el análisis - DANIEL ROSA

Cabeza fría y sangre caliente

Cabeza fría. Eso es lo que habrá que tener el martes 17 de noviembre cundo Uruguay enfrente a Chile.

Y no solo los futbolistas en la cancha deberán tenerla, sino también los aficionados en las tribunas y los dirigentes con sus declaraciones previas. La rivalidad con Chile está planteada como muy caliente desde el incidente Jara-Cavani y, más allá de cómo se comporte el público (que evidentemente será muy importante), lo fundamental es la conducta de los jugadores. El "Matador" viene de dos partidos de sanción y sin dudas tratarán de hacerlo entrar. Sus compañeros no deberán dejarse llevar por un ánimo revanchista, porque además el árbitro de ese encuentro, el colombiano Wilmar Roldán, tiene la tarjeta fácil.

Para muestra vale un botón: en la última Copa América dirigió en tres encuentros y mostró 22 tarjetas amarillas, a un promedio de poco más de siete por juego. La Eliminatoria es muy larga y las amonestaciones se suman. Uruguay todavía sufre ausencias por sanciones y sacó buenos resultados, es cierto, pero no debe abusar de su suerte. Por eso, la fórmula es cabeza fría y goles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)