NACIONAL

Un cambio más arriba

La meta del preparador físico tricolor Guillermo Souto es incrementar la intensidad en la recta final para lograr los objetivos que se propusieron. 

Nacional. Souto.
El "profe" Souto le da indicaciones a los futbolistas en Los Céspedes. FOTO: Ariel Colmegna. 

Dentro de un cuerpo técnico numeroso, quizás el “profe” Guillermo Souto es uno de los de menos exposición. Con 34 años recién cumplidos, formado en la Asociación Cristiana de Jóvenes (ACJ), recibido en 2010 y con trayectoria pese a su corta edad, el preparador físico de Nacional es un eslabón importante para el buen presente que atraviesa el equipo, donde está primero en el Torneo Apertura e ilusionado con avanzar a los octavos de final de la Copa Libertadores.

“No soy mucho de hablar con los medios. No es que no me guste, pero no me sale. Siempre estoy a las órdenes”, le explica Souto a Ovación unas horas después de haber compartido el almuerzo en Los Céspedes con el cuerpo técnico, en una práctica bastante habitual, ya que es una instancia en la que se aprovecha para trabajar un rato más.

“Trato de hacerme un rato para realizar un balance de cómo vamos en estos cuatros meses de trabajo. Era lo que esperábamos y hasta sorprendido con algunas cosas para bien, del momento en el que estamos, pero por sobre todo de cómo nos han recibido, de cómo es la relación entre nosotros y de la manera en la que trabajamos. Estamos muy contentos”, dice el “profe”, que durante algunos años estuvo muy vinculado al básquetbol y tuvo a cargo la preparación física de la selección uruguaya.



UN RESPIRO. Tras una vorágine de 18 partidos oficiales en poco más de dos meses, desde la final de la Súper Copa Uruguaya hasta el partido contra Real Garcilaso del 3 de abril, el plantel de Nacional tuvo tres días libres llegando a 12 sin jugar hasta el domingo, cuando reciba a Boston River. Aprovechando que tuvo fecha libre (ganó los puntos ante El Tanque), el plantel descansó y prepara una recta final en la que vendrán juegos decisivos.

“Fue fundamental. Es algo que estábamos necesitando, tuvimos una seguidilla de partidos importante; si bien hicimos una muy buena pretemporada, después que empezamos a competir prácticamente era jugar, recuperar y ya preparar el partido siguiente. Para desarrollar determinados aspectos o encaminarnos más al entrenamiento hemos tenido poco tiempo, más allá de que con las rotaciones nos dio para practicar algo más con algunos jugadores. El grupo necesitaba tener un descanso mental, de tener un par de días de salir del foco de estar jugando permanentemente, y después de prepararnos para lo que se viene, que es otra seguidilla”, afirma Souto y hace hincapié en que “en lo grupal aspiramos ahora a elevar, a subir el escalón de intensidad, aumentar el ritmo de juego en la parte final”.

El preparador físico explica que junto a Richard “Papote” González -otro “profe” que tiene Nacional, además de Nicolás Maidana y Julio Moreno- “pensamos en ejercicios que no veníamos haciendo y que en algún punto lo sentíamos en los partidos. Sobre todo de hacer dobles horarios, incrementar la intensidad de trabajos que generan un cansancio o una carga residual, que es difícil hacerlo jugando tan seguido”.

Sobre lo que se viene, Souto fue categórico: “Pensamos solo en Boston River. Después ya vendrá el clásico y su preparación, pero hoy en día pensamos en cómo ganar el domingo. Está claro que el clásico está a la vuelta de la esquina, pero no queremos desenfocarnos de Boston River”.



LOS VIAJES. Cuando terminó de estudiar, Souto mechó sus dos pasiones: la preparación física y los viajes. Fue así que aprovechó a viajar para aprender y recorrer entrenamientos por el mundo. “Fui a Argentina, Brasil y tuve la posibilidad de estar en Europa cinco meses recorriendo entrenamientos y viendo cómo trabajan en España, Italia, Alemania, Holanda, Bélgica y Suiza. La escuela holandesa del Ajax me impresionó. Me gusta mucho aplicarla, está muy enfocada en la preparación del futbolista. Me llamó la atención el orden y el hilo conductor de todos los entrenamientos. También me sorprendió la escuela del Bayern Múnich y lo que están desarrollando Real Madrid y Barcelona desde formativas. Te traés varios apuntes con ejercicios para realizar y te dan una idea de para dónde orientar tu trabajo. Hay mucha variedad de metodología de trabajos. Como en Italia, donde estuvo viendo a Juventus, a Milán y casi 15 días a la Roma, con una metodología muy particular”.

Souto es un “profe” moderno, pero que no desconoce los buenos aportes de la “vieja escuela”. Así, intenta colaborar desde su función para cumplir los objetivos de los tricolores.

"El balance fue muy bueno"

Sobre lo que fue el rendimiento del equipo en los 3.400 metros de la altura de Cuzco y el empate 0-0 contra Garcilaso, Souto afirmó que “fue muy bueno. Si bien no hicimos ninguna preparación extraña más allá de los protocolos básicos para jugar en la altura, no queríamos salirnos del foco, que era un partido de fútbol. El balance fue muy bueno, y más allá de lo físico, hablo de lo futbolístico y eso es lo que más rescatamos en el cuerpo técnico”. El preparador físico tricolor agregó que “en los entrenamientos anteriores trabajamos por momentos con máscaras que restringen la cantidad de aire que podés respirar hasta un 60%. Los jugadores rindieron como nosotros esperábamos y los que nunca jugaron en la altura respondieron bien, como Oliva y Corujo”.

los "profes"

Un trabajo en equipo entre los cuatro

Guillermo Souto, Richard “Papote” González, Julio Moreno y Nicolás Maidana son los cuatro preparadores físicos de Nacional. Los dos primeros se encargan de los entrenamientos y de la planificación, Moreno más que nada de las recuperaciones a nivel individual y Maidana principalmente del trabajo con GPS.

FUE CAMPEÓN

Aguada lo recuerda muy bien

Souto trabajó en Racing con Juan Verzeri. Luego estuvo en Cerro con Alejandro Apud y regresó a Racing con el “Vasco” Santiago Ostolaza. También dio una mano en las juveniles de Uruguay, fue campeón con Aguada y estuvo en la selección de básquet.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)