. El segundo hijo del volante se llama Lucio y nació el 6 de abril. “Es un peruanito, je”, dijo y pasó a contar cómo fue recibido por Bernardo, el mayor de cinco años. “Bernardo está contentísimo. Lo ve por videollamada y le encanta. Está chocho y re-mimoso con el hermano. Además, tuve que ir a Montevideo un par de días por unos asuntos y lo conoció”.

Frases.

- "Con Forlán nos llevamos muy bien. Nos entendíamos muy bien adentro de la cancha. Por algo se fue. Todavía me quedan amigos en el plantel de Peñarol, aunque hay muchos nuevos. Con Nahitan (Nández) hablo seguido, somos muy amigos. También del ‘Cebolla’, aunque con él hablo menos. Con Marcel hace pila que no hablo, pero es de los que tenía más afinidad”.

- "Yo a Peñarol quiero volver siempre. Cada vez que me llamen voy, aunque en el fútbol uruguayo están pasando cosas rarísimas. Pero a Peñarol quiero ir siempre. Igual, en algún momento, de acá a unos años más, voy a volver a Uruguay. A jugar ahí, a retirarme ahí. En algún lugar voy a caer. Yo quisiera que fuera en Peñarol, pero es muy difícil, más de grande es más difícil”.

-“A Pablo (Bengoechea) le estoy muy agradecido. A Pablo y al ‘Vasco’ (Aguirregaray), y al profesor Turrén, a todo el cuerpo técnico. Me trajeron y me dieron toda la confianza sabiendo que yo venía de estar cinco meses parado por las dos fisuras que tuve en Portugal y que no me dejaron jugar. Conocerlos también es un plus que te permite trabajar mucho más tranquilo”.

- "Con Pablo (Bengoechea) fueron muy injustos en Peñarol. Hacía muchos años que no se ganaban dos torneos cortos seguidos, teníamos la final asegurada y lo sacaron. Fueron injustos con Pablo y con todo el plantel. El jugador más gente que he conocido en mi vida es Marcelo Zalayeta. Es un señor que tiene unos huevos bárbaros y se fue por respeto a Pablo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados