DESDE EL ARCO

Cambio de roles en el Intermedio

Todos terminaron contentos. Los hinchas de Peñarol festejaron el sábado, y los de Nacional, el domingo. Y cosas del fútbol, los triunfos llegaron con identidades diferentes, como si hubiesen cambiado de roles en este breve receso.

Peñarol derrotó a Fénix en una de sus mejores presentaciones en la eras Leo Ramos. Los primeros 30 minutos del partido fueron amarillos y negros. Con pelota jugada al ras del piso, con sucesión de pases, con salida prolija desde el fondo y subida de los laterales. Fue una muy buena exhibición futbolística de Peñarol, al estilo de Nacional, o por lo menos, con el paladar del hincha tricolor.

El domingo, Nacional sacó una victoria de la galera. Una característica de este equipo tricolor que conduce Martín Lasarte. Pelea los partidos de principio a fin, y cuando la victoria no aparece por ningún lado, llega el gol en la hora o en los descuentos. Apelando más al corazón y a la entrega que al fútbol. Poniendo a un nueve de área, corpulento y chocador (Hugo Silveira) y a otro socio con pegada desde afuera (Rodrigo Aguirre) con zagueros que contagian y suben (Polenta y "Rafa" García) y con poca claridad futbolística. Pero ganó, más parecido a lo que acostumbra a disfrutar el hincha aurinegro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)