BOLIVIA

Del campo al arbitraje: la increíble historia del juez fallecido

Víctor Hurtado se fue a Cochabamba para estudiar biología y terminó convirtiéndose en árbitro profesional.

El árbitro Víctor Hugo Hurtado durante un partido en el fútbol boliviano.
El árbitro Víctor Hugo Hurtado durante un partido en el fútbol boliviano.

Conmovió a todos. Al que le gusta al fútbol y al que nunca observó un partido. Con 32 años, el árbitro boliviano Víctor Hurtado sufrió un paro cardiorrespiratorio en el campo de juego y antes de llegar al hospital, falleció

De todas maneras, su historia seguramente quedará grabada a fuego en el pueblo boliviano y precisamente 48 horas antes de su deceso la había contado.

Nació en Yapacaní, Santa Cruz, y a los cuatro años quedó huerfano de madre. Su padre lo motivó a estudiar mientras lo ayudaba a trabajar en el campo donde ganaba 20 pesos bolivianos por día (aproximadamente $ 100 uruguayos).

Además, Hurtado era fanático del fútbol y jugaba de puntero izquierdo, pero a los 18 años sufrió una rotura de meniscos que lo obligó a retirarse de las canchas y encontró una manera de seguir conectado siendo árbitro.

“Como dirigía bien, los delegados de los otros equipos me decían: Hurtado, arbitrá para nosotros y te vamos a pagar. Me empezaron a dar 20 bolivianos por partidos, entonces los 100 pesos que yo ganaba en una semana de sol a sol, (arbitrando) lo hacía en un domingo. Era algo maravilloso para mí”, contó.

Se mudó a Cochambamba a estudiar biología, pero la pasión por el arbitraje fue más fuerte y se anotó en el Colegio de Árbitros.

Entre risas, contó la anécdota de cuando dirigió sin ser titulado y casi genera un problema grande. “Me mostré en un partido sub-19 entre Wilstermann y Pelota de Trapo, yo recién llevaba tres meses en el Colegio de Árbitros. Lo hice bien y en la semana siguiente me dedignaron para arbitrar en la B. Me criticaron y decían: ¿Por qué Hurtado si recién lleva tres meses? Mario López, de la comisión de designación, me preguntó si era árbitro y le respondí que sí, pero que no era titulado. ‘Hijo, por qué no dijiste, mirá lo que has causado, me dijo’”.

Su carrera fue en pleno ascenso y era uno de los árbitros con más designaciones en el certamen. De hecho el día de su fallecimiento estaba dirigiendo su partido número 13 en el semestre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)