EN EL CAMP NOU

Iniesta se despidió entre lágrimas y con una victoria bajo el brazo

Le dejó la cinta de capitán a su sucesor, Lionel Andrés Messi, y se retiró de la cancha a los 80'. El "Cerebro" jugó su último partido en Barcelona en la victoria 1-0 contra Real Sociedad jugando en su casa.

Mina, Piqué y Suárez saludando a Iniesta. Foto: AFP
Mina, Piqué y Suárez saludando a Iniesta. Foto: AFP

El cántico de 84 mil personas repetía sin cesar: “Andrés Iniestaaaa, Andrés Iniestaaaaa”. El 1-0 contra la Real Sociedad era suficiente para todos.

Era una noche de despedidas y de bienvenidas. Adiós a Iniesta, a la temporada y a algún jugador del plantel que ya no repetirá. Hola, a la nueva camiseta de 10 rayas, al capitanazgo de Messi y al festejo multicolor prometido para festejar el doblete.

Iban 3 minutos cuando una buena jugada de Dembelé levanta a la tribuna, pero el primer tiro franco al arco lo hizo la visita y Ter Stegen lo envió al córner.

Estimulado por una pancarta que dice “Gracies per tant”, Iniesta sacó un remate que pasó rozando el palo derecho del arquero vasco.

A los 15, Suárez logró meterse entre dos rivales y le cometieron falta. Messi no estaba y quiso probar suerte pero su disparo dio en la barrera

En el epílogo de la primera parte el defensa Raúl Nava le entra muy fuerte a Dembelé y el árbitro lo consideró amarilla, lo que llevó a que Suárez protestara y también viera la tarjeta.

A los 56’, Coutinho hizo brotar miles de banderas en las tribunas cuando desde el borde del área sacó un gran remate que se coló en el segundo palo para anotar así la única diferencia.

A los 65, Iniesta tuvo la chance de meter su último gol con el Barça, pero para la decepción general no logra su objetivo.

A 9 minutos del final, se produjo el momento más emocionante del partido: sale Iniesta. Se abraza eternamente a Messi en el medio de la cancha, le pasa el brazalete de capitán y luego arranca una caminata lenta juntando abrazos más abrazos de compañeros y rivales, hasta un breve diálogo con el árbitro.

La tribuna canta el nombre del eterno jugador 8, “Infiniti” Iniesta. Los suplentes se levantan para recibirlo. Atina a mirar a la tribuna y eleva sus brazos con las manos juntas para agradecer.

El Barça ganó por mínima ante Real Sociedad. Poca cosa comparada con el adiós del ídolo culé cuyo nombre corean y respetan en todas las canchas de España y el mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º