MATICES

Lo bueno y lo malo de Nacional tras la eliminación de la Libertadores ante Inter

El aporte goleador de Bergessio, las buenas actuaciones de Mejía y las dificultades en la defensa del equipo de Álvaro Gutiérrez.

Foto: AFP
Foto: AFP

Terminó una nueva edición de la Copa Libertadores para Nacional. Para el lamento de todos los que rodean al conjunto tricolor, el pasaje terminó mucho antes de lo esperado. A continuación un repaso de lo bueno y lo malo que hizo el conjunto albo tanto frente al Inter como en el certamen en general.

Lo bueno: Mejía en un nivel superlativo

Uno de los pocos aspectos positivos que tuvo la actuación de Nacional en Brasil fue el rendimiento de Luis Mejía.

Nuevamente el arquero tuvo un muy buen partido para evitar una caída por mayor cantidad de goles en el Beira Río.

A los 9’, Mejía le sacó el gol a Nicolás López en un mano a mano que se generó desde la derecha del ataque.

El arquero tricolor no pudo hacer nada en el gol de cabeza de Moledo, porque fue una jugada rápida, pero a los 32’ realizó una de las mejores atajadas del juego sacándole un gol cantado a Patrick, demostrado su rapidez de piernas para salir a achicar a una incidencia muy peligrosa. Otra vez a los 35’ le sacó el gol al “Diente”.

Ya en el segundo tiempo, a los 61’, fue Paolo Guerrero el que quedó cara a cara con el guardameta, pero el duelo lo ganó el panameño, que nada pudo hacer sobre el final, cuando el peruano sí logró anotar.

Volvió de la lesión y no se notó. Mejía fue por escándalo el mejor jugador de Nacional.

Lo malo: la defensa de las pelotas quietas

La defensa de las pelotas quietas es quizás una de las principales falencias que Nacional viene arrastrando a lo largo de la temporada. Varios de los goles que le han hecho han llegado mediante esta vía, y muchas otras jugadas peligrosas que no fueron goles también fueron sufridas por los tricolores debido a que no está defendiendo adecuadamente.

La desconcentración al seguir las marcas es una de las principales razones que explican este hecho.

Contra Inter Felipe Carvalho fue el que perdió la marca a Moledo, el autor del primer gol del partido en el Beira Río.

Sin ir más lejos, uno de los goles de Progreso en el Intermedio llegó por el juego aéreo (de segunda jugada) y antes, contra Danubio, Sergio Felipe estuvo cerca de anotar en tres oportunidades. “Lo venimos trabajando mucho, pero no está alcanzando. Sabemos que es una debilidad y debemos laburar el doble para superarnos”, se sinceró el zaguero Guzmán Corujo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)