COPA LIBERTADORES

A Buschiazzo le sobra confianza

El zaguero aurinegro jugará hoy su segundo partido en Primera: “tenemos chances de seguir”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Buschiazzo

Fabrizio Buschiazzo tiene solamente 19 años y su cara lo delata. Pero su manera de ser, su personalidad y su seguridad al expresarse lo hacen parecer mayor. Quizás porque dejó su Juan Lacaze natal a los 13 años para venirse a la capital. Ya desde sus inicios en las formativas carboneras, el zaguero mostró sus condiciones de caudillo, las que ratificó como capitán de la selección Sub 20.

Esta noche Fabrizio volverá a integrar la zaga aurinegra, tal como hizo en Medellín. El partido de ida frente a Atlético Nacional por la Copa Libertadores, marcó su debut en Primera División. Buschiazzo había estado en el banco de suplentes en dos ocasiones en partidos oficiales y había jugado dos amistosos de verano.

Hoy siente que ha recuperado el nivel tras su lesión y espera poder serle útil al equipo. "Estamos bien, a pesar de todo lo que pasó en Colombia. Regresamos un poco golpeados por el resultado que no pudimos traer. Si nos ponemos a pensar y volvemos al principio, el resultado más accesible era el que se tenía que haber sacado acá con Huracán", admitió. "Pero me parece que seguimos teniendo muchas chances de clasificar. Veo bien al equipo, confío mucho en mis compañeros y en el planteamiento que vamos a realizar", explicó.

"Como ya vimos, los colombianos son jugadores muy rápidos y como nosotros tenemos que ir a buscar el resultado, de contra ellos pueden ser muy peligrosos. Tenemos que estar muy atentos", agregó.

Sin miedo.

En su mejor momento en la Sub 20, el zaguero sufrió la rotura del tendón rotuliano que lo alejó de las canchas. "Vengo esperando esta oportunidad hace muchísimo tiempo. El debut en Primera se me postergó un poco por la lesión que tuve. En realidad la operación me llevó el tiempo normal cinco meses de post operatorio. El problema estuvo en el tiempo que perdí decidiendo si me operaba o no me operaba. Que sí, que no. Y eso hace que parezca que la recuperación costó más de lo normal, pero fue lo que se esperaba, cinco meses", aclaró.

Al zaguero titular y capitán del equipo dirigido por Fabián Coito, la lesión le hizo perderse el Sudamericano y también el Mundial de Nueva Zelanda. "Estar lesionado me enseñó a valorar algunas cosas. Hoy disfruto del hecho de poder entrenar y de haber vuelto a jugar. Valoro el día a día".

Como su lesión no fue producto de un golpe sino que su tendón se fue desgastando, Fabrizio no sintió miedo al volver a hacer fútbol. "Lo que tuve sí fue esa incertidumbre, esa expectativa de ver cómo me había quedado la rodilla. Pero después que empecé a entrenar, y vi que estaba mejor y que ya no sentía molestias, fui agarrando confianza a medida que pasaban los días".

Buschiazzo admite, que esa confianza, que él ha recuperado, es la que también debe recuperar Peñarol. "No me cambia con quien juegue en la zaga. Lo que si va a cambiar es el planteamiento del partido porque nosotros necesitamos los tres puntos de local, sí o sí. El trámite del partido va a cambiar. No digo que vayamos a salir a buscar el partido de una, pero sí a intentar estar más cerca del arco rival. Ellos son muy rápidos, pero no podemos meternos atrás y especular con el 0 a 0. Necesitamos ganar. En Medellín era otra cosa, un partido diferente y allí hicimos un planteamiento que me pareció correcto, pero ahora es otra cosa", enfatizó.

"Todo depende de la confianza. Si el técnico te la da y empezás a jugar, a medida que pasan los partidos vas creciendo. Los buenos resultados siempre ayudan al equipo. Sobre todo anímicamente. Si estás mejor de ánimo también mejorás futbolísticamente. Peñarol ahora necesita conseguir buenos resultados, más allá de jugar bien o mal".

El defensa se tiene fe para seguir en la Copa. "Matemáticamente tenemos chance. Si le ganamos a Atlético Nacional acá ya conseguimos cuatro puntos y entonces podemos esperar más tranquilos como se dan los otros resultados".

UN JUEGO DECISIVO.

Urgencia por una victoria.

Último en el Grupo 4 con un solo punto, Peñarol saldrá esta noche al Centenario con la gran urgencia de ganarle a Atlético Nacional, que en Medellín lo superó futbolísticamente y lo venció 2-0. Para peor, el aurinegro sigue diezmado por las lesiones. Guillermo Rodríguez, que iba a ser titular, se resintió de la contractura que le impidió viajar a Medellín y quedó afuera de la revancha, de la que tampoco participarán Carlos Valdez, Emilio Mac Eachen y Diego Forlán.

"Matemáticamente tenemos posibilidades de clasificar, pero si nos guiamos por el rendimiento y los resultados, es muy difícil. Tenemos cierta ventaja porque son dos partidos en casa y uno en Buenos Aires, donde creo que podemos sumar puntos. Pero debemos mejorar futbolísticamente", admitió el "Polilla" Da Silva.

En tanto, su colega Reinaldo Rueda anunció que no cambiará su idea de juego. "No será fácil por la necesidad de puntos que tienen ellos y además porque son locales".

Hinchas - No hay que decir nada.

"Al hincha de Peñarol no hay que decirle nada antes de un partido como este, él ya sabe. Es fiel al equipo en las buenas y en las malas. Siempre está", dijo Buschiazzo.

Los técnicos - "Sus cosas buenas".

"Bengoechea y el Polilla son técnicos muy diferentes. Tienen formas distintas de trabajar, pero cada uno tiene sus cosas buenas. Creo que nos adaptamos bastante rápido al cambio de entrenador", afirmó el joven zaguero.

Mauricio Affonso.

El delantero tendrá hoy la posibilidad de ser titular en la revancha frente a Atlético Nacional. Formará la ofensiva junto al colombiano Miguel Murillo. El ex-Racing tiene buen juego aéreo y no perdona en el arco rival.

Daniel Bocanegra.

El lateral derecho es pieza clave en el equipo de Reinaldo Rueda. Es polifuncional, dado que puede jugar como zaguero y también de volante. Suele irse al ataque y en el partido de Medellín fue el que anotó el primer gol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)