NACIONAL

Camino despejado: Domínguez enfila hacia los tricolores

Alfaro dejó Huracán para dirigir a Boca Juniors y Nacional está muy cerca de abrochar al DT que quería.

Eduardo Domínguez

Es cuestión de horas, nada más, para que se termine cristalizando la operación que Nacional pretendía realizar para armar un nuevo proyecto deportivo sobre la base de un nuevo estilo de trabajo en Los Céspedes y con una idea futbolística más emparentada con el fútbol moderno.

Aunque parezca extraño, el gran empujón, que comenzó en Buenos Aires, lo terminó dando otro equipo en beneficio de los tricolores. Es que Boca Juniors concretó la contratación de Gustavo Alfaro como conductor de su plantel principal y quedó fuera de la consideración Eduardo Domínguez.

La realidad es que una posible oportunidad para Domínguez de dirigir a los Xeneizes era un adversario invencible para el deseo de los tricolores, fundamentalmente por las diferencias económicas que existen entre los mercados y por lo seductor que puede ser para cualquier entrenador argentino tomar el control de uno de los dos equipos más grandes de su país.

Además, si hay un argumento que José Decurnex, Alejandro Balbi e Iván Alonso utilizaron para convencer a Domínguez este fue que un contrato de dos años con los tricolores podría potenciarlo para dar un salto hacia el futuro deportivo y económico.

Como la propuesta original de los tricolores -no se movió ni un dólar- pese a la negociación que llevó adelante el representante de Domínguez, es perfectamente considerable baja para lo que se gana en Argentina, el elemento motivador era el de copiar lo que realizó Marcelo Gallardo. Palabras más, palabras menos, es un hecho que el “vení a Uruguay para hacer ‘La Gran Gallardo’” , estuvo arriba de la mesa de diálogo.

Con Boca en la sombras y amenazando con recurrir a Domínguez si sus búsquedas no prosperaban como se pretendía, poco valor iba a tener un sueño de llegar al grande de Argentina tras su pasaje por Nacional.

Esa expectativa ya se cayó, por lo que ahora Domínguez y su equipo de cuatro personas tendrá que analizar si le da o no el ok al contrato que ya fue ofrecido por los tricolores y que, según supo Ovación, se ajustará a la actual realidad de Nacional.

Si bien los números no fueron precisados con exactitud, se aseguró que son más bajo de lo que percibía el cuerpo técnico que lideró Alexander Medina.

Nacional se fijó la política de reducir en un 40% el presupuesto global de la institución y ello afectará a todos los sectores de la institución.

Un directivo importante del club indicó ayer a Ovación que no se trata de una decisión caprichosa. “Responde a una realidad, Nacional no puede seguir pagando lo que abonaba. Se llame (Eduardo) Domínguez o se llame (Pep) Guardiola, se ajusta a los números que podemos pagar o vendrán otros profesionales”.

Eso confirma que no hay especulaciones y que el tema también se trasladará a los futbolistas.

Aquellos jugadores a los que se le venció el contrato y quieran quedar -siempre y cuando cuenten con el visto bueno del técnico- deberán aceptar una remuneración salarial muchísimo más acorde a los números que manejará el club. Caso contrario, no habrá nuevo vínculo.

Esa línea se seguirá con los posibles refuerzos. La idea es la que expuso Alonso: “van a venir los que quieran de verdad jugar en Nacional”.

Los grandes van a caminar juntos.

Nacional y Peñarol están a punto de comenzar a trabajar juntos en diversos temas. Según supo Ovación, uno de los aspectos que procurarán coordinar es el de la elaboración de documentos contractuales cuyo marco sea exactamente igual en ambos equipos.

Lo que se quiere es que el lineamiento sea similar en lo que tiene que ver con la forma en la que se establece el vínculo y también con las divisiones o porcentajes que se abonarán por prima, derechos de imagen, haberes.

Los primeros lineamientos ya quedaron arriba de la mesa pero se aseguró que en los próximos días expertos en varias áreas se reunirán para definir este tema.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)