PEÑAROL

Canario frontal: "Si perdés se complica, si ganás no pasa nada"

Luis Aguiar cree que a los clásicos de verano se les da demasiada importancia: “son parte del trabajo”

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Aguiar en la práctica de Peñarol. Foto: Marcelo Bonjour

Luis Aguiar está conforme porque Peñarol arrancó bien el año, venciendo en el clásico por penales y quedándose con el primer torneo veraniego: la Copa Bandes. Pero, fiel a su estilo, el "Canario" aseguró que no le da demasiada trascendencia a los resultados estivales.

"Siempre es importante ganar, pero en lo personal pienso que estos campeonatos de verano son más para trabajar y buscar la forma física-futbolística, que para otra cosa. Ganar motiva a seguir trabajando, es nada más que eso. Cuando se pierden estos partidos se complica todo, pero cuando se ganan, da lo mismo. Para mí son partidos para completar el trabajo de la pretemporada", explicó Aguiar tras el movimiento matutino de la víspera.

Sostuvo que a su manera de ver se le da demasiada importancia a los campeonatos de verano.

"Siempre digo lo mismo si perdés los clásicos de verano se complica todo y empiezan a hablar cosas que no sirven para nada y si los ganás no pasa nada. Hay que tomarlo como parte del trabajo, aunque obviamente todos queremos ganar los clásicos".

De todas maneras, el volante reconoció que los torneos de verano también tienen su parte positiva: sirven para ir agarrando ritmo. "Jugar a esta altura del año complica, sobre todo el trabajo que han planificado en esta etapa los preparadores físicos, pero también sirven para agarrar ritmo. Uno intenta jugar de la mejor manera aunque para el primer clásico haya muy pocos días de preparación y no es un partido cualquiera. Pero lo hemos llevado bastante bien, no hemos tenido lesiones y eso es muy importante".

Sueltos.

Con respecto al segundo clásico, que se jugará mañana por la Copa Antel, dijo que seguramente ya se iban a sentir mucho mejor. "Capaz que podemos estar un poco más sueltos los jugadores de los dos equipos. Pero los clásicos siempre son apretados, complicados de jugar. Esperemos estar en mejor forma que el primero para poder hacer un poco mejor las cosas, pero estamos muy conformes con lo que hemos hecho hasta ahora, sobre todo teniendo en cuenta los pocos días de trabajo que teníamos arriba", analizó.

"Para tener seis o siete días de entrenamientos, me quedé conforme con lo que hicimos. Por lo general, los clásicos no salen lindos, pero tenés que ganarlos", añadió.

Más adelante, Aguiar se refirió a la llegada de otros futbolistas para la mitad de la cancha. "Son dos jugadores, o tres, de muy buen pie. Juegan muy bien y eso es importante para el equipo y para el grupo. Valorizan más al equipo y eso es bueno para todos nosotros".

El "Canario" reconoció muchas veces durante el semestre pasado que el equipo no había logrado rendir de acuerdo a las condiciones de los futbolistas.

Ahora se ilusiona con otra realidad. "Esperamos rendir según la calidad del plantel que tenemos. Tenemos un plantel muy bueno, muchos recambios y jugadores muy importantes. Ojalá ahora podamos rendir de acuerdo al plantel que tenemos y ganar el Uruguayo".

Fue la primera vez que mencionó el título Uruguayo, que es su gran meta personal para el próximo semestre.

"Nos esperan tres cosas muy importantes. Para mí salir Campeón Uruguayo es lo primordial; la Copa es nuestro sueño y el de la gente; y el estadio también es muy importante porque al jugador que le toque debutar ahí va a quedar en la historia del club. Son tres cosas que motivan más que otros torneos o campeonatos, pero la obligación es siempre la misma: ganar. En Peñarol no hay otra posibilidad. Intentaremos aprovechar toda esa motivación para lograr cosas importantes", dijo esperanzado.

Luego, consultado sobre si hubo chances reales de que volviera salir al exterior, respondió: "Sondeos hubo varios, pero el celular no sonó nunca en todas las vacaciones. Igual, yo estaba tranquilo, ya había dicho que me sentía muy bien en Peñarol. Estoy acá y pienso seguir acá por varios años más", aseguró.

Para finalizar se refirió al golazo que anotó, de zurda, su gran amigo, Guillermo Rodríguez. El que le dio a Peñarol la victoria ante Cerro Porteño y la Copa Bandes. El "Canario" le dio el pase sin proponérselo. "Nos reíamos después. Él dice que me la había pedido cuando Hernán (Novick) me la tocó para atrás y la verdad es que no lo vi. Agaché la cabeza para patear al arco y justo le cayó en el pie. Me sorprendió el tiro que sacó. Por suerte hizo el gol, yo me quedé muy contento por él".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)