COPA AMÉRICA

Campeón... ¡y a lo Uruguay!

En 1995, la Celeste ganó sufriendo desde los penales y festejó en casa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Equipo. Álvez, “Guti”, Silva, Herrera, Moas, Méndez, Dorta, Poyet, Enzo, Fonseca y Otero.

Luego de quedar eliminado del Mundial de Estados Unidos, la Celeste se preparó para recibir la Copa América, torneo que le era esquivo desde 1987. Por séptima vez en su historia, y última hasta el momento, el certamen que consagra a la mejor selección del continente se volvió a disputar en Uruguay.

El torneo se llevó a cabo entre el 5 y el 23 de julio con 12 selecciones y cuatro sedes: Montevideo, Maldonado, Paysandú y Rivera.

Uruguay, dirigido técnicamente por Héctor Núñez, integró el Grupo A con Paraguay, México y Venezuela. Clasificó como el mejor de su zona producto de dos victorias y un empate. La Celeste debutó con goleada por 4 a 1 ante la "Vinotinto" con goles de Daniel Fonseca, Marcelo Otero, Enzo Francescoli y Gustavo Poyet. Para el segundo juego, volvió a ganar. Con gol del "Príncipe", Uruguay derrotó al conjunto guaraní y abrochó su pasaje a la segunda fase. En la última fecha, igualó 1 a 1 con México con gol de Marcelo Saralegui y se aseguró el primer lugar.

Uruguay avanzó cuartos y chocó contra el peor de los terceros: Bolivia. Pese a ello, un trámite que parecía sencillo, terminó siendo más complicado de lo esperado. Con lo justo, ganó 2 a 1 con goles de Otero y Fonseca.

Así, el equipo del "Pichón" se metió entre los cuatro mejores. En la semifinal lo esperaba la difícil Colombia que atravesaba un gran momento; pero otra vez con un tanto de Otero y otro de Adinolfi, la Celeste sacó pecho y se metió en la final.

Allí lo esperaba Brasil. La "Verdeamarela", que llegaba como campeón del mundo, tenía una cuota de favoritismo pese a jugar en condición de visitante. La final se tornó dramática. Con un Centenario repleto, Uruguay se encontró en desventaja y tuvo que remarla ante un Brasil que hacía correr los minutos. El gol parecía no querer llegar hasta que el pie derecho de Pablo Bengoechea cambió la historia. Sobre la Colombes, el "Profesor" tomó un tiro libre al borde del área, la acarició por encima de la barrera y dejó parado a Taffarel. Gol y empate para un tanteador que nunca más se movió. Hubo que definir todo desde los doce pasos. Francescoli, Bengoechea, Herrera, Gutiérrez y Martínez no fallaron y más la colaboración de Álvez que contuvo un penal, le dieron la estrella número 14 a la Celeste. (Estadísticas: Willy Viola)

Uruguay campeón con "Guti" y el "Profesor"

En aquel plantel que se terminó quedando con la Copa América estaban los dos actuales entrenadores de los equipos grandes: Álvaro Gutiérrez y Pablo Javier Bengoechea. En aquel momento, en el rol de jugador, ambos defendían los colores de Nacional y Peñarol respectivamente. Héctor Núñez conformó un plantel con 22 futbolistas con 12 del medio local (cinco de Peñarol, tres de Nacional, tres de River Plate y uno de Defensor Sporting) y diez del exterior (dos de Boca, uno de River, uno de Racing, uno de Olimpia, uno de América de Cali, uno de Zaragoza, uno de Cagliari, uno de Roma y uno del Inter de Milán).

Después, vino un baldazo de agua

Tras la consagración en la Copa América, se dio inicio a las Eliminatorias camino a Francia 1998 que por primera vez se jugó todos contra todos. La Celeste no pudo clasificar al Mundial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados