PEÑAROL

Lo bueno y lo malo

El debut de Diego López bajo la lupa.

Fotos: Gerardo Pérez.
Fotos: Gerardo Pérez.

El estreno de Peñarol ante Racing sirvió como una señal de alarma antes de disputar el partido ante Atlético Parananese por la Copa Sudamericana. El equipo de Diego López estuvo lejos de lo que se esperaba y con algunos rendimiento muy bajos. De todos modos, los primeros 90 minutos de fútbol de forma oficial arrojaron conclusiones positivas de cara al futuro.

Entre las dudas que le debe haber generado el debut, el “Memo” se pudo ir a dormir tranquilo con algunos rendimientos puntuales. Por ejemplo, el de Fabián Estoyanoff. Aún estando algo entreverado con la pelota, principalmente en el complemento, fue el punto más alto del equipo. Puso la asistencia en el tanto de Gabriel Fernández y se cargó el equipo al hombro cuando el aurinegro no tenía ideas para llegar al área rival. “No encontramos los espacios por desinteligencia nuestra. Intentamos abrir la cancha con nuestros laterales. Más allá de que tuvimos dos o tres jugadas claras de gol, es difícil hablar en caliente. Tenemos muchísimas cosas para corregir pero no recuerdo jugadas de gol de Racing. Se llevan un empate y creo que hoy perdemos dos puntos”, lamentó el “Lolo”.

¿Otros puntos altos? Fabricio Formiliano y Guzmán Pereira mantuvieron el nivel del semestre anterior y taparon varios huecos que dejaron sus compañeros. Los laterales Giovanni González y Lucas Hernández no desentonaron, pero les faltaron socios. Situación similar a la del “Toro” en ofensiva. Hizo lo que pudo.

En cuanto a lo negativo, todo el foco terminó en Carlos Matheu. El argentino tuvo un debut para el olvido: cometió un penal y se mostró muy inseguro con la pelota. Sin embargo, hay que realizar algunas puntualizaciones en este caso. En primer lugar, es que jugó con pierna cambiada. Siendo derecho, se ubicó por izquierda y mostró dificultades para desempeñarse con su pierna inhábil. Segundo, la falta de ritmo. El zaguero no jugaba desde hace más de tres meses. Esa falta de timing puede haber incidido en el juego. Lo cierto es que la pasó muy mal en cada mano a mano con Michel Araújo.

Pese a ello, está claro que Peñarol no empató simplemente por el rendimiento de Matheu. Ni jugando casi todo el segundo tiempo con un futbolista más supo cómo afrontar este partido. Simplemente se limitó a tirar centros.

“Queríamos llegar al gol y nos equivocamos en el modo. Teníamos que crear la superioridad por afuera y no lo conseguimos. Teníamos la ansiedad de hacer el gol. Nos llevó a tener prisa. Nos hemos equivocado mucho técnicamente. No vamos a poner excusas, son dos puntos que hemos perdido nosotros”, reconoció el técnico Diego López.

Faltó profundidad, pero más que nada tranquilidad. Faltó ese jugador que pueda pensar un segundo más con la pelota en los pies. Lo bueno es que ahora volverá el “Cebolla” Rodríguez y que “Maxi”, que el sábado jugó algunos minutos, irá tomando más protagonismo. Estaba claro que el 11 que arrancó ante Racing poco tiene que ver con el que el DT tiene en mente como “equipo ideal”. Sin embargo, y a pesar de las ausencias, tampoco imaginó ese rendimiento colectivo. “Lo que uno pretende llevar a cabo se puede hacer. Es normal que no se haga de un día para el otro, pero vamos a llegar”, dijo el entrenador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º