COPA BANDES

Una caja de ahorro

Peñarol guardó más que un título para invertir el resto del año. Le ganó 1-0 a Cerro Porteño en la final de la Copa Bandes con un gol de Guillermo Rodríguez.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Guillermo Rodríguez celebra su tanto. Foto: Marcelo Bonjour

Si para muestra de que el resultado -al menos para Bengoechea- no era un objetivo de orden prioritario, no alcanza con el botón de la integración inicial de Peñarol, en la que no estuvieron ocho jugadores que fueron titulares en el clásico, basta con el cambio que hizo el entrenador aurinegro en el descanso, cuando su cuadro ganaba 1 a 0 por un zurdazo perfecto que metió Guillermo Rodríguez tras recoger una segunda pelota cedida por las manos del arquero rival ante otro remate espectacular -también de zurda- que sacó Aguiar desde afuera del área: salió el autor del tanto y entró Mac Eachen para jugar en la zaga junto al juvenil Fabricio Buschiazzo.

Sin embargo, por aquello de que “tampoco la pavada”, a los 85’, después que fue expulsado Marcel Novick, bastión de marca en el mediocampo, y cuando Cerro Porteño manejaba más la pelota e iba por el empate, el que entró por Valverde fue Nández.

Así que, aunque tiene un significado sólo testimonial, lo cierto es que Peñarol ganó, lo hizo en los 90’ reglamentarios y se adjudicó la Copa Bandes.

Ahora, más allá de eso, lo que cuenta es que bajo el logro, como si fuera una caja de ahorro abierta a principios del año, se vio algo así como un hilo conductor que vinculó a este equipo de anoche con el del clásico: con Marcel Novick y Aguiar en el “doble 5”; Valverde, Hernán Novick (desde los 56’, “Maxi” Rodríguez) y Albarracín (a los 56’ Luque); y Leyes adelante, Peñarol trató de molestar -sin presionar - la salida rival, y jugó corto, y en lo posible rápido.

Así, salvo sobre el final, Peñarol controló a Cerro Porteño, al extremo de que Frascarelli no tuvo gran trabajo, mostró otra vez a un Aguiar exuberante, aunque ordenado, y protagonista, gravitante, igual que Guillermo Rodríguez no sólo en la zaga, y la gestión de Buschiazzo, que podría catalogarse de interesante.

Si Peñarol no hizo más fue porque le faltó vuelo de tres cuartos de cancha para arriba, y se entreveró, o demoró, como dijo el “Canario”; pero ganó y, al ser campeón de la Copa Bandes, es como que abrió una caja de ahorro para invertir en el resto del año.

PEÑAROL 1-0 CERRO PORTEÑO

Estadio: Centenario

Peñarol:
 D. Frascarelli, A. Rodales, F. Buschiazzo, G. Rodríguez (45' E. Mac Eachen), Diogo, F. Valverde (85' N. Nández), M. Novick, L. Aguiar, N. Albarracin (56' C. Luque), H. Novick (56' M. Rodríguez) y G. Leyes (73' D. Rossi).

Cerro Porteño: A. Silva; R. Cáceres, V. Mareco, G. Velázquez, J. González (76' H. Aquino), C. Pereira (68' J. Santana); M. Riveros (80' C. Domínguez), C. Meza, J. Vieyra (72' J. Fabbro), M. Rojas (59' S. Díaz) y G. Beltrán

Gol: 24' G. Rodríguez

Rojas: G. Beltrán (CCP), M. Novick (PEÑ)

Si no puede ver el minuto a minuto, haga click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)