TORNEO APERTURA

Fin del calvario para Peñarol y Fénix, que quedaron en deuda

El empate sin goles reflejó lo que fue la campaña de ambos, que anuncian refuerzos para el futuro, pero que jugando como ayer no pueden aspirar a mucho.

Fénix vs. Peñarol
Jonathan Urretaviscaya jugó 45 minutos, empezó bien y luego decayó. Foto: Marcelo Bonjour

Peñarol cerró una etapa; o quizás dos, aunque a una (la de Diego Forlán) ya le había puesto punto final luego de la fecha 9. Se terminó el Apertura para el carbonero y también para Fénix con el empate 0-0 que protagonizaron ambos en el Capurro.

El resultado fue la manera que mejor refleja la campaña de ambos. El aurinegro no logró el objetivo de conseguir por primera vez en el año un tercer triunfo consecutivo y el albivioleta apenas si ganó tres juegos en toda la campaña. Malo lo de los dos.

Con el fin del Apertura es hora de proyectar lo que se viene: Intermedio y Clausura, además de copas internacionales para Peñarol. Entonces, ¿qué van a hacer? Fénix anunció que reforzará el plantel y en tiendas aurinegras piensan en tener alguna alta. “No vamos a traer por traer. Nos falta peso ofensivo y vamos a trabajar a ver si aparece algo adecuado”, dijo el consejero Carlos Scherschener a Radio Universal al término del partido. En realidad Peñarol ya trajo por traer, está claro, y lo hizo a comienzos de temporada, porque Robert Herrera, Juan Acosta, Denis Olivera, Christian Bravo y Matías Britos prácticamente no juegan. Algunos ni siquiera ocupan un lugar en el banco.

Fénix vs. Peñarol
A Facundo Torres se le fue la pierna sobre Ángel Rodríguez y vio la roja. Foto: Marcelo Bonjour

Y a esto se debe sumar que Xisco está en España por “asuntos familiares”, nadie pregunta por él y a decir verdad tampoco se lo extraña al menos desde lo futbolístico, porque hizo solo un gol en 14 presentaciones (10 como titular) entre Apertura y Copa Libertadores; es decir nada para un centrodelantero extranjero.

Peñarol tiene muchísimo por mejorar, porque no funciona colectivamente y tampoco hay una figura que logre ponerse el equipo al hombro. El ingreso de Jonathan Urretaviscaya desde el inicio del segundo tiempo le dio un poco más de verticalidad, dinamismo y profundidad al equipo, pero una vez que Fénix descifró que ese era el jugador a tapar, lo hizo y dejó al aurinegro sin argumentos.

Juan Ramón Carrasco y Mario Saralegui
Juan Ramón Carrasco y Mario Saralegui tienen mucho para corregir. Foto: Marcelo Bonjour

El albivioleta también tiene mucho para mejorar, porque ni cerca está de parecerse a un equipo de Juan Ramón Carrasco, cuya frustración es notoria a través de la televisión.

Cierre de una etapa para Peñarol y Fénix. ¡Al fin! pensarán muchos. Tiempo para aspirar a más tienen. ¿Tendrán plantel?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados