NACIONAL

El cambio que cambió, pero para mal

La expulsión del arquero Luis Mejía obligó a Eduardo Domínguez a sacar a un futbolista de campo y la elección que hizo terminó perjudicando al equipo tricolor.

Santiago Rodríguez
Santiago Rodríguez dejando la cancha en el clásico. Foto: Gerardo Pérez

Mientras los jugadores y hasta la seguridad de Nacional intentaban calmar a Luis Mejía, que estaba fuera de sí luego de haber sido agredido y de haber agredido a Fabián Estoyanoff —lo cual le costó la roja—, Eduardo Domínguez caminaba y pensaba.

El técnico tricolor tenía al juvenil Guillermo Centurión (17 años) ultimando los ejercicios de calentamiento para meterse a la cancha y una decisión por tomar: a qué jugador de cancha sacar para que ingresara el arquero.

Pareció que se iba Sebastián Fernández, porque se se acercó a la línea, pero fue solo para hablar con el DT. Entonces el que hizo lo mismo fue el "Chory" Gonzalo Castro, pero también para charlar con Domínguez. Cuando se encendió el cartel luminoso apareció, en rojo, el número 23. Se iba el juvenil Santiago Rodríguez.

La elección llamó la atención, porque el juvenil (19 años) había sido de los mejores de Nacional, el que más estaba ayudando a Gabriel Neves en la marca, el que subía mejor la pelota y hasta el que había protagonizado la llegada más peligrosa, con una llegada por derecha que culminó con un disparo cruzado que Dawson mandó al córner con el pie.

La salida de Rodríguez terminó siendo clave en el desarrollo del partido. Los motivos:

1. Neves quedó demasiado solo en la tarea de contención y eso terminó facilitando el trabajo del doble cinco de Peñarol.
2. Nacional no tuvo salida clara desde el fondo y le costó que las transiciones ofensivas fueran con envíos largos y poco certeros.
3. Rodrigo Amaral perdió al socio con el que mejor se entiende, porque Rodríguez le estaba acercando la pelota, descargaba y con velocidad se reposiconaba para la devolución.
​4. El tricolor se quedó sin el futbolista que le estaba aportando más desdoble por la banda, en este caso la derecha.

Domínguez tomó la peor decisión, pero por aquello de que de las derrotas se aprende más que de los triunfos, tal vez la salida de Rodríguez haya sido negativo para este partido, pero positivo para el futuro.

Y vos, ¿qué opinás?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)