NACIONAL

Cambió el rumbo

El conjunto de Martín Lasarte venció a Vélez Sarsfield por 1 a 0, en el Gran Parque Central, y se quedó con la Copa Confraternidad Rioplatense. El gol albo, lo convirtió de penal Brian Lozano y debutó en las redes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gol. Lozano remató fuerte, anotó el penal y celebró la conquista con los puños apretados.Foto: Francisco Flores

Ahí estaba la antena; y la computadora con el software sobre una mesa. A la salida del túnel y a un costado de la cancha, para recibir los datos que mandaba el GPS colocado en los chalecos que los jugadores de Nacional se pusieron por debajo de las camisetas para registrar la intensidad, velocidad y el recorrido de sus movimientos contra Vélez Sarsfield.

A los efectos de esa aplicación de la tecnología de punta al fútbol moderno, que es una vorágine de ritmo y dinámica, podría decirse que Nacional fue un equipo vivaz, activo, ordenado, que no dividió las aguas jugando de contragolpe y en base a salidas largas con relación al estilo -de posesión, paciencia y toques rápidos- que lo caracterizó en el semestre pasado.

Esto es, con un 4-4-2 donde Barcia y Viudez fueron los volantes externos, mientras que Ramírez y “Seba” Fernández jugaron en función atacante, Nacional propuso. Claro, en la medida que lo dejó Vélez, que jugando con un volante central, cuatro por delante, un solo punta, y una alta dosis de buen pie para manejar la pelota en toda la cancha, primero tapó el tránsito de los tricolores desde una mitad del campo hacia el otro, y luego obligó a que el local tardara bastante en recuperarla.

Así, el trámite se hizo parejo, con pocas situaciones de gol, y tres apuntes referidos al locatario: Viudez, abierto, no fue gravitante; con Romero y Porras atareados en cortar el toque rival, y sin que Fucile y Espino se soltaran demasiado, “Seba” y Ramírez naufragaron en el ataque; y Vélez ganó dos veces por arriba y una por abajo en el área tricolor, aunque sin consecuencias, en los 45’ iniciales.

No pasaba nada, pues, hasta que a los 66’ -lo que da la pauta de que a Lasarte le importaba afirmar una alineación titular, pero también el resultado- empezaron los cambios.

Ahí, entonces, apareció Arismendi para meter un par de pases entrelíneas claros y penetrantes, el “Colo” fue a buscar el primero de ellos y lo bajaron cuando iba a quedar “de macho” al arquero rival, Lozano convirtió el penal, y no en vano al “Huevo” se le vio muy efusivo al celebrarlo: con el GPS bajo la camiseta y el software al lado de la cancha, Nacional encontró el camino para llegar al gol y al triunfo que, añorando la jerarquía ofensiva del “Diente” López, como lo volvió a hacer ayer de tarde, ya hacía cuatro partidos -incluidos dos que jugó con suplentes- venía buscando.

NACIONAL 1-0 VÉLEZ SARSFIELD

Nacional: Conde; Fucile, Victorino, Polenta, Espino; Porras (D. Arismendi 66', Romero; Barcia, Fernández (M. Ligüera 66'), Viudez (B. Lozano 66') y Ramírez.

Vélez: Aguerre; Tripichio, Cubero, Nasuti, Caire; Zabala, Desabato, Somoza, Robertone (F. Alvarenga 66'); Pavone (M. Romero 66') y Díaz.

Estadio: Gran Parque Central

Gol: 76' B. Lozano (N)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)