UNA GAMBETA

Primero que cambien los clubes

EDWARD PIÑÓN

EDWARD PIÑÓN

Bajar a la realidad es durísimo. Después de ver el Mundial, la fiesta, los estadios, las canchas, las estrellas, los aficionados eufóricos, cuesta meterse de lleno en el Clausura.

Es esto lo que tenemos, es cierto, pero igual el impacto sigue siendo grande. Y no es todo por las tribunas sin gente, el estado de algunas canchas y lo poquito que se pudo ver de los protagonistas. La verdad es que lo más desmotivante es volver a ser testigos de las discusiones políticas, de atrasos en los pagos de los salarios de los jugadores, de las deudas que se agrandan porque no hacen nada para cambiar su realidad.

Ni uno solo de los futboleros puede estar en desacuerdo que al fútbol uruguayo le hace falta un gran cambio para que la Selección deje de ser una isla. Pero el verdadero cambio, antes de comenzar por una movida política en la AUF, pasa por los propios clubes.

¿Cómo? No prometiendo pagar lo que no le permiten sus arcas. Tratando de negociar mejor todos los rubros comercializables, uniéndose para plantarse firme ante todos los operadores. Copiando modelos de formación de juveniles, mejorando su infraestructura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)