COPA LIBERTADORES

El camino a la gloria

Con la culminación de la fase previa, los grupos tienen sus equipos y el fixture. 

El trofeo de la Copa Libertadores. Foto: AFP
Foto: AFP

Con la clasificación de Junior al Grupo 8 de la Copa Libertadores al superar a Guaraní quedaron determinados los 32 participantes de la fase de grupos y así los horarios, escenarios y partidos de cada uno de los clubes.

Peñarol, clasificado al torneo como Uruguay 1, ya conocía a sus tres rivales; en la misma situación se encontraba Defensor Sporting, Uruguay 2. Pero Nacional completó el Grupo 6 al superar la fase previa dejando atrás a Chapecoense y Banfield.

El tricolores hicieron una de las tareas más difíciles para los equipos uruguayos en la Libertadores: ganarle la llave a un brasileño y un argentino. En los últimos 30 años, los equipos uruguayos jugaron 98 partidos contra brasileños, ganando solo 20 (teniendo en cuenta los dos 1-0 sobre el ‘Chape’), empatando 29 y perdiendo 49 encuentros. A la vez, contra los argentinos los clubes uruguayos jugaron 94 partidos: ganaron 23, empataron 20 y perdieron en 51. De ambos países vienen los rivales más difíciles, al menos para los clubes celestes.

Gigantes.

Una constante en la Copa Libertadores desde el cambio de formato en 2000 (de 23 equipos se pasó a 34 con más cupos para clubes de Argentina y Brasil) es la presencia de al menos un equipo de uno de esos países en cada grupo.

En 2018, de los 15 clasificados (siete argentinos y ocho brasileños) son 13 los que continúan al quedar eliminados ambos rivales de Nacional en fase previa. Vasco da Gama, el otro en la fase preliminar, superó a Jorge Wilstermann por penales.

Esto lleva a que en siete de los ocho grupos haya al menos un equipo proveniente de uno de los dos ‘gigantes’ del continente. Tan solo el Grupo 2, integrado por Atlético Nacional (Colombia), Bolívar (Bolivia), Colo-Colo (Chile) y Delfín (Ecuador), no tiene. Este será un problema a los cuales deberán afrontar los equipos uruguayos en la Copa Libertadores 2018, además de algunos otros como las alturas en La Paz (Bolivia) y Cuzco (Perú), así como el viaje largo hasta Maturín (Venezuela).

Grupo 1.

Facundo Milán es saludado por Facundo Castro y Matías Cabrera en el gol de Defensor. Foto: Fernando Ponzetto

A Defensor le tocó un grupo complejo. Además de tener como rivales a tres campeones (Gremio, de la Libertadores; Cerro Porteño, de Paraguay y Monagas, de Venezuela) tiene equipos de países duros, así como el viaje a Venezuela.

A lo ya mencionado sobre lo que significa la dificultad de los rivales brasileños, se agrega la sorpresiva complicación de los paraguayos. Luego de Brasil y Argentina, Paraguay es el país más difícil para enfrentar para los equipos uruguayos. De los 26 partidos entre clubes de ambos países, siete fueron uruguayos, siete empates y hubo doce para los ‘guaraníes’. Solo un 36% de los puntos rescatados.

Por otra parte, lo accesibles que resultan los equipos de Venezuela en números (11 victorias, 10 empates y siete derrotas), lo compensa lo duro que es el viaje hacia Maturín, donde oficia de local el Monagas.

Grupo 3.

Peñarol. Foto: Gerardo Pérez

Un duro paraguayo, la altura de La Paz y la dificultad de un argentino. A Peñarol no le tocó un grupo nada fácil, pese a llegar a la Copa como Uruguay 1 y uno de los cabezas de serie. Los aurinegros deberán superar la dificultad que representan los paraguayos y argentinos, ya mencionados, pero también la bipolaridad de la altura boliviana.

Es que cuando a los equipos uruguayos les tocó visitar a los bolivianos, hay una clara división entre lo que son los partidos de visitante y de local. De los 48 encuentros, hubo tan solo cuatro empates, con 20 victorias para los uruguayos y 24 para los bolivianos. Los 3601 metros sobre el nivel del mar del estadio Hernando Siles es la diferencia.

Grupo 6.

Leandro Barcia, Gonzalo Bergessio y Gabriel Neves festejando el gol de Nacional. Foto: Gerardo Pérez

Los terceros clasificados de la Superliga argentina (Estudiantes) y el Brasileirão (Santos) en el último año serán duros escollos de Nacional para avanzar a octavos, pero también lo será Real Garcilaso, una vieja espina.

Contra el equipo peruano, el tricolor tuvo un episodio negro cuando en octavos de final de la edición 2013 quedó eliminado por penales (4-1 en el Centenario) luego de una victoria 1-0 para cada lado como local. Santiago Romero, Carlos de Pena y Gonzalo Bueno estuvieron en ese partido, así como el DT Alexander Medina. De todas formas, contra equipos de Perú, los de Uruguay tienen una estadística de 15 victorias, 11 empates y sólo seis derrotas en las últimas 30 ediciones.

SUDAMERICANA
La primera fase de la Copa Sudamericana comenzará a disputarse el próximo martes 30 de julio.
Los cupos desde la Libertadores.
Es un escape para los terceros
Por segunda edición consecutiva luego de la aplicación en 2017, el tercer ubicado en cada grupo de la Libertadores queda eliminado pero accede a la segunda fase de la Copa Sudamericana. Una alternativa.
De fase previa a segunda fase
De los cuatro equipos eliminados en la Libertadores en la tercera fase, dos pasaron a la Sudamericana por mejor rendimiento. Fueron Jorge Wilstermann y Banfieldr; Guaraní y S. Wanderers quedaron sin nada.
Wanderers sin posibilidades
Los equipos traspasados de la Libertadores a la Sudamericana no incluyen a los que no avanzaron de la segunda y primera fase, ésta última en la que quedó el bohemio al ser eliminado por Olimpia.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º