SELECCIÓN

Lo bueno y lo malo que dejó el triunfo celeste

Repasá algunas de las cosas que dejaron el encuentro de Uruguay frente a Uzbekistán.

Luis Suárez. Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez

Lo bueno: El "Pistolero" llegó a 51 goles.

Hombre récord, letal. Goleador implacable e inclaudicable. A Luis Suárez no lo detiene nada, no hay descanso posible. Ni amistoso que permita cuidarse un poquito porque no haya que correr riesgos.

Metió, empujó y luchó cada pelota como si se tratase del primer partido de la Copa del Mundo. Así robó la pelota para crear la jugada del primer gol de la Celeste y con esa misma determinación tomó la pelota para ejecutar el penal que le posibilitó marcar el segundo gol y elevar nuevamente su cuenta personal con la camiseta color cielo.

Llegó a 51 festejos. Imponente. Y eso que todavía no llegó al centenar de cotejos con la Selección, algo que acontecerá en la segunda contienda del equipo de Óscar Tabárez en plena disputa del Mundial de Rusia.

Celebración número 51 para seguir marcando el liderazgo entre los goleadores históricos de la Celeste, para meterse entre los siete goleadores más efectivos con sus selecciones a nivel sudamericano.

Esa tabla continental por ahora la lidera Pelé con 77 conquistas, detrás en el podio viene Romario con 66 y Lionel Messi con 64, pero muy amenazante de los dos de arriba. Luego están Ronaldo con 62, Gabriel Batistuta con 54, Neymar con 53, otro que arremete con fuerza, y luego aparece el salteño, que tampoco se queda quieto y quiere seguir escalando posiciones. Quizás en Rusia los tres futbolistas que compartieron camiseta en el Barcelona terminen avanzando de manera significante en este ranking.

Para Suárez no será poca cosa superar a Batistuta, uno de sus referentes.

BUENAS

Gente, goles y mucho colorido

Público: Los hinchas uruguayos acompañaron y llenaron el Estadio Centenario para la despedida de Uruguay. Una vez más, el apoyo se hizo presente y todos disfrutaron del encuentro celeste.

De Arrascaeta: Giorgian anotó el primer gol de Uruguay, en un momento en que el partido no parecía fácil. Fue el segundo gol del muchacho de Nueva Berlín en la Selección.

Jugadores
: El plantel celeste ingresó con una gran cantidad de niños, se pudieron sacar las ganas de ingresar con sus hijos y de compartir un momento emocionante para todos junto a sus familias.

Apoyo a las chicas:
Antes del inicio del partido, los jugadores saludaron a las chicas de la selección Sub 17 que jugarán el Mundial de su categoría en casa, del 13 de noviembre al 1° de diciembre. Se sacaron fotos con ellas y la mascota “Capi”.

El Interior dijo presente:
El Parque Batlle no daba abasto para estacionar tantos omibuses. La fila de rodados era interminable. Los hinchas vinieron de las diferentes partes del país para alentar a los celestes en su despedida antes de viajar a Rusia.

Lo malo: La selección regaló media hora

El partido era simplemente un entrenamiento y sobre todo una fiesta para los hinchas. No era un juego para mucho análisis, pero quizás la primera media hora dejó un sabor algo preocupante.

Lo peor de la noche fue la media hora que demoró Uruguay en rematar al arco. El primer tiro al arco de los celestes fue el que terminó en el gol de Giorgian De Arrascaeta que abrió el marcador a los 31 minutos de juego.

Hasta ese momento los celestes no habían llegado con peligro sobre el arco defendido por Suyunov. Los uzbekos, que cortaban constantemente el juego, complicaban y no permitían hilvanar el buen juego celeste.

Y cuando Uruguay se hacía de la pelota no lograba la profundidad necesaria. Todo cambió con el gol de De Arrascaeta, porque el rival ya no fue el mismo y se entregó. Y después Uruguay fue contundente.

Sin embargo, esa media hora encendió una pequeña alarma de cara al Mundial que comienza dentro de siete días para el equipo de Tabárez.

Ante un rival poco exigente, como fue anoche Uzbekistán, y como según los amistosos disputados, parece que serán los primeros rivales de la selección en Rusia, sobre todo Arabia Saudita y el equipo local, Uruguay no puede regalar media hora de juego.

Sobre todo teniendo en cuenta que seguramente, la oncena que arrancó jugando anoche frente a los uzbekos, será la del debut en el Mundial, salvo que en el lateral derecho Guillermo Varela no se recupere de la contractura que lo dejó sin el partido despedida.

MALAS

Ausencias, el rival y los golpes:

Faltó Varela: Maximiliano Pereira se adueñó del lateral derecho en el encuentro de la pasada jornada luego de que Guillermo Varela, quien será titular en el debut ante Egipto, sufriera una “molestia muscular en posterior del muslo”.

Inicio complicado
: A los 15 minutos la primera situación de peligro fue para Uzbekistán. La visita llegó con peligro por izquierda, pero el arquero Fernando Muslera cortó justo el centro. Los primeros minutos no fueron fáciles para Uruguay.

Rival poco exigente:
A pesar de que arrancó bien, después del primer gol celeste, Uzbekistán se derrumbó. Como suele suceder en las despedidas el rival fue poco exigente. Tuvo poca contención y tampoco creó demasiado peligro.

Faltas de los visitantes:
Los futbolistas uzbekos cometieron demasiadas faltas, sobre todo tratándose de un amistoso. Le entraron duro a Suárez y a Cavani. El “Pistolero” salió con la media rota y sangre en el tobillo. Y terminaron jugando con diez.

Cavani sin gol:
El “Matador” no pudo aparecer en el marcador y la afición lo esperaba. Edinson Cavani tiene 42 tantos con la camiseta celeste y es el segundo goleador histórico, detrás de Luis Suárez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º