Peñarol

Cambió la cara: apareció otro Peñarol

El debut de Forlán dejó a la vista de todos las variantes tácticas y las ideas de Bengoechea.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diego Forlán y Pablo Bengoechea. Foto: Darwin Borrelli

Peñarol mostró otra cara. Diferente, no sólo por la figura táctica que empleó Pablo Bengoechea para enfrentar a Wanderers, sino también por la conformación del equipo, que tuvo varias figuras que no habían jugado en el once titular a lo largo de la pretemporada.

Y a una semana del debut por el Torneo Apertura, se presume que el equipo que apareció en cancha en el inicio del encuentro ante los bohemios, será el del debut ante Cerro.

El nuevo Peñarol se paró con un 4-1-2-2-1 bien definido. Y eso ya fue un cambio importante con lo que se venía plasmando en el campo de juego.

Mostró otra faceta y dejó conformes a todos, principalmente a su entrenador: "Peñarol va a jugar con la intención de ser campeón, esa es la meta. Creo mucho en los jugadores que tenemos; contratamos a los futbolistas que queríamos", apuntó tras la victoria.

Pero no fue lo único que dijo Bengoechea ante los medios. Mandó un mensaje para sus dirigidos: "Habrá que ayudar más a Nahitan (Nández). Los de buen pie, si quieren estar en cancha, van a tener que sacrificarse para tener más ritmo a la hora de defender", indicó el DT.

Lo cierto es que Peñarol no fue el mismo que apareció durante la pretemporada. Mostró variantes, una figura táctica diferente y también alguna sorpresa en la oncena.

A menos de siete días para el debut, Bengoechea le apuntará al equipo para enfrentar a Cerro, pero ya dejó una muestra en el amistoso frente a Wanderers. Y dicen que para muestra basta un botón. El entrenador dejó cinco...

1 - Cuatro en el fondo con dos laterales titulares.

Bengoechea probó diferentes sistemas a lo largo de la pretemporada, pero a una semana del debut, se plantó en cancha con cuatro hombres en el fondo. La defensa se mostró más firme no sólo por la inclusión de Matías Aguirregaray y Diogo, dos titulares que no habían podido jugar.

2 - El medio tuvo dos caras: marca y también buen pie y trato de balón.

El equipo del domingo mostró variantes respecto a los anteriores. Nandez quedó como volante central, recostado a la línea de cuatro y tuvo como "laderos" a Valverde por derecha y a Aguiar por izquierda. Tuvo marca con Nahitan pero también buen trato de pelota con el juvenil y buen pie con "Lucho".

3 - Se formó una nueva sociedad: Zalayeta y Forlán, tuya y mía.

Estaba clavado. Con la llegada de Diego Forlán, Marcelo Zalayeta iba a ganar un nuevo socio en la cancha. Y se dio. Porque ambos protagonizaron varias jugadas de ataque por izquierda y por derecha, buscándose, y armando paredes en largo y en corto. Peñarol tiene una nueva sociedad.

4 - Ifrán, el único punta de área: tuvo llegadas y generó peligro.

Diego Ifrán apareció como único punta definido. Bien de área. Pareció solo, pero no quedó aislado porque le llegaron pelotas por los dos extremos. Tuvo sus chances y a él fue que le cometieron el penal en el segundo tiempo. Incisivo, peleador, veloz, se adapta al sistema sin problemas.

5 - AlbarracÍn y Luque, dos variantes que van a jerarquizar al plantel.

Pablo Bengoechea manejó (y maneja) muy bien las variantes de su equipo. Cambia "pieza por pieza" y el juego no se resiente. Con la llegada de Nicolás Albarracín y el argentino Martín Luque va a tener más alternativas, fundamentalmente, de mitad de cancha hacia adelante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)