EN EL PARQUE CENTRAL

Calvario tricolor

Nacional ganó 2-1 a Palestino y fue eliminado de la Libertadores por sólo un gol. Los tricolores tuvieron una gran respuesta al tanto de Ramos y Pereiro hizo un golazo. El partido tuvo que detenerse unos minutos por gases lacrimógenos procedentes del exterior del Parque.

La imagen del Parque Central vacío, en silencio, es solo una postal de Nacional en la Copa Bridgestone Libertadores. Desolado futbolísticamente -pese a los intentos de Pereiro por sostener a su equipo, y de Porras por hacer la diferencia-, abandonado por el azar y rehén de sus limitaciones, el equipo de Álvaro Gutiérrez se despidió en dos partidos del torneo continental y, casi como en un calvario, no superó las debilidades de un Palestino que con poco hizo mucho y se metió en la fase de grupos.

Duele a los ojos. Le pega a la historia. Castiga al alma y daña la economía de los clubes. Nacional se perdió ayer por lo menos US$ 2.000.000.

Surgirán los argumentos de que Nacional inició tarde la pretemporada -el viejo recurso de todos los años para justificar las carencias- y que Palestino estaba en rodaje. Sin embargo, no existe excusa para refrendar una realidad que lastima.

Nacional no pudo con un equipo chileno de discreto valor futbolístico. Eso es como un dedo en la llaga del hincha auténtico, del presidente, y de cada uno de los dirigentes, que depositaron su confianza y sus recursos en este equipo y una vez más terminaron en el mismo rincón, golpeados, sin reacción y eliminados.

Solamente esos cuatro minutos de esperanza, entre el gol en contra de Lanaro y el de Pereiro, que entre los 41’ y 44’, cambiaron el partido del 0-1 a 2-1, animaron al equipo tricolor a creer en una remontada. Pero fue solo eso. Que se sumó a la mala puntería, porque Nacional tuvo situaciones de gol en el primer tiempo -tanto como los chilenos- y no pudo transformar en más goles. Porque el artillero del Campeonato Uruguayo falló las dos oportunidades que tuvo, una inmejorable -cuando Porras lo dejó de cara al gol- y la otra porque su remate se estrelló en el travesaño.
Para colmo de males, los hinchas, sancionados, en el segundo tiempo se enfrentaron a la Policía, ésta lanzó gases lacrimógenos, y cuando el equipo de Gutiérrez dominaba el juego se detuvo el partido cuatro minutos y alivió la presión que sufría el visitante.

Entonces todo quedó alineado en contra de los sueños de los hinchas auténticos. La torpeza de los jugadores para superar un obstáculo pequeño, las irresponsabilidades de los hinchas y las fortunas gastadas para conformar equipos con jugadores de renombre se transformó en despilfarro. Se acabó... ¡y lo peor es que solo queda todo el semestre con el consuelo del Uruguayo!

Nacional 2 - 1 Palestino

Nacional: Munúa, Romero (79' Taborda), Aja, De los Santos (81' Tabó), Díaz, Porras, Arismendi, Fernández (64' Recoba), Pereiro, De Pena, Alonso.

Palestino:  Melo, Lanaro, Contreras, Farias, Rosende, Ramos, Silva (82' Cháves), Riquelme, Valencia, Carvajal (87' Valenzuela) y Escudero.

Goles: 37' Ramos, 41' Lanaro (en contra), 44' Pereiro

Árbitro: Heber Lopes

Tarjetas amarillas: Porras (N), Chaves (P)

Estadio: Parque Central

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)