ELIMINATORIAS

Buen Vecino: que se vea el de Recife

El hoy volante de la Fiorentina, tuvo un gran segundo tiempo ante Brasil, en clima similar al de Barranquilla.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Matías Vecino. Foto: Archivo El País.

Será vital que Muslera esté en una gran tarde así como que los defensores no tengan una jornada pesada. También que Suárez y Cavani aprovechen y marquen cuando se les presente una situación de gol ante el arco de Ospina; pero principalmente será clave el trabajo Celeste de la mitad de la cancha.

José Pekerman pone un equipo ofensivo, refuerza el medio con jugadores más de juego y tenencia de pelota, que de marca, para intentar salir a "matar" a Uruguay desde el inicio.

Teniendo en cuenta eso y el clima que también va a jugar su papel, será importante salir ileso de los primeros 15 o 20 minutos para bajar las revoluciones de los rivales, los hinchas y hacer pie en cancha. Poder proponer y jugar con su ansiedad y nerviosismo.

Los futbolistas que hablaron esta semana en el Complejo Celeste manejaron el mismo concepto como fórmula para traer un buen resultado de Barranquilla: orden.

Todo indica que el maestro Tabárez pondrá a Matías Vecino para acompañar a Egidio Arévalo Ríos en el doble cinco, un volante bien distinto a los otros que ha utilizado el entrenador en este proceso y que tan buenos resultados les han dado: Diego Pérez, Walter Gargano y Álvaro González.

Vecino surgió en el fútbol uruguayo como un volante por afuera, interesante por su zancada, desborde y facilidad para llegar al gol. Sin embargo, luego de dos temporadas, partió al fútbol europeo y allí, lo transformaron. Lo convirtieron en un número cinco moderno, con sus antiguas características, pero parado al lado de un cinco de marca para darle salida al equipo y manejar todas las alternativas ofensivas. Sus buenos rendimientos en la Fiorentina, jugando a un toque y trasladando mucho menos que antes, hicieron incluso que Italia pensara en nacionalizarlo.

Él no aceptó y prefirió esperar por Uruguay. En marzo de este año, le llegó la posibilidad. Desde entonces, ha disputado cinco encuentros oficiales: tres por Eliminatoria y dos por Copa América. Mostró un rendimiento parejo con picos más altos que bajos. Su mejor cara fue el segundo tiempo con Brasil en Recife donde se transformó en un asistidor de lujo para Suárez y Cavani poniendo pelotas a las espaldas de los zagueros. La peor, ante México en Estados Unidos. Antes de terminar el primer tiempo, se fue expulsado por reiteración de fouls. Uruguay no hacía pie y ante la desesperación por querer colaborar con el equipo, se cargó de faltas innecesarias.

Su rendimiento resultará determinante en las asociaciones que pueda conseguir Uruguay. No solo para asistir a los delanteros sino también para darle juego a los que van por los costados: el "Cebolla" Rodríguez y el "Pato" Sánchez, que hoy tendrán que dar una mano muy importante, mucho más que en otros partidos, en la parte defensiva.

Si la Celeste se hace fuerte en esa zona, no dejará que Colombia juegue a su antojo y no será un equipo partido, con los delanteros solos peleando contra el mundo. Para un encuentro de estas características, Uruguay necesita a un Matías Vecino en su mejor versión: participativo, despierto. Con él en una buena tarde, los demás podrán elevar el rendimiento.

Pero si la cosa no funciona, el maestro podrá apelar rápido a lo que ya también practicó esta semana: darle ingreso a Jorge Fucile y pasar a Mathías Corujo, un jugador más parecido al "Tata" que hoy no está, al mediocampo.

Si el trámite del partido se presenta favorable y Uruguay lo tiene controlado, sabiendo que el "Cebolla" y el "Pato" seguramente son los que hagan el mayor desgaste, Tabárez podría optar por darle ingreso a Gastón Ramírez o Giorgian De Arrascaeta, dos talentosos para tener la pelota y aprovechar a sacar algún tiro de larga distancia o poner una pelota de gol.

Tentado por la azzurra, siempre quiso Celeste

Las buenas actuaciones en la Fiorentina fueron un pasaporte a La Celeste. Pero bien pudo haber sido un pasaporte a la azzurra de Italia, porque Matías Vecino estuvo en boca de todos y hasta se habló de su posible nacionalización para poder defender a la selección de aquel país.

Basta con recordar su primera nominación y revivir lo que dijo en aquel momento el volante uruguayo: "Obviamente que uno siempre está a la expectativa cuando se acercan fechas de Eliminatorias o amistosos. Siempre tenemos la ilusión de integrar algunas de esas listas. Lo de Italia fue el año pasado, una consulta de cuál era mi intención, pero siempre tuve claro qué era lo que yo quería y lo que sentía", dijo por aquel entonces Vecino, un futbolista que cada fin de semana esperaba un llamado, un anuncio, la posibilidad de poder vestir La Celeste mayor.

"He cambiado mucho desde que me fui a Italia. Ya hace tres años que estoy. Sobre todo cambié la regularidad en el rendimiento. Obviamente que la continuidad te va dando confianza. También todo lo que me han enseñado cada uno de los entrenadores que he tenido", dijo Vecino.

Un punto alto fue ante Neymar

Uruguay la pasó mal en Recife. Brasil lo ‘madrugó’ y pronto se puso 2-0 arriba en el marcador. La reacción futbolística del segundo tiempo fue encabezada por Matías Vecino, que manejó el mediocampo ante los de Neymar.

Con México se lo vio impotente

Su rendimiento más flojo con la Celeste se dio en la pasada Copa América Centenario. Matías Vecino vio tarjeta roja en el primer tiempo, impotente ante el mejor juego de los mexicanos. Pegó mucho y fue expulsado.

Italia. se luce en la Fiorentina

Matías Vecino es uno de los volantes que más ha evolucionado tras su paso al fútbol europeo. Sus inicios fueron en Central Español, club donde debutó en el profesionalismo en 2010, luego pasó a Nacional durante la temporada 2011-12 y del tricolor, se vinculó a la Fiorentina de Italia. Le costó adaptarse, y fue cedido al Cagiari y luego al Empoli, donde ya se le vio otro perfil como mediocampista. En la pasada temporada, en 2015, regresó a la Fiorentina donde hoy es figura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)